Widgets Magazine
En directo
    El presidente argentino Mauricio Macri, de pie a la derecha, camina con el ministro de Defensa Oscar Raúl Aguad en una sede militar en las afueras de Buenos Aires, Argentina.

    Esto es lo que tienes que saber sobre la reforma de Macri a las FFAA

    © AP Photo / Presidencia Argentina
    América Latina
    URL corto
    826

    El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció un "plan de modernización" de las Fuerzas Armadas (FFAA) que les daría potestad para realizar tareas que puedan colaborar con la seguridad interior del país. Manuel Trufó, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), explicó a Sputnik los alcances de la medida.

    El anuncio fue realizado este 23 de julio en una conferencia de prensa en el excentro clandestino de detención y tortura Campo de Mayo. Aunque aún no han sido publicados en el Boletín Oficial, los cambios modificarán el Decreto 727/2006, reglamentario de la Ley de Defensa Nacional.

    "Sería un retroceso muy importante" que rompería con el consenso de no intervención instalado desde 1983, dijo a Sputnik Trufó, coordinador del equipo de Seguridad democrática y Violencia institucional del CELS. "Está en juego una cuestión mucho más ideológica de cuál es el rol que el Gobierno le quiere dar a las Fuerzas Armadas", agregó.

    Trufó hizo hincapié en que "uno de los mayores logros de la democracia argentina es la separación entre defensa y seguridad", y tras las medidas anunciadas "lo que más preocupa" al CELS es que "se volvió a insistir en que las FFAA colaboren en temas de seguridad interior, cosa que está prohibida".

    "Es una decisión muy grave porque consideramos que […] esta prohibición es una de las razones por las cuales los militares han podido ser subordinados a la autoridad política", precisó.

    Te puede interesar: Entrenamiento extremo: Policía argentina en la mira ante un nuevo caso de abuso

    Según Infobae, que tuvo acceso al decreto, Macri firmó tres artículos que disponen la reestructuración de las FFAA en tres grandes ejes: "Apreciación del Escenario Global y Regional", "Posicionamiento Estratégico de la Argentina en materia de Defensa" y "Prioridades y lineamientos para la reforma del Sistema de Defensa Nacional (SND)".

    Qué dice el decreto vigente

    En las Consideraciones del decreto 727 vigente, impulsado por la ministra de Seguridad Nilda Garré durante el Gobierno de Néstor Kirchner en 2006, se explica que el sistema de defensa debe orientarse "hacia la conjuración de situaciones de agresión externa perpetradas por Fuerzas Armadas de otro Estado".

    El artículo 1° determina qué se debe entender por "agresión de origen externo", limitando el accionar de los militares únicamente cuando otro Estado "utiliza sus Fuerzas Armadas para atacar la soberanía, integridad territorial, independencia política del país o cualquier otra forma que sea incompatible con la Carta de Naciones Unidas".

    En las Consideraciones se aclara que deben "rechazarse enfáticamente todas aquellas concepciones que procuran extender y/o ampliar la utilización del instrumento militar hacia funciones totalmente ajenas a la defensa, usualmente conocidas bajo la denominación ‘nuevas amenazas'".

    En su artículo 3°, el decreto vigente dispone que el SDN no podrá contemplar "hipótesis, supuestos y/o situaciones pertenecientes al ámbito de la seguridad interior".

    El punto clave del nuevo decreto

    Aunque ni el presidente ni el ministro de Defensa Oscar Aguad dieron detalles, Trufó señaló que las novedades refieren a una "reestructuración" de las FFAA, a través del trabajo en conjunto de las tres fuerzas (Ejército, Armada, Aérea), y su "colaboración" en la manutención de la seguridad interior.

    Según el texto que Infobae transcribe, se habla de un "modelo único de accionar militar integrado", incluso en aquellos casos en los que la operación deba ser ejecutada por "una fuerza específica".

    El decreto establece como "riesgos a tener en cuenta", la "competencia por recursos estratégicos, los ataques externos a objetivos estratégicos y la utilización del ciberespacio con fines militares", publicó el portal web argentino.

    Así, los militares deberán hacer frente al "impacto de la criminalidad transnacional", es decir,  "desarticulación de redes delictivas vinculadas al narcotráfico, la piratería, la trata de personas y el contrabando".

    De esta manera, se deroga la esencia del decreto 727/2006, reglamentario de la Ley de Defensa Nacional, y se amplía el campo de acción de los militares, ya que las "amenazas" pueden venir tanto de narcotraficantes como del terrorismo mundial, no necesariamente de Estados extranjeros.

    Reforzar la seguridad en las fronteras

    En una entrevista en el canal de noticias TN, Aguad aclaró que las FFAA "deben actuar para defender el país, no para luchar contra el delito", y señaló que se emplearán en el combate al terrorismo y narcotráfico a través de la creación de una fuerza de despliegue rápido de 10.000 efectivos que se trasladarán a las fronteras para dar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad.

    Según publicó La Nación, el primer refuerzo de 500 efectivos del Ejército llegará el 1° de agosto "a poblaciones vulnerables, principalmente de Salta, Formosa y Misiones, que se sumarán al programa Escudo Norte, cuya ejecución está en manos de las fuerzas de seguridad".

    Más información: La impunidad de los criminales de la dictadura en Argentina vuelve a indignar al pueblo

    En ese sentido, Trufó indicó que no queda "muy claro cómo lo van a hacer, porque en parte ya lo venían haciendo con algunas cuestiones de apoyo logístico", explicó.

    De acuerdo con Infobae, la nueva legislación también estipula que las FFAA sean "empleadas en forma disuasiva o efectiva ante agresiones de origen externo contra la soberanía, la integridad territorial". Así las FFAA se "constituirán" en "un instrumento de disuasión real, de acuerdo con la percepción de amenaza a los intereses de la nación y sus correspondientes riesgos presentes y futuro".

    Qué significa la defensa de "objetivos estratégicos"

    En el texto se plantea que "tanto las Fuerzas Armadas como las Fuerzas de Seguridad deben participar de la custodia y protección de objetivos estratégicos, por lo que resulta necesario que el Poder Ejecutivo proceda a la identificación de dichos objetivos  y la asignación de responsabilidades de custodia".

    "No queda claro a qué se refieren —dijo Trufó-. En ese punto hay una preocupación adicional, porque algunos lugares que podrían considerarse objetivos estratégicos son lugares de gran conflictividad social, como la zona de Vaca Muerta en Neuquén".

    Vaca Muerta es una zona petrolera que "está en disputa porque hay varios grupos de pueblos originarios que piden acceso a sus tierras en esa misma zona", recordó Trufó.

    "Si se adjudicará la custodia de esa zona a los militares, tendríamos a las FFAA cara a cara con distintas formas de protesta social y eso sí sería muy grave, porque de ninguna manera están entrenadas para hacer frente a una manifestación pública, y en los países donde esto ha ocurrido, como Perú, los resultados han sido catastróficos en términos de la cantidad de manifestantes muertos", señaló.

    Ciberseguridad

    Otro aspecto que se incluye es que las FFAA  deben defender al país "ante eventuales ataques al ciberespacio", como dijo Macri. Según Infobae, la nueva disposición destaca que "las amenazas cibernéticas sofisticadas provienen de organizaciones militares y agencias de inteligencia de otros Estados", por lo que se establece "la necesidad de adoptar medidas y acciones tendientes a resguardar la seguridad cibernética de las infraestructuras críticas del SDN", independientemente del origen de la agresión.

    Al respecto, Trufó señaló que "hay que dar una discusión más fina".

    "Seguramente hay algunas formas de ciberterrorismo que competen a la defensa, sobre todo si es uno destinado a atacar a las fuerzas militares o a las bases militares —explicó—, pero sin duda hay otras formas delictivas en las redes sociales que son delitos y que no tienen que ver con el terrorismo y afectan a la soberanía nacional, ahí hay que dar una discusión de una manera mucho más fina".

    Además: Este es Alfredo Astiz, el ángel de la muerte condenado a cadena perpetua

    Los peligros

    Trufó manifestó la preocupación del CELS por las "definiciones tan vagas y ambiguas" que podrían abrir "la puerta para intervenciones mucho más intensas de las FFAA". Concluyó que "no hay ninguna razón real de peso, no hay problema que tenga un nivel de gravedad tal que exija rever" las funciones que tienen los militares.

    "Hay un déficit total de diagnóstico en donde se presentan situaciones como muy graves y amenazantes para poder avanzar con estas reformas normativas, pero en realidad, si bien las cuestiones de narcotráfico pueden ser graves en algunos lugares, no existe una situación de gravedad que exigiera la participación de las FFAA", sostuvo.

    "Acá está en juego una cuestión mucho más ideológica de cuál es el rol que el Gobierno le quiere dar a las FFAA y cuál es el alineamiento de la Administración en la geopolítica internacional, con EEUU y con las recetas que promueve de cómo deben ser las políticas de seguridad y defensa", concluyó.

    Además:

    Ajuste y FMI en Argentina: "Acá va a haber lucha y resistencia"
    Swingers, gitanas, dinero y un asesinato: esta es la loca historia que tiene en vilo a Uruguay y Argentina
    Etiquetas:
    seguridad interna, fuerzas armadas, defensa, Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik