En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    LIMA (Sputnik) — El fallecimiento de la ciudadana Eivy Ágreda, quien fue quemada viva por un acosador el pasado 24 de abril ha causado consternación en Perú motivando la condena de varios líderes políticos.

    "Con profunda tristeza recibo en Moyobamba (norte) la lamentable noticia del fallecimiento de Eyvi Ágreda; mis sentidas condolencias a sus familiares", comunicó el presidente de la República, Martín Vizcarra, a través de su cuenta en la red social Twitter.

    ​Vizcarra agregó que se seguirá "trabajando incansablemente con todas las autoridades para que toda persona que denuncie violencia reciba una respuesta oportuna y eficaz", puntualizando que para los delitos de violencia contra la mujer "las sanciones deben ser ejemplares".

    El ministro de Justicia, Salvador Heresi envió igualmente condolencias a la familia de la víctima.

    "Este penoso hecho nos compromete desde el Ministerio de Justicia a seguir trabajando por las poblaciones más vulnerables del país y a no ser indiferentes frente a las agresiones de las que son víctimas las mujeres", expresó Heresi vía Twitter.

    Eivy Ágreda, que tenía 22 años de edad, fue rociada con gasolina en abril cuando viajaba bordo de un bus de transporte público; el atacante, Carlos Javier Hualpa (36), le prendió posteriormente fuego con un encendedor.

    Hualpa trabajaba en el mismo centro de labores que Ágreda y la acosaba constantemente; teniendo pretensiones sentimentales que eran rechazadas por la mujer.

    Asuntos relacionados: Perú registra avances modestos contra la violencia de género

    Luego del ataque, la víctima resultó con quemaduras de segundo y tercer grado en el 60% de su cuerpo, siendo sometida a un total de 5 operaciones para tratar de revertir el daño.

    Las autoridades del hospital Almenara de Lima, donde Ágreda estaba internada, comunicaron el 1 de junio el fallecimiento de la mujer producto de una infección generalizada.

    La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Mendieta, tras ser enterada de la muerte, se manifestó afirmando en RPP que "el feminicidio no es un hecho aislado, es resultado de una cadena de hechos de violencia que puede empezar con un acoso, un insulto, con una cachetada".

    "Estos casos no pueden seguir dándose, y aquí sí yo quiero exigir la máxima sanción. Este caso de tentativa de feminicidio pasó a un feminicidio, y a las autoridades decirles que no puede seguir impune. No nos pueden seguir matando", protestó Mendieta.

    La ministra añadió que, dentro de las facultades legislativas extraordinarias que ha solicitado el Ejecutivo al Parlamento, se encuentra una propuesta para sancionar el acoso del que son víctimas las mujeres.

    El asesino, Carlos Javier Hualpa se encuentra cumpliendo prisión preventiva de 9 meses en el penal de Ancón en Lima, en un proceso iniciado por la Fiscalía por tentativa de feminicidio que, se presume, cambiará a feminicidio tras la muerte de su víctima.

    Además:

    Comisión de la Mujer de Perú apoya tipificar el acoso como delito
    Congreso de Perú celebra un pleno para tratar violencia contra la mujer
    Etiquetas:
    feminicidios, violencia de género, mujeres, Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook