Widgets Magazine
En directo
    Rafael Correa, expresidente de Ecuador

    Expresidente de Ecuador Correa afirma que la orden de prisión en su contra es un complot

    © Sputnik / Mikhail Fomichev
    América Latina
    URL corto
    0 20

    QUITO (Sputnik) — El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) insistió en que la orden de prisión en su contra, por la vinculación al supuesto intento de homicidio del político Fernando Balda, es parte de un complot y una persecución.

    "Se ha consumado una de las más brutales aberraciones jurídicas contra un expresidente, dictar mi prisión preventiva por un caso que es un total absurdo es un gran complot y un gran montaje", expresó Correa en un vídeo difundido este 4 de julio a través de sus redes sociales.

    Allí explica que su vinculación al caso se dio "sin ningún argumento" y que la primera orden de la jueza Daniella Camacho, que le exigía presentarse ante la justicia nacional cada 15 días, era "un imposible" que trató de cumplir presentándose ante la sede diplomática de Ecuador en Bélgica, donde reside desde hace un año, "pero el objetivo de encarcelarlo estaba definido".

    Esto con referencia a la orden de prisión preventiva emitida el 3 de julio último en sustitución de la presentación periódica, luego de que el exmandatario no asistiera a la Corte Nacional de Justicia el pasado 2 de julio.

    La jueza accedió además al pedido de la Fiscalía para que se notifique a la Interpol mediante difusión de alerta roja para su captura y extradición.

    El fiscal general, Paúl Pérez, solicitó cambiar las medidas cautelares para que la investigación del intento de secuestro pueda continuar con la presencia de Correa una vez que lo detengan, algo que el exjefe de Estado descartó, pues está seguro de que "no van a lograr la extradición" ni tampoco apresarlo, pues "una monstruosidad así jamás va a pasar en un país como Bélgica".

    Además: Expresidente ecuatoriano Correa enfrenta proceso penal por presunto intento de secuestro

    Reiteró que lo que él y sus seguidores han vivido desde que Lenín Moreno asumió el poder, en mayo de 2017, "es la persecución más grande en la historia del país" y advirtió que "jamás podrán demostrar" su participación en actos de corrupción.

    De paso, mencionó que "jamás" ha buscado "pasar a la historia pero la historia nos dará el puesto que nos corresponde" y pidió a sus simpatizantes no preocuparse por él, sino "por el país" al que "están destrozando".

    El intento de rapto de Balda ocurrió el 13 de agosto de 2012 en Bogotá, cuando cinco personas lo interceptaron y lo embarcaron a la fuerza en un automóvil, que horas más tarde fue detenido por la Policía Antisecuestros de Colombia.

    Más: Presidente venezolano critica prisión preventiva de exmandatario ecuatoriano Correa

    El exlegislador opositor se refugiaba en ese momento en territorio colombiano después de que la justicia de Ecuador emitiera contra él una orden de prisión por atentar contra la seguridad interna del Estado luego de que denunciara que en el Gobierno de Correa se ejecutaban acciones de espionaje en contra de opositores y periodistas.

    La justicia nacional vinculó al exjefe de Estado al secuestro de Balda luego de que exfuncionarios señalaran en sus versiones que la orden de raptar al político vino desde Carondelet (palacio de Gobierno) y del propio Correa.

    Además:

    Legisladores ecuatorianos afines a Correa rechazan medidas judiciales en su contra
    Rafael Correa se presenta en el consulado de Ecuador en Bélgica para cumplir medida cautelar
    Exagente de inteligencia ecuatoriano: Correa conocía secuestro de opositor Balda
    Etiquetas:
    encarcelamiento, complot, Rafael Correa, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik