02:05 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    Rafael Correa, expresidente de Ecuador (archivo)

    Legisladores ecuatorianos afines a Correa rechazan medidas judiciales en su contra

    © REUTERS / Henry Romero
    América Latina
    URL corto
    100
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — Legisladores simpatizantes del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, quien reside en Bélgica, calificaron de excesivas las medidas exigidas por un tribunal de este país, que le imponen presentarse cada 15 días ante la Corte Nacional de Justicia por su supuesta responsabilidad en el secuestro del opositor Fernando Balda en 2012.

    "Hay una extralimitación de las medidas cautelares que se otorgaron al expresidente Rafael Correa", dijo el asambleísta Juan Lloret en una rueda de prensa del bloque de legisladores leales al exmandatario.

    La justicia vinculó a Correa con el secuestro de Balda luego de que exfuncionarios señalaran en sus testimonios que la orden de secuestrar al político vino desde el Palacio de Carondelet (sede del Gobierno) y del propio entonces presidente.

    El secuestro de Balda ocurrió el 13 de agosto de 2012 en Bogotá, cuando cinco personas lo interceptaron y lo embarcaron a la fuerza en un automóvil, que horas más tarde fue interceptado por la Policía Antisecuestros de Colombia.

    Balda, un exlegislador, se refugiaba en ese momento en territorio colombiano a raíz de que la justicia de Ecuador había emitido contra él una orden de prisión por atentar contra la seguridad interna del Estado por sus denuncias de que el Gobierno de Correa ejecutaba acciones de espionaje de opositores y periodistas.

    Además: "Expresidente ecuatoriano Correa sufre persecución de "poderes imperiales""

    En la audiencia de vinculación que tuvo lugar el pasado lunes, el fiscal general Paúl Pérez solicitó que Correa se presentara periódicamente en el consulado ecuatoriano en Bélgica como medida cautelar, considerando que reside fuera del país, pero este extremo fue rechazado por la jueza Daniella Camacho.

    La jueza, en cambio, dispuso que Correa se presente en la sede judicial en Quito cada 15 días y a partir del 2 de julio.

    Los correligionarios de Correa consideran que la decisión de Camacho fue desmesurada y obedece a una persecución política a Correa, que sigue "directrices políticas de un sector" no identificado.

    "Esta es una actuación excesiva de parte de las autoridades de justicia, que demuestra un proceso de persecución política hacia el expresidente de la República Rafael Correa Delgado", agregó Lloret.

    Sigue aquí: Tres policías detenidos por secuestro en 2012 de político ecuatoriano en Colombia

    El martes último, el exmandatario advirtió desde Madrid que si la justicia ecuatoriana emite una orden de prisión preventiva en su contra por incumplir las medidas cautelares, analizaría la posibilidad de solicitar asilo político en Bélgica, donde reside desde el año pasado, cuando dejó la presidencia. 

    Además:

    Ecuador: Se decide el futuro de Rafael Correa
    Gobierno de Ecuador analiza si mantendrá protección a expresidente Rafael Correa
    Ecuador pedirá ayuda a Colombia para indagar presunto aporte de FARC a campaña de Correa
    Etiquetas:
    secuestro, Rafael Correa, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik