En directo
    Los migrantes venezolanos en Perú

    Manipulación política y precariedad laboral generan odio a venezolanos

    © REUTERS / Douglas Juarez
    América Latina
    URL corto
    0 11

    LIMA (Sputnik) — La xenofobia hacia los inmigrantes venezolanos en Perú tiene su origen en las limitaciones del mercado laboral peruano y la manipulación política que se hace de este hecho, dijo a Sputnik el sociólogo Nelson Manrique.

    “La xenofobia se origina en el temor a la competencia de la mano de obra venezolana en un país donde el empleo es precario y escaso; pero mucho también en la manipulación política que se hace de esto”, dijo Manrique.

    Según cifras de Migraciones Perú, el número actual de venezolanos residentes en Perú es de 400.200, con un ingreso diario promedio que fluctúa entre las 2.000 y 5.000 personas, mayormente por la frontera norte con Ecuador.

    Esta migración es un hecho nunca antes visto en la historia moderna de Perú.

    Al inicio de la diáspora los migrantes eran recibidos con simpatía, pero en los últimos meses la actitud ha virado hacia la hostilidad.

    Manrique estima que esta hostilidad se da “sobre todo en los sectores económicamente más deprimidos”, que han cambiado su actitud por una “cuestión de números”.

    “A inicios de año estábamos hablando de decenas de miles de migrantes, ahora vemos que hay cientos de miles; esto genera un temor real considerando que en Perú apenas la quinta parte de la población económicamente activa está correctamente empleada y el 75% trabaja en empleos informales”, explicó Manrique.

    Más información: Autoridades de Colombia, Perú y Ecuador se reúnen para dialogar sobre migración venezolana

    El miedo al extranjero suele explicarse en términos culturales cuando sucede una migración de un grupo étnico distinto, que carga con sus propias costumbres y usos.

    Según Manrique esto no sucedería con los venezolanos en Perú.

    “En Latinoamérica somos todos más o menos iguales, las diferencias son pocas y étnicamente tanto los peruanos como venezolanos somos mestizos; felizmente eso ayuda a que la xenofobia no se justifique por motivos racistas”, opinó.

    Sin embargo, en Perú empieza a revelarse la utilización del sentimiento antivenezolano con fines políticos.

    “El caso más evidente (de esta utilización) es el del candidato a la alcaldía de Lima, Ricardo Belmont, quien viene difundiendo ideas xenófobas para conseguir votos y es una estrategia fácil: las clases bajas encuentran en él un vocero que expresa sus temores de que le quiten los puestos de trabajo”, dijo Manrique.

    Te puede interesar: Inmigrante venezolano en Chile habla de experiencia gratificante

    Belmont, quien fue alcalde de Lima entre 1990 y 1995, se postula nuevamente al cargo por la agrupación Perú Libertario; en plena campaña para los comicios de octubre, ha declarado abiertamente su aversión a los venezolanos.

    Los venezolanos “han venido a trabajar al Perú, a quitarle trabajo a los peruanos, esa es la verdad”, dijo el candidato.

    Además criticó que “más de un millón de venezolanos vendrán de aquí a fin de año con todos los beneficios que un peruano tiene”, y añadió que este millón “tendrá derecho a voto en las elecciones municipales”.

    Varios políticos y medios denunciaron que estas afirmaciones no tienen sustento.

    El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil informó que solamente un venezolano nacionalizado reúne los requisitos para votar en las elecciones municipales.

    Por otro lado, el Poder Ejecutivo ha afirmado en reiteradas ocasiones que los beneficios que otorga el Estado a los ciudadanos venezolanos son el derecho al trabajo, al sistema de salud pública de forma independiente y a la educación pública, lo que implica un pequeño pago por ambos servicios.

    Asuntos relacionados: Migraciones: una revolución mundial en marcha

    Belmont no sería el único político que estaría apelando a la xenofobia para conseguir réditos, según Manrique.

    En un mensaje dirigido al presidente Martín Vizcarra el jueves 24, la jefa del partido opositor Fuerza Popular (derecha), Keiko Fujimori, aseguró que el mandatario está siendo mal aconsejado por “asesores extranjeros inmediatistas”.

    Fujimori pareció hacer referencia al asesor presidencial Maximiliano Aguiar, un sociólogo argentino.

    “Hay una enorme hipocresía de parte de los Fujimori (en relación a la xenofobia) porque cuando su padre (el expresidente Alberto Fujimori, 1990-2000) huyó del país (al final de su mandato) se amparó en su nacionalidad japonesa y hasta se postuló al parlamento de Japón”, criticó Manrique.

    Pero “cuando se trata del asesor de Vizcarra sí importa si es extranjero, pero cuando se trata de un expresidente, no. Eso es puro oportunismo”, dijo

    Alberto Fujimori, padre de Keiko y fundador del fujimorismo, renunció a la presidencia en 2000 y apeló a su nacionalidad japonesa, que había negado mientras estuvo en el poder, y se postuló en 2007 al Senado japonés, aunque sin éxito.

    Además:

    Dirigente opositora: atender crisis en Venezuela es única forma de frenar la diáspora
    Autoridad migratoria: unos 3.000 venezolanos ingresan a diario en Perú
    Venezolanos luchan contra el frío y el hambre en su peregrinaje a Ecuador y Perú
    Etiquetas:
    xenofobia, migrantes, Venezuela, Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik