En directo
    América Latina
    URL corto
    120
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El desarrollo de una industria boliviana de biodiésel, recién planteado por el presidente Evo Morales, tendrá un impacto económico y social mucho más grande que el inminente lanzamiento al mercado de la gasolina con etanol, dijo a Sputnik el experto comercial Gary Rodríguez.

    "Si en el caso de bioetanol (gasolina potenciada con etanol) el proyecto estaba apuntando a sustituir anualmente 200 millones de dólares por importaciones de gasolina, en lo que respecta a biodiesel el potencial es mucho mayor, al menos el triple", afirmó Rodríguez en una entrevista telefónica.

    El experto apuntó que la nueva iniciativa gubernamental se justifica porque Bolivia —que es un gran productor de gas natural— importó en 2017 más de 1.000 millones de litros, con un costo superior a los 600 millones de dólares.

    Morales lanzó la iniciativa del biodiésel el pasado 28 de agosto, al anunciar que prevé promulgar dentro de dos semanas la ley que abrirá el mercado interno a la gasolina mezclada con alcohol que ya han comenzado a producir los ingenios azucareros de Santa Cruz, el departamento agrícola y petrolero más rico del país.

    "Este anuncio del Gobierno es una muy buena noticia, definitivamente nos debe alegrar a todos los bolivianos, particularmente en Santa Cruz donde tenemos las condiciones suficientes para multiplicar la producción de oleaginosas, principalmente soja", dijo Rodríguez.

    A diferencia del etanol extraído de la caña de azúcar que sustituirá principalmente los aditivos fósiles que Bolivia importa para potenciar la gasolina, el biodiésel es producido a partir de aceites vegetales y puede sustituir totalmente al diésel del petróleo.

    "El diésel ecológico ayudaría a generar más inversiones, más plantaciones, más valor agregado a la soya, más ingresos y sobre todo soberanía energética y diversificación de la matriz energética con menos importaciones", destacó.

    Agregó que de inmediato son "incalculables" tanto las inversiones y los empleos que implicará la industria del biodiésel como los beneficios medioambientales de la sustitución de un combustible fósil por otro ecológico y renovable.

    En el caso del proyecto de etanol, los agroempresarios de Santa Cruz comprometieron una inversión de 1.600 millones de dólares para duplicar los cultivos de caña y producir por lo menos 350 millones de litros en un plazo de cinco años.

    Tema relacionado: Evo Morales pronostica que Bolivia dominará el mercado mundial del litio

    Consultado sobre la capacidad técnica para producir soja en las cantidades y la calidad requeridas para el biodiésel, Rodríguez dijo que el proyecto debería ser una justificación más para impulsar la introducción de biotecnología en la agroindustria boliviana.

    "El pleno uso de biotecnología nos va a permitir más productividad y competitividad (…), esperamos que a corto plazo el Gobierno anuncie medidas para la biotecnología que reclaman especialmente los productores pequeños, para igualar por lo menos a nuestros vecinos productores de soja", afirmó.

    La introducción de semillas mejoradas y fertilizantes de alta tecnología es resistida en Bolivia por grupos defensores de la ecología.

    Etiquetas:
    biodiésel, economía, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook