En directo
    América Latina
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El conflicto entre el Gobierno de Bolivia y la Universidad Pública de la ciudad de El Alto (UPEA) se agravó con el inicio de una huelga de hambre y nuevas marchas callejeras.

    "Radicalizamos las medidas de presión con bloqueos, marchas, huelgas de hambre y otras medidas; la decisión de la asamblea de la universidad es dialogar solo con el presidente", dijo a reporteros el rector de la UPEA, Ricardo Nogales.

    La autoridad universitaria dio así respuesta a varios llamados del Gobierno, mediante sucesivas cartas y declaraciones en los tres últimos días, a abrir un diálogo referido solo a la demanda de mayor presupuesto para la universidad, asunto que parecía de difícil solución por la gran discrepancia entre las partes.

    El Gobierno pidió también a la UPEA dejar para la fiscalía y la justicia el esclarecimiento de la muerte de un estudiante en una manifestación del pasado 24 de mayo.

    El rector hizo la declaración a primera hora de la tarde en plena calle, mientras encabezaba una masiva marcha que llegó hasta las inmediaciones del lugar donde hace una semana falleció el estudiante, declarado héroe de la UPEA y de El Alto, ciudad del oeste boliviano, convertida casi en un suburbio de La Paz.

    Además: Críticas a Código Penal boliviano destapa pugnas políticas entre oficialistas y opositores

    La asamblea a la que se refería Nogales, en la que participaron autoridades, docentes y estudiantes de la UPEA, resolvió "dialogar con el presidente en única instancia".

    "Los ministros ya no son interlocutores válidos", insistió el rector, señalando a los titulares de Economía, Mario Guillén, y de Gobierno, Carlos Romero.

    Poco antes de la marcha, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, había descartado oficialmente a nombre del Gobierno la posibilidad de que Morales negocie directamente con la UPEA.

    "Hay una intencionalidad política en los representantes de la UPEA, por eso el presidente ha establecido que ratifica la voluntad de diálogo y los ha vuelto a convocar al diálogo con los ministros, porque una cuestión de presupuesto la tiene que resolver Economía", dijo Aguilar tras la reunión semanal del gabinete.

    Además: Preocupa enfrentamiento entre policías y estudiantes de medicina en Bolivia

    El ministro afirmó que la exigencia de dialogar solo con el Presidente pretendería generar un desgaste político de Morales.

    "¿Cuál es la intencionalidad? Una manipulación política, es decir, si no hay acuerdo con el presidente en el tema presupuestario, que no le corresponde, ¿qué va a suceder después? Dirán: el presidente nos rechazó por lo tanto movilicémonos contra el presidente", argumentó el ministro.

    Entretanto, el llamado "Pacto de unidad" de El Alto, integrado por sindicatos, juntas vecinales y otras organizaciones de reconocido poder de convocatoria, amenazó con sumarse a las movilizaciones de la UPEA el 1 de junio, luego del feriado católico de Corpus Christi de este 31 de mayo.

    La universidad alteña tiene un presupuesto anual de unos 400 millones de bolivianos (57 millones de dólares), pero casi la mitad de ese monto está congelada en cuentas fiscales porque la casa de estudios no certificó la cantidad de sus estudiantes, unos 45.000, según medios locales.

    La universidad pide una asignación extraordinaria de más de 100 millones de bolivianos, algo hasta ahora rechazado tajantemente por el Gobierno.

    Las universidades estatales de Bolivia se financian con participaciones fijas en los impuestos ordinarios y de hidrocarburos, además de asignaciones directas del Tesoro Nacional. 

    Además:

    Ministro boliviano llama "fascistas" a dirigentes por convocar un paro
    Etiquetas:
    conflicto, huelga, Universidad Pública de El Alto, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook