16:01 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Una granja en Bolivia

    Agricultores bolivianos reclaman biotecnología para atacar cambio climático

    CC BY 2.0 / Alan / Burros on a Bolivian Farm
    América Latina
    URL corto
    2 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La prohibición de semillas mejoradas agrava los problemas climáticos que enfrentan los productores agrícolas de Bolivia, que en el primer semestre de este año han perdido un tercio de su producción programada, dijo a Sputnik el experto en comercio exterior Gary Rodríguez.

    "Los pequeños y medianos productores están pidiendo a voces al Gobierno boliviano que autorice el pleno uso de la biotecnología para tener semillas resistentes", afirmó Rodríguez, gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), organismo privado de investigación comercial.

    La producción agrícola del departamento oriental de Santa Cruz, en particular oleaginosa y caña de azúcar, constituye la punta de lanza de la incipiente transformación de la oferta exportadora de Bolivia, dominada tradicionalmente por minerales e hidrocarburos.

    Comentando sobre la situación actual de la agricultura intensiva de esa región, el experto la describió como "mejor", en términos generales, que en 2017 pero "nuevamente afectada por la sequía".

    No te lo pierdas: Director general de PhosAgro: "Veo un gran potencial en Argentina"

    Rodríguez sugirió que las pérdidas de la recién terminada "campaña de invierno" en Santa Cruz pueden ser atribuidas en parte al uso generalizado de semillas no resistentes.

    Ante esa situación, señalo que los productores reclaman al Gobierno "semillas resistentes al ataque de plagas, insectos, malezas, estrés hídrico".

    Las semillas genéticamente modificadas están oficialmente prohibidas en Bolivia, donde un organismo estatal produce y distribuye la mayor parte de ese insumo a pequeños y medianos productores, pero no hay cifras confiables sobre el uso no autorizado de estas.

    En los dos últimos meses, las principales regiones productoras de Santa Cruz han sido golpeadas por una grave sequía, luego de sufrir una combinación de sequías e inundaciones en 2017, según los registros del IBCE.

    Rodríguez señaló que la cosecha de soja en el primer semestre llegó a 2,0 millones de toneladas, frente a una meta programada de 2,3 millones.

    La producción de trigo, girasol, maíz, sorgo y chía en el período sumó 1.071.000 toneladas, con una caída del 33% respecto a las 1.700.000 toneladas proyectadas, según cifras de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (ANAPO) compiladas por el IBCE.

    Además: El G20 acuerda intensificar la lucha contra el hambre en el mundo

    Las pérdidas mayores se registraron en la producción de trigo, que alcanzó a poco menos de la mitad de las 214.000 toneladas proyectadas, complicando los planes oficiales de lograr a corto plazo el autoabastecimiento de este cereal.

    Rodríguez apuntó que los productores de ANAPO, la mayoría pequeños y medianos agricultores, han sufrido en la "campaña de invierno" pérdidas por un total de 110 millones de dólares.

    En cambio, los productores de arroz registraron cifras positivas con un total de 315.000 toneladas en el primer semestre, sin cambios respecto al 2017 y compensando con mayor productividad la reducción en 10% de los cultivos provocada por la sequía.

    "Para nadie es desconocido que el cambio climático es una realidad que está impactando a nivel mundial, esto se expresa en el hecho de que se dan sequías prolongadas o inundaciones en Santa Cruz, el principal productor de alimentos en el país", resumió el gerente del instituto.

    Agregó, como paradoja provocada por la carencia de tecnología para enfrentar problemas climáticos, que los cultivos de algodón han caído de 60.000 hectáreas a sólo 2.000 hectáreas, "haciendo a Bolivia dependiente de la importación de algodón transgénico de otros países".

    El balance agrícola de Santa Cruz no incluía al sector de la caña de azúcar, cuya zafra anual apenas ha comenzado.

    Además:

    Bolivia celebra año nuevo indígena con ofrendas al sol y a la madre tierra
    Gobierno boliviano y empresarios privados están decididos a producir etanol en 2018
    Compañía rusa PhosAgro abrirá una empresa comercializadora de fertilizantes en Argentina
    Etiquetas:
    cambio climático, biotecnología, agricultores, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik