En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de Bolivia anunció que el autor del disparo que causó la muerte de un universitario de la ciudad de El Alto, contigua a La Paz, fue un policía antimotines de este país.

    "Estamos en la condición de acreditar la responsabilidad del señor subteniente Cristian C. C., quien de manera autónoma y aislada ha hecho empleo de un instrumento que no se encontraba autorizado para el efecto", dijo en conferencia de prensa el director de la unidad policial de lucha contra el crimen, Jhonny Aguilera.

    El esclarecimiento oficial del caso fue anunciado mientras persistía la tensión entre el Gobierno izquierdista de Evo Morales y El Alto, cuyos combativos movimientos sociales, aliados del oficialismo, amenazaban con más protestas por la muerte del estudiante y la falta de dinero que golpea a la universidad de esa ciudad.

    Aguilera explicó que el subteniente, miembro de un grupo antimotines movilizado en motocicletas para frenar una marcha de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), disparó una escopeta de reglamento cargada con una canica de vidrio, que perforó un pulmón del manifestante y le causó muerte casi instantánea.

    El jefe policial presentó los resultados finales de la investigación en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Gobierno, Carlos Romero; el fiscal general, Ramiro Guerrero, y el comandante de la Policía, general Alfonso Mendoza.

    La poco usual comparecencia conjunta de estas autoridades ante la prensa pareció mostrar la prioridad que el Gobierno asignó al caso de la muerte del universitario Jonathan Quispe, que ha desatado una ola de protestas en El Alto, uno de los bastiones electorales de Morales.

    Aguilera dijo que el uso de un proyectil no estaba autorizado y que no forma parte de la dotación antimotines regular fue de "absoluta responsabilidad personal" del subteniente.

    El oficial identificado como responsable, quien fue presentado a los reporteros, ha sido puesto bajo proceso disciplinario interno y a disposición de la fiscalía para su juzgamiento, agregó el jefe policial.

    El ministro Romero pidió disculpas porque en su primera declaración el mismo día del suceso, hace una semana, había asegurado que Quispe murió impactado por una canica disparada por otros manifestantes, mientras se producían choques con la policía.

    Esa explicación causó enojo entre autoridades y estudiantes de la UPEA, en cuya representación se manifestaba Quispe como estudiante de primer año de comunicación.

    El universitario muerto fue declarado luego héroe de El Alto y de la UPEA, que realizaba la manifestación en una avenida de esta ciudad como parte de una serie de presiones en demanda de un mayor presupuesto.

    La demanda de esclarecimiento de la muerte del manifestante se sumó a la exigencia económica de la UPEA, que se niega a dialogar con ministros y exige ser recibida por Morales.

    Morales, quien ordenó una rápida y profunda investigación del suceso, no respondió a la demanda de la UPEA de destituir a los ministros de Economía y de Gobierno.

    Etiquetas:
    protestas, Policía de Bolivia, El Alto, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook