19:57 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Logo de Odebrecht (archivo)

    La familia del colombiano muerto que era testigo en caso Odebrecht pide evitar politización

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    BOGOTÁ (Sputnik) – Los familiares del colombiano Jorge Enrique Pizano, testigo clave en el caso Odebrecht, quien falleció de un infarto cardiaco la semana pasada en un episodio que se investiga como posible homicidio, pidieron que su muerte no sea usada con fines políticos.

    "Necesitamos completo respeto por nuestra dolorosa situación, por lo que pedimos que ésta no sea utilizada en ámbitos como la política", señaló Inés Elvira Ponce de León, viuda de Pizano, en un comunicado difundido a través de la prensa colombiana.

    El texto fue firmado también por Juanita y María Carolina Pizano, las hijas del testigo.

    "Reconociendo lo que Jorge Enrique hizo y manifestó en vida, el hecho de que su conocimiento haya sido recibido únicamente por autoridades y personas competentes, y no por parte de figuras públicas de índole meramente político tiene que ser reconocido como la completa verdad, la cual debe ser respetada por el bien de nuestra familia", afirma la familia en la misiva.

    Respecto del asunto judicial, los familiares de Pizano aseguraron que no tienen "absolutamente nada más que aportar" y que esperan "los resultados de la investigación que están realizando las autoridades competentes" sobre los motivos de la muerte, ya que aunque fue un infarto, se presume que el hombre pudo haber sido envenenado con cianuro.

    Más aquí: Fiscalía de Colombia abrirá investigación por extrañas muertes en caso Odebrecht

    La familia también refirió que espera "los resultados de la investigación" sobre la muerte de Alejandro Pizano, el hijo menor de la familia, quien murió dos días después que su padre tras tomar agua saborizada que se comprobó contenía cianuro y que se encontraba en el despacho de su padre.

    Jorge Enrique Pizano, quien ofició como supervisor especial en la obra Ruta del Sol II, que desarrollaba Odebrecht en Colombia junto con la firma Corficolombiana, había advertido desde 2012 de irregularidades en la contratación con la multinacional brasileña, luego de que se desconocían los destinatarios de pagos por 20.000 millones de pesos (6,4 millones de dólares).

    El hombre advirtió en 2015 de tales sobornos a Néstor Humberto Martínez, quien es hoy en día el fiscal General de Colombia y quien entonces fungía como abogado de la firma Corficolombiana.

    Te puede interesar: Abogado: expresidente peruano García no recibió sobornos de Odebrecht

    La trama entre el hoy fiscal General y Jorge Enrique Pizano fue develada en la noche del domingo por el telenoticiero Noticias UNO, que difundió registros de audio en los que se escucha a los dos hablar de tales sobornos, respecto de los cuales Martínez no habría hecho nada al respecto en su papel de abogado de Corficolombiana.

    Ante esa situación, Pizano buscó en agosto pasado a importantes periodistas colombianos para contarles la situación.

    Asimismo, les dijo que buscaban enlodarlo en una investigación que contra él desarrollaba la Fiscalía y que al parecer fue reabierta por órdenes de Martínez, al tiempo que les reveló que también temía por su vida.

    Las muertes de Jorge Enrique y Alejandro Pizano prometen la apertura de un nuevo capítulo en el caso de corrupción de Odebrecht, que habría pagado hasta 84.000 millones de pesos (unos 29 millones de dólares) en coimas en Colombia para beneficiarse con la adjudicación de contratos de obras de infraestructura.

    Radio: ¿A quién benefician los escándalos de corrupción?

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    testigo, muerte, Odebrecht, Colombia