11:09 GMT +319 Diciembre 2018
En directo
    Luisa Cuesta

    Fallece en Uruguay Luisa Cuesta, destacada luchadora contra la desaparición forzada

    CC BY-SA 4.0 / Luisa Cuesta
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La activista uruguaya por los derechos humanos Luisa Cuesta falleció a los 98 años sin haber podido encontrar a su hijo, Nebio Melo Cuesta, desaparecido en 1976 en Argentina, confirmaron a Sputnik integrantes de la organización Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos.

    "Fue una mujer de una gran fuerza, que impulsó a la organización, y es un ejemplo de la situación espantosa que vive Uruguay, porque se fue sin saber dónde estaba su hijo", dijo a Sputnik la integrante de Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos, Elena Zaffaroni.

    Agregó que Cuesta es una "persona insustituible", una "mujer impresionante" y un "espíritu joven que llenó al mundo de fuerza".

    "Se nos fue la vieja con 98 años, aguantó estos últimos años a pesar de su ACV por saber sobre su hijo; ella ya no podía hablar casi pero igual seguía buscando e injustamente muere sin saber", dijo Zaffaroni, cuyo esposo fue detenido en diciembre de 1974 y falleció dos años después a causa de las torturas, según un informe de la Comisión de la Verdad de Uruguay.

    Por su parte, Graciela Montes de Oca, también integrante de Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos, dijo a esta agencia que Cuesta era como una madre para muchos dentro de esa organización.

    "Yo la conozco desde chica, para mí es como si fuera una madre; fue una referente, era una mujer rezongona a la cual respetábamos y escuchábamos, siempre tenía una palabra para decir y para salir para adelante, eso siempre nos mantuvo en esta búsqueda", agregó.

    Radio: Memoria online contra los crímenes de lesa humanidad

    Montes de Oca, cuyo padre fue detenido en diciembre de 1975 y continúa desaparecido, recordó que no es la primera madre que se va sin saber sobre lo que le sucedió a su hijo; "muchas se fueron sin saber qué pasó, quedan muy poquitas viejas".

    "Tenemos una deuda como sociedad, el saber lo que hicieron por lo menos con nuestros familiares y poder encontrar sus restos para sentir que algo hicimos para que esto nunca más vuelva a ocurrir", agregó.

    Cuesta se encontraba en grave estado de salud desde hacía cuatro años.

    Nacida en 1920, Cuesta estuvo presa varios meses en 1973, año del golpe de Estado militar.

    Su hijo Nebio se exilió en 1974 en Argentina y fue secuestrado allí dos años después por grupos que actuaban en el marco del Plan Cóndor, la coordinación represiva de las dictaduras de América del Sur destinada a perseguir, detener y asesinar a militantes de izquierda y opositores.

    Cuesta pasó algunos años en el exilio y en 1985 se unió a la organización Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos, desde la cual no dejó de buscar a su hijo y de reclamar el esclarecimiento del destino que sufrieron unos 200 desaparecidos uruguayos.

    La Universidad de la República le entregó en 2013 el Doctorado Honoris Causa, y al año siguiente el Correo Uruguayo emitió un sello en su honor. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    dictadura, derechos humanos, desaparición forzada, Uruguay