En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LIMA (Sputnik) — Institución católica peruana Sodalicio de Vida Cristina, intervenida por el Vaticano ante denuncias de abusos sexuales, se envalentonó por falta de fuertes sanciones y por eso realiza amenazas judiciales, dijo a Sputnik el periodista Pedro Salinas quien fue denunciado por esa organización.

    "Ante la falta de sanciones enérgicas de parte de la Iglesia Católica contra el Sodalicio vemos que este se ha envalentonado, volviendo a actuar como siempre, matonescamente, tratando de intimidar con amenazas judiciales", afirmó Salinas.

    El periodista e investigador hizo estas afirmaciones luego de que el 16 de agosto el arzobispo de los departamentos peruanos de Piura y Tumbes (norte), José Antonio Eguren, miembro del Sodalicio, denunciara judicialmente por difamación agravada a Salinas, además de exigirle una reparación civil de 200.000 soles (61.350 dólares) por una columna que escribió en el portal La Mula.

    En la columna, publicada en enero de este año, el periodista afirma que la primera denuncia contra el Sodalicio se realizó en el año 2000 contra Eguren, a quien señala como miembro de la "generación fundacional" de la institución.

    Además: Papa Francisco: sacerdote peruano acusado de abuso no fue expulsado

    En 2015 Salinas publicó el libro Mitad Monjes Mitad Soldados, una investigación exhaustiva sobre el Sodalicio de Vida Cristiana, institución fundada en Lima, en el año 1971, por el laico católico Luis Fernando Figari.

    El libro de Salinas descubre, a través de testimonios y documentos, numerosos casos de abuso sexual, físico y psicológico por parte de miembros de alta jerarquía contra menores de edad y jóvenes adherentes dentro de una institución "vertical, abusiva y autoritaria".

    La investigación de Salinas causó, en su momento, una crisis dentro de la Iglesia Católica de Perú que terminó con la sanción a Figari por parte del Vaticano.

    Figari, acusado de abusos sexuales y de crear una red de asociación criminal al interior de la institución, se encuentra actualmente en el Vaticano, condenado por la iglesia a vivir una vida de reflexión y penitencia.

    "Lo que hizo la Iglesia Católica fue una burla, calificó los delitos cometidos por Figari como actos pecaminosos o errores, y lo han condenado a vivir una vida de recogimiento que, para los estándares de Figari, debe ser como la vida de un jeque árabe", opinó Salinas.

    Eguren busca que Salinas sea sancionado judicialmente por haber sostenido que fue miembro de la "generación fundacional" y un personaje que conocía bien el tipo de organización que estaba creando Figari.

    "El propio Eguren reconoce en su biografía, en la web del arzobispado de Piura, que él ha formado parte de la generación fundacional y que fue uno de los que colaboró en el desarrollo del Sodalicio, deslindar responsabilidades a estas alturas es ridículo", añadió Salinas.

    El periodista afirma que Eguren desea llevar su caso "a como dé lugar a (la jurisdicción de) Piura", pues asegura que el arzobispo tiene allí "magníficas relaciones con autoridades políticas y judiciales".

    Además: Escándalo en Perú por declaraciones sexistas de cardenal católico

    A decir de Salinas, el asunto de la pederastia dentro de la Iglesia Católica "ya ha hecho metástasis".

    Sputnik intentó comunicarse con Eguren pero no fue posible.

    Etiquetas:
    juicio, Iglesia católica, Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook