12:35 GMT28 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México denunció al alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de incumplir un acuerdo bilateral, al publicar un informe sobre "presuntas irregularidades" en la investigación de la desaparición en septiembre de 2014 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

    El Gobierno de México respondió al reporte del alto comisionado publicado el 15 de marzo de 2018, que su publicación "no atendió a lo dispuesto en el Acuerdo entre ambas partes sobre la Continuidad de sus Actividades en México, del 22 de febrero de 2017, ya que la decisión de publicar el referido informe se constituyó en un incumplimiento de la letra y espíritu del acuerdo señalado", dice un comunicado oficial divulgado este lunes.

    La misión permanente de México ante los organismos internacionales en Ginebra entregó a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos "un documento con las observaciones del Gobierno de México" sobre el contenido del informe de la ONU titulado "Doble injusticia: Informe sobre violaciones de derechos humanos en la investigación del caso Ayotzinapa", detalla el comunicado conjunto de la cancillería, la Secretaría de Gobernación (Interior) y la Fiscalía General.

    La respuesta del Gobierno de México ofrece información sobre algunos temas contenidos en el informe del organismo mundial, en especial sobre las investigaciones llevadas a cabo por la Procuraduría General de la República (fiscalía), "con relación a las alegaciones de presuntos actos de tortura cometidos en contra de algunos de los detenidos en torno al caso Iguala", indica el texto.

    Lea también: México debuta en el banquillo de la Corte Interamericana de DDHH por desaparecidos

    Según las autoridades mexicanas la ONU "desatendió el llamado a la colaboración y cooperación que el Gobierno de México manifestó en distintas ocasiones, que permitiera dar el cauce institucional adecuado a las preocupaciones de la Oficina (de la ONU) en torno al asunto".

    Además de los 43 desaparecidos, al menos nueve personas fueron asesinadas y más de 25 resultaron heridas en ataques perpetrados por policías de varios municipios, confabulados con sicarios del narcotráfico, la noche del 26 de septiembre de 2014 y la madrugada siguiente en Iguala, 220 kilómetros al sur de la capital, contra cinco autobuses que transportaban a casi un centenar de estudiantes de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa, estado Guerrero (sur).

    Conclusiones "Prematuras"

    El documento de 23 páginas con las observaciones del Gobierno de México señala que, a más de tres años y siete meses de la masacre, las referidas irregularidades en las pesquisas del caso "se encuentran aún bajo investigación y consideración judicial, por lo que las conclusiones de su informe resultaron prematuras y podrían afectar el resultado de las mismas".

    Según los dictámenes periciales en el marco del manual de investigación conocido como Protocolo de Estambul, que fija estándares y parámetros mínimos para comprobar la existencia de tortura, "los resultados a la fecha no sustentan fehacientemente la comisión de tales actos", dicen las autoridades mexicanas.

    El Gobierno de Enrique Peña Nieto se compromete a que la investigación atenderá los principios aplicables, "incluido aquel para la exclusión de pruebas en casos en que se compruebe la comisión de actos de tortura".

    El documento de observaciones del Gobierno fue igualmente entregado al mecanismo de seguimiento del caso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de su 168 período de sesiones en la capital de República Dominicana, donde el caso se examinará este martes.

    En el informe de marras, firmado por el alto comisionado Zeid Ra"ad Al Hussein, asegura que expertos de la ONU analizaron los casos de 63 personas, de un total de 129 imputadas, detenidas por agentes de la fiscalía, policías federales y la marina.

    Lea más: "Fiscalía fabricó 'mentira histórica' sobre 43 desparecidos en México"

    "El informe establece un patrón de detenciones arbitrarias y torturas en los casos de 34 personas detenidas", presuntos sicarios y policías, dijo a Sputnik el abogado de las familias de los 43 desaparecidos, Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

    En alguno de esos casos se establece que, "como consecuencia de la tortura se convirtió en una ejecución arbitraria", añadió Patrón.

    El 27 de enero de 2015, el entonces procurador general (fiscal general) Jesús Murillo anunció que el caso estaba resuelto con una "verdad histórica".

    El procurador dijo que los estudiantes desaparecidos fueron "entregados por policías municipales de Iguala y Cocula a miembros de un grupo criminal, quienes posteriormente los mataron, incineraron sus cuerpos en un basurero y tiraron sus restos al cercano río San Juan".

    Pero el informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH concluyó que la pericia forense no apoyaba la afirmación de que todos los cuerpos de los estudiantes hubieran sido incinerados en ese lugar.

    Además:

    La ONU culpa a México de encubrir las torturas en el caso de los estudiantes de Ayotzinapa
    El Gobierno de México rechaza el informe de ONU sobre las torturas en el caso Ayotzinapa
    Informe revela impactos psicosociales en sobrevivientes del caso Ayotzinapa en México
    Etiquetas:
    torturas, derechos humanos, desaparición, ONU, Ayotzinapa, México, Iguala
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook