Widgets Magazine
07:32 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Migrantes venezolanos

    ACNUR valora que Brasil no se plantee cerrar la frontera con Venezuela

    © REUTERS / Andres Rojas
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) saluda que el Gobierno brasileño no se plantee cerrar la frontera con Venezuela ante el flujo de inmigrantes, tal como reclama la gobernación del estado fronterizo de Roraima (norte).

    "Desde el ACNUR siempre hemos hecho llamamientos en todos los lugares del mundo para que los países mantengan las fronteras abiertas", dijo a Sputnik el portavoz de ACNUR en Brasil, Luiz Fernando Godinho, quien juzgó como "muy positivo" que las autoridades de Brasil reafirmen su intención de mantener la frontera abierta.

    El responsable de la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados subrayó que esta es la política que promueve globalmente y declinó valorar las peticiones de las autoridades de Roraima por tratarse de una cuestión interna.

    La gobernación de Roraima pidió el 20 de agosto al Supremo Tribunal Federal que ordene el cierre de la frontera temporalmente, a lo que se negó el Gobierno central, a través de la Abogacía General de la Unión, debido a los compromisos internacionales de los que Brasil es signatario y a la crisis humanitaria que se vive en Venezuela.

    Roraima es la principal vía de entrada de los venezolanos a Brasil.

    Tema relacionado: Temer: el cierre de las fronteras con Venezuela es "innegociable"

    Este territorio de la región amazónica, uno de los más pobres del país, se encuentra desbordado por la presión migratoria y fue este mes escenario de episodios de xenofobia contra los venezolanos.

    Los datos más actualizados del Gobierno brasileño, cerrados el pasado 12 de julio, apuntan que entre 2017 y 2018 entraron por la frontera norte de Brasil 127.778 venezolanos, aunque la mayoría (68.968) ya dejaron el país en busca de otros destinos.

    Del total de los que llegaron a Brasil en los primeros seis meses de este año, más de 16.000 pidieron acogerse al estatus de refugiado nada más entrar al país en Roraima, un 20% más que todos los que solicitaron refugio en 2017, cuando se recibieron poco más de 13.500 solicitudes.

    Las autoridades brasileñas no disponen de datos oficiales de entrada más recientes, aunque según algunos políticos locales citados por la prensa local cada día atraviesan la frontera una media de 500 inmigrantes.

    Además: Representantes de 11 ministerios de Brasil se reúnen en la frontera con Venezuela

    El 18 de agosto un grupo de brasileños quemaron las tiendas de campaña y las pertenencias de cientos de venezolanos que acampaban en la ciudad fronteriza de Paracaima, y alrededor de 1.200 inmigrantes volvieron a su país, asustados tras el ataque xenófobo.

    Sin embargo, el flujo no cesó después del incidente: al día siguiente, 850 venezolanos entraron a Brasil, y otros 86 regresaron a Venezuela, según informaciones del ejército.

    Cuando ingresan, muchos venezolanos optan por tramitar el permiso de residencia que tiene una validez de dos años y que es más fácil de obtener que el refugio, cuyo trámite puede demorar incluso años y terminar en una respuesta negativa.

    Para tramitar la residencia en Brasil, los inmigrantes venezolanos (igual que los del resto de países fronterizos que pertenecen al Mercosur) deben presentar un documento de identidad o un pasaporte, un certificado negativo de antecedentes penales y una partida de nacimiento.

    Te puede interesar: La OEA pide reunión urgente del Consejo Permanente por migrantes venezolanos

    Fuentes del Ministerio de Justicia de Brasil informaron a Sputnik que hay intención de publicar en breve una orden que "flexibilice" la exigencia de presentar la partida de nacimiento.

    La mayoría de venezolanos que atraviesan la frontera brasileña a pie por vía terrestre tienen bajo nivel económico y, tras llegar a Roraima, se desplazan en autobús a Manaus (capital del estado de Amazonas) o a otras capitales desde las que moverse mejor por Brasil.

    Muchos, principalmente los indígenas, no quieren alejarse demasiado de la frontera, porque alientan la esperanza de volver a Venezuela a mediano plazo, en cuanto la situación mejore.

    Otros, sobre todo los inmigrantes de clase media y clase alta, llegan a Brasil por avión y directamente a las grandes capitales del sureste (São Paulo y Río de Janeiro, sobre todo), aunque fuentes de la organización humanitaria católica Cáritas, que lidera la acogida de refugiados en Río de Janeiro, aseguran que este tipo de perfil era más común en 2015 y 2016.

    Entre las iniciativas impulsadas por el Gobierno brasileño se destaca el programa de "interiorización": aviones de las Fuerzas Armadas distribuyen por varias ciudades del país a los venezolanos que están en Roraima para intentar descongestionar ese estado.

    También: "10 países acogen al 60% de los refugiados del mundo, la mayoría son pobres"

    Entre abril, cuando empezó el programa, y julio de este año un total de 690 venezolanos fueron llevados a otras ciudades, la mayoría a Sao Paulo (267) y a Manaus (165).

    La interiorización depende del interés de las ciudades de destino y de la existencia de plazas disponibles en albergues públicos.

    El Gobierno brasileño no ofrece trabajo a los inmigrantes desplazados, pero sí asesoramiento para atención sanitaria, matriculación de menores en escuelas, cursos de portugués y cursos de reciclaje profesional.

    La Organización Internacional de las Migraciones sostuvo en un informe de abril de este año que en 2017 emigraron más de 1,6 millones de venezolanos, 885.000 de ellos a países de América del Sur, 308.000 a América del Norte, 78.600 a México y América Central y 41.700 al Caribe.

    En Colombia, el flujo de venezolanos aumentó 112% entre 2016 y 2017, en Argentina, 51% y en Ecuador 146%.

    Además:

    Estado brasileño formaliza pedido al Supremo para detener llegada de venezolanos
    Estado brasileño pide al Supremo que se impida entrada de venezolanos con antecedentes
    Etiquetas:
    migrantes, ACNUR, Venezuela, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik