En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Gobierno brasileño informó que buscará ayuda internacional para reconstruir el Museo Nacional de Río de Janeiro, destruido por completo en un incendio el 2 de septiembre, informa la prensa local.

    El ministro de Cultura, Sérgio Sá Leitão anunció que van "a impulsar un movimiento internacional de búsqueda de colecciones para que al menos parte de este material sea recuperado", aseguró en declaraciones al medio local O Globo.

    El Gobierno confía en que, a través de la Unesco, se pueda crear una red de colaboración con instituciones de todo el mundo que pueda aportar piezas a la colección del museo, que tendrá que ser creada prácticamente desde cero.

    El Museo Nacional de Río era el más antiguo de Brasil y albergaba más de 20 millones de objetos: desde minerales a momias egipcias, pasando por objetos indígenas, arte africana y parte del patrimonio de la familia real portuguesa, que ocupó el palacio antes de que se convirtiera en museo.

    Fotos: El Museo Nacional de Brasil arde en llamas

    Aun no hay detalles exactos sobre la magnitud de lo que se ha perdido, pero los responsables del museo y el propio ministro ya han asumido que el daño es irreparable.

    "La colección perdida ya no tiene solución, pero el edificio puede reconstruirse (…) que sirva de lección; hay que cuidar el patrimonio y cambiar la manera de gestionar", apuntó el ministro.

    El responsable de la cartera de Cultura avanzó que el Gobierno ya ha destinado diez millones de reales (2,4 millones de dólares) de emergencia a la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), que administraba el edificio, para que se pueda hacer la reconstrucción más urgente.

    Previamente, el presidente Michel Temer anunció un plan junto a los principales bancos y empresas del país para reconstruir el edificio. 

    Etiquetas:
    reconstrucción, Museo Nacional de Río de Janeiro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik