18:31 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    El horno de una planta siderúrgica (imagen referencial)

    Bolivia comienza construcción de primera planta que produciría acero a partir de 2021

    © Sputnik / Pavel Lisitsin
    América Latina
    URL corto
    0 20

    LA PAZ (Sputnik) — El largamente demorado primer proyecto siderúrgico de Bolivia arrancará finalmente en 2018, con la meta de comenzar la producción de acero en el primer semestre de 2021, dijo a Sputnik el presidente de la estatal Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Jesús Lara.

    "Es sólo cuestión de semanas para que se completen los trámites, en este caso financieros, y demos la orden de proceder a la empresa contratista Sinosteel según el contrato vigente", señaló el ejecutivo de ESM cuya se encuentra en la ciudad oriental de Santa Cruz.

    La china Sinosteel parece así encaminada a hacer realidad el sueño siderúrgico boliviano que se remonta desde la década de 1950, cuando se reveló que el cerro Mutún (Santa Cruz), tenía unas 40.000 millones de toneladas de hierro, una de las reservas más grandes del mundo.

    La ESM firmó en 2016 un contrato con Sinosteel para construir al pie del Mutún, en la frontera sudoriental con Brasil, el complejo siderúrgico con un costo de 465 millones de dólares, cubiertos en 85% por un crédito del chino Eximbank y el saldo por el Gobierno boliviano. 

    Tema relacionado: Grupo privado quiere construir la primera planta siderúrgica de Bolivia

    Concebido para satisfacer primero la demanda interna de aceros y lanzarse luego al mercado internacional, el plan prevé que el diseño y la construcción del complejo durarán 30 meses, a partir de la orden de proceder.

    "Para emitir esa orden sólo faltan detalles de confirmación de las boletas de garantía presentadas por Sinosteel, esto está a cargo del Banco Central de Bolivia y concluirá en los próximos días", dijo Lara.

    Precisó que la empresa china presentó dos boletas, una por el 7% del valor total del proyecto y otra equivalente al anticipo de 15% que recibirá para el inicio de los trabajos.

    "Una vez que entreguemos la orden de proceder, Sinosteel tendrá tres meses para entregarnos el diseño final del proyecto e iniciar las obras propiamente dichas, todo dentro del plazo final de 30 meses", señaló.

    El proyecto, según un informe oficial previo, apunta a producir en una primera fase 194.000 toneladas de laminados no planos de acero al año, para subir progresivamente a metas anuales de 450.000 toneladas de la misma producción y 550.000 toneladas de laminados planos, además de hierro esponja que se exportaría como producto semi-industrializado.

    Te puede interesar: Bolivia inaugura zafra estatal de azúcar después de casi tres décadas

    El proyecto con Sinosteel no es el primero que intenta Bolivia para ingresar al mundo de la siderurgia aprovechando su enorme reserva del Mutún.

    Varios acuerdos con inversionistas extranjeros no pasaron de meras intenciones hasta que el Gobierno de Evo Morales firmó en 2007 un ambicioso contrato de 2.000 millones de dólares con el grupo indio Jindal, que había sido negociado desde gobiernos anteriores.

    Cinco años después, Morales rescindió el contrato con Jindal, denunciando un supuesto engaño del grupo extranjero, que había iniciado la explotación de minerales de hierro sin inversiones importantes en la siderurgia.

    Lara destacó que el Estado será 100% propietario en el nuevo proyecto.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    planta siderúrgica, acero, construcción, China, Bolivia