00:09 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    El logo de Odebrecht

    Perú y Brasil son ejemplos de lucha anticorrupción mientras México se rezaga

    © REUTERS / Nacho Doce
    América Latina
    URL corto
    150
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski coloca a Perú junto a Brasil como ejemplos de lucha contra la corrupción, mientras otros países como México se rezagan, dijo a Sputnik el experto en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, Raúl Olmos.

    "Después de Brasil, Perú es el siguiente país que reaccionó de forma enérgica en el combate a la impunidad de todos los colores del espectro político, son dos referentes importantes para la lucha contra la impunidad sin distingo ideológico", dijo Olmos, investigador jefe del caso en México para Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

    Esta renuncia "debería tener una repercusión en México, que parta de la experiencia en otros países, donde se está castigando la corrupción", dijo Olmos.

    El experto dirige el equipo de investigación de MCCI, integrante de una red latinoamericana anticorrupción a partir del caso Lava Jato, originado en la petrolera estatal brasileña Petrobras, con ramificaciones en otros países, como Argentina, Colombia, Guatemala, República Dominicana y Venezuela.

    La investigación del caso Odebrecht por las autoridades peruanas "ilustra cómo esa empresa brasileña corrompió a los políticos con el afán de ganar contratos de obras públicas, que debe ser una alerta de volver a revisar si en México se siguió la misma mecánica corruptora", apuntó Olmos.

    Lea más: Renuncia de presidente peruano recuerda a prácticas políticas del fujimorismo

    MCCI ha indagado en el expediente de la justicia brasileña y ha difundido los principales hallazgos de las "delaciones premiadas" de los gerentes de la constructora, sobre el pago de sobornos al entonces que involucrarían a la petrolera estatal Pemex.

    Descubrió que el procesado exdirector de Braskem, filial de Odebrecht, Carlos Fadigas, confesó que en 2012, durante la campaña del entonces candidato presidencial mexicano Enrique Peña Nieto, la firma petroquímica transfirió pagos de sobornos a una empresa ligada a Emilio Lozoya, entonces director de Vinculación Internacional del candidato, quien luego fue nombrado director general de Pemex (diciembre 2012-febrero 2016).

    "Perú es un caso ejemplar, porque la investigación del caso ha tocado por lo menos a cuatro mandatarios de distintas fuerzas políticas", Alan García, (1985-1990 y 2006-2011), "con pruebas de que traficó con dinero ilícito", Alejandro Toledo (2001-2006), acusado de soborno por 20 millones de dólares, Ollanta Humala (2011-2016), que recibió casi un millón de dólares para su campaña y finalmente Kuczynski, relató Olmos.

    Kuczynski (julio 2016-marzo 2018) dimitió antes de encarar este jueves en el Congreso un pedido de destitución por su presunto involucramiento en la red de sobornos pagados Odebrecht.

    Un mismo patrón corruptor

    En Perú ha sido demostrado que Odebrecht "financiaba campañas de todos los partidos, de todos los colores", desde Humala a Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, a quien Kuczynski otorgó un "indulto humanitario" en diciembre pasado, en busca de apoyos para mantenerse en la presidencia.

    El patrón o modus operandi de la trama consiste en "pagar sobornos para financiar campañas proselitistas, para que a la vuelta de los días, con los políticos ganadores en el poder, se convertían en la firma de contratos de obras públicas, ese no se debe pasar desapercibido", explicó.

    Lo destacable en Perú es que "la oposición fue consistente y dura, creó una comisión en el Congreso para investigar las dádivas y comas", que no solo cometió Odebrecht, sin otras empresas como Camargo Correa, dijo Olmos.

    En cambio, en México, la investigación está suspendida, porque "el caso Odebrecht se tiñó con tintes políticos del proceso electoral, y se detuvo en octubre pasado, con la destitución del fiscal especial contra delitos electorales, Santiago Nieto", por comentar a la prensa detalles del caso contra el exdirector de Pemex, que apuntarían al gobernante Partido Revolucionario Institucional de Peña Nieto.

    Lea más: Operador "electoral" de Odebrecht sobornó al partido gobernante de México

    "Fue un freno drástico la salida del fiscal, y después una jueza otorgó —hace dos semanas- una suspensión para que provisionalmente se suspenda el proceso contra Lozoya", lamentó Olmos.

    En el marco de la campaña hacia las elecciones del 1 de julio próximo "es posible que se suspenda definitivamente por motivos políticos y ocurra una parálisis de la justicia", pronosticó.

    En cambio, en Perú, con el impulso opositor, el poder legislativo peruano indagó además de si hubo involucramiento de más políticos.

    En su mensaje de renuncia Kuczynski dijo que as denuncias de corrupción fueron "una artimaña de demolición contra el Gobierno".

    El renunciante logró en 2016 un triunfó ajustado en segunda vuelta frente a la legisladora Keiko Fujimori, pero no logró mayoría en el Congreso, lo que lo condujo a la renuncia en medio del escándalo.

    Además:

    Supremo de Brasil vincula a Temer en investigación de sobornos de Odebrecht
    La abogada de Keiko Fujimori reconoce que recibió dinero de Odebrecht para la campaña de 2011
    El presidente de Perú niega haber recibido donaciones del ejecutivo de Odebrecht
    Etiquetas:
    Odebrecht, México, Brasil, Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik