Widgets Magazine
En directo
    Adolf Eichmann durante el juicio en el que se lo condenó por crímenes contra la humanidad, en Jerusalén en 1961.

    El peor de los genocidas nazis en Argentina: esta es la historia de Eichmann en Buenos Aires

    CC BY 2.0 / The Huntington / Adolf Eichmann on trial #1
    América Latina
    URL corto
    383

    En 1960 los israelíes capturaron a un hombre clave del régimen nazi: el encargado de llevar a cabo "la solución del problema judío". El 29 de agosto se estrena Operation finale, un film que cuenta cómo Adolf Eichmann fue identificado y trasladado de forma clandestina desde Argentina a Jerusalén para ser juzgado. Sputnik te cuenta su historia.

    El servicio de inteligencia israelí, Mossad, llamó "Operación Garibaldi" a la acción de inteligencia llevada a cabo en San Fernando, provincia de Buenos Aires, Argentina, en mayo de 1960. La operación consistió en la localización, identificación, secuestro y posterior traslado clandestino del fugitivo jerarca nazi a Israel.

    Ese es el argumento de la película que protagoniza Ben Kingsley como Eichmann, quien en 1993 interpretó a una de sus víctimas en La lista de Schindler.

    La vida de Eichmann también fue llevada a la pantalla grande en la película homónima de 2007, y en un documental que se estrenó en junio de 2018 y actualmente está en cartel en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires Malba (Malba).

    Según la descripción del documental publicada en la página del Malba, se trata de El vecino alemán, que narra la "rara y poco común vida" del genocida en el país sudamericano y su "singular defensa" durante el juicio en Jerusalén a través de los ojos de Renate Libeskind, una joven traductora alemana que vive en la Argentina y que, 50 años después de la condena a Eichmann, fue contratada para traducir el juicio al castellano.

    Quién era Eichmann y qué hacía en Argentina

    En la puerta número 6067 de la calle Garibaldi de San Fernando residía el teniente coronel de las Schutzstaffel (SS) y su familia.

    Sin embargo, allí nadie lo conocía por el apellido Eichmann: estaba a más de 12.750 kilómetros de distancia de los lugares donde organizó el exterminio de 20 millones de personas (principalmente judíos).

    Eichmann nació en Solingen, Alemania, el 19 de marzo de 1906. Casado con Veronika Liebl, tuvo cinco hijos: Klaus, Horst, Dieter, Ricardo y Nicolás. La familia llegó en 1950 a Argentina, él con un pasaporte falso, en el que figuraba como Ricardo Klement. Trabajó como mecánico en la fábrica de calefones Orbis y en la planta de camiones de Mercedes Benz, y vivió modestamente como un vecino más del barrio hasta el 11 de mayo de 1960.

    Además: La Knéset aprueba la primera lectura de una ley de pena de muerte para los "terroristas"

    Ese día, a las 20.05, agentes israelitas lo capturaron momentos después de que bajara del ómnibus que todos los días lo transportaba desde el trabajo hasta su casa.

    Pasaron 12 días sin que su familia ni nadie supiera nada sobre él, hasta que el primer ministro de Israel de aquel entonces, David Ben Gurión, comunicó al parlamento de su país, Knéset, que el servicio de inteligencia había capturado al criminal nazi en una misión ultrasecreta: la Operación Garibaldi.

    Sus captores lo introdujeron a un automóvil y lo llevaron hasta un apartamento en la ciudad de Buenos Aires, a unos 40 minutos de allí. Eichmann pasó cautivo nueve días, hasta que en las vísperas de las celebraciones por el 150 aniversario de la Revolución de Mayo, decidieron concluir su plan en la Argentina y volar a su tierra.

    Los israelíes drogaron a Eichmann, le pusieron el uniforme de militar israelí, fueron con él hasta el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y lo subieron a un avión de la línea aérea El-Al, de bandera israelí, como un militar más. "Está borracho", explicaron los oficiales que lo trasladaban.

    Más información: Hallan la colección de artefactos nazis más grande de Argentina

    Adolf Eichmann, teniente coronel de las Schutzstaffel (SS)
    CC BY 3.0 / Sargoth / WP Adolf Eichmann 1942
    Adolf Eichmann, teniente coronel de las Schutzstaffel (SS)

    El primero en saber que Eichmann estaba en San Fernando fue Lothar Hermann, un judío sobreviviente del campo de concentración de Dachau que había quedado ciego por las torturas sufridas, y que había llegado en 1938 a Argentina.

    Sylvia, la hija de Hermann, se hizo amiga de un grupo de jóvenes alemanes, entre los que estaba Klaus, el hijo mayor de Eichmann. A través de su hija, Hermann descubrió que Ricardo Klement era en realidad Adolf Eichmann, cuyos hijos estaban inscriptos en el Colegio Alemán con su apellido real.

    Hermann contactó a su antiguo camarada Fritz Bauer, el hombre que en ese momento estaba manejando los juicios de Auschwitz, publicó el portal web judío chileno Ananju.

    El fiscal se mostró sorprendido por el relato de su antiguo compañero en Dachau, pero sabía que no podía confiar en la justicia alemana, ya que alguien podría delatar la cercanía de su informante con Eichmann, poniendo en peligro su vida y la de la su familia. Bauer informó el dato a los servicios de inteligencia de Israel.

    Adolf Eichmann durante el juicio en el que se lo condenó por crímenes contra la humanidad, en Jerusalén en 1961.
    CC0 / Israel National Photo Collection / Adolf Eichman at trial in Jerusalem 1961
    Adolf Eichmann durante el juicio en el que se lo condenó por crímenes contra la humanidad, en Jerusalén en 1961.

    También: Archivos secretos revelan cómo la Alemania nazi creó sus células en América Latina

    Fue el agente Zvi Aharoni quien logró dar con el genocida en ese remoto vecindario. El plan había sido diseñado por el primer director del servicio secreto israelí, Iser Har'el, hacía más de tres años.

    Además:

    EEUU deporta a Alemania a exguardia de campo de concentración nazi de 95 años
    Se cumplen 74 años de la liberación de Minsk de la ocupación nazi
    Etiquetas:
    genocidio, nazismo, Adolf Eichmann, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik