22:06 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    Protestas en Nicaragua

    Activista: nicaragüenses estaban "acostumbrados a ser reprimidos pero no asesinados"

    © REUTERS / Oswaldo Rivas
    América Latina
    URL corto
    1111
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La población de Nicaragua estaba acostumbrada a la represión por parte de las fuerzas de seguridad, pero no a los asesinatos, y por eso se está manifestando en masa contra el Gobierno, dijo a Sputnik la integrante del Movimiento Nacional Frente a la Minería Ilegal (Monafmi), Carolina Hernández.

    "Estábamos acostumbrados a que nos reprimieran, a que no nos dejaran protestar, a que nos golpearan; pero no estábamos acostumbrados a que nos mataran", dijo la activista a esta agencia.

    Hernández se encuentra en Montevideo como parte de la Caravana de Solidaridad que recorre varios países de la región para denunciar la actual situación que vive Nicaragua.

    "El objetivo es que los diferentes países de Sudamérica se pronuncien condenando los actos de violencia, la grave represión, la grave violación de derechos humanos, porque sabemos que la presión internacional es la que nos va a ayudar también a salir un poco de la grave situación que estamos viviendo en el país", expresó la integrante de Monafmi.

    Redes de información

    La caravana ya pasó por Chile y por Argentina, y luego de Uruguay continuará hacia Brasil, para finalizar en Perú a mediados de setiembre.

    "En Chile pudimos obtener el pronunciamiento de la Cámara de Diputados, unánimemente, condenando los actos de violencia, la represión, los asesinatos", contó Hernández, quien añadió que tanto en ese país como en Argentina se reunieron "con muchos organismos de derechos humanos y con muchos jóvenes universitarios, porque la represión inició en la universidad".

    En Uruguay los integrantes de la caravana se reunieron con legisladores, y esperaban reunirse también con funcionarios de la cancillería, dijo Hernández a Sputnik.

    Desde la caravana están proponiendo además crear una "red de información", porque según la integrante de Monafmi, el Gobierno nicaragüense "controla 80% de los medios de comunicación".

    Además de Hernández participan Ariana McGuire, coordinadora universitaria por la Democracia y la Justicia, uno de los cinco movimientos estudiantiles que integran la Coalición Universitaria que representa a los estudiantes en el Diálogo Nacional, y Yader Parajón, estudiante y hermano de Jimmy Parajón, joven asesinado el 11 de mayo en el marco de las protestas contra el Gobierno.

    Más: Nicaragua: ¿se está desactivando el conflicto?

    "La solidaridad ha sido bastante grande, nos han recibido muy bien", dijo la activista.

    Persecución

    Hernández, McGuire y Parajón fueron amenazados a través de las redes sociales al llegar a Chile y ahora evalúan la posibilidad de no regresar a su país, decisión extrema en el caso de la activista, que tiene tres hijos en su país.

    "La decisión no la hemos tomado; es algo para nosotros muy triste, pero la situación es muy grave. Por eso nos dimos a la tarea poniendo nuestras propias vidas; no queremos ser mártires, pero queremos denunciar la situación porque necesitamos salir de esto, pero la decisión no la hemos tomado. No es nuestra idea (quedarse en otro país) y el mío personal es volver a Nicaragua", dijo Hernández a esta agencia sin poder evitar el llanto.

    La activista sostuvo que en caso de no poder regresar a su país deberá buscar la forma de que sus hijos puedan salir de forma segura, "porque ya te vinculan; si van a salir legalmente van a saber que son mis hijos".

    Más: "Si hay un país que conoce la intervención directa e indirecta de EEUU es Nicaragua"

    La integrante de Monafmi puso como ejemplo el caso de tres jóvenes que fueron a Europa a denunciar la situación de su país y que ahora no pueden regresar, dado que podrían aplicarles la nueva ley antiterrorista, aprobada en julio pasado, que establece penas de entre 20 y 40 años de prisión.

    El texto de la normativa fue calificado de "vago" por la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, que alertó sobre la posibilidad de que podría usarse para criminalizar protestas pacíficas y legítimas.

    "Cuando decidimos hacer esta caravana no lo hicimos público en Nicaragua, porque si lo hubiésemos hecho público, en el aeropuerto no nos hubieran dejado pasar", graficó Hernández.

    Nicaragua vive una grave crisis desde el 18 de abril pasado, cuando comenzó una ola de protestas contra el Gobierno que derivó en duros enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

    La no gubernamental Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos asegura que 448 personas fallecieron desde que comenzaron las protestas, mientras que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos calcula que son 322.

    Sin embargo, el presidente Daniel Ortega afirma que el balance es de 195 fallecidos, y que las demás estimaciones son resultado de "manipulaciones".

    Más: "En Nicaragua vamos a tener que enfrentar las consecuencias de la ruptura del tejido social"

    El Gobierno nicaragüense atribuye el derramamiento de sangre en su país a sectores violentos de la oposición que intentan ejecutar un "golpe blando" en su contra, mientras los opositores de Ortega afirman que se debe a la represión de las fuerzas oficialistas.

    Además:

    Nicaragua: la mano oscura en el fracasado golpe
    Gobierno de Nicaragua pide justicia para víctimas de "terrorismo"
    Amnistía afirma "violencia institucional" se agravo en Nicaragua en los últimos dos meses
    Etiquetas:
    represión, Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik