En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El magistrado del Tribunal Supremo Federal de Brasil, Edson Fachin decidió delegar a la justicia ordinaria de primera instancia unas denuncias de corrupción que la Fiscalía presentó contra los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y Dilma Rousseff (2011-2016).

    También pasarán a ser juzgados por tribunales rasos los "exministros de Hacienda, Antonio Palocci y Guido Mantega, así como el extesorero del Partido de los Trabajadores (PT) João Vaccari Neto", mientras que las denuncias contra la senadora del PT Gleisi Hoffmann y de su marido, el exministro Paulo Bernardo, seguirán en el Supremo, debido a que ella tiene fuero privilegiado por ser senadora, resaltó la corte en un comunicado.

    El Tribunal Supremo Federal es la máxima corte judicial de Brasil y la única con potestad para juzgar a personas con fuero privilegiado (parlamentarios o miembros del Gobierno en activo).

    Dado que Rousseff y Lula ya no cuentan con esta inmunidad, sus casos se tratarán en la justicia del Distrito Federal, un primer escalón judicial que normalmente resuelve los casos con más rapidez.

    En septiembre del año pasado todos los anteriormente citados fueron denunciados por el entonces procurador general Rodrigo Janot de supuestamente practicar un "abanico de delitos" contra la administración pública que habría sumado unos 1.400 millones de reales (430 millones de dólares) en perjuicio para las arcas del Estado.

    La denuncias tratan de dilucidar si el partido de Lula y Rousseff instauró una organización criminal para desviar dinero de la petrolera semiestatal Petrobras.

    Lea más: Dilma Rousseff: juicio a Lula es parte de "golpe" que la apartó de presidencia brasileña

    Los dirigentes políticos son acusados de "promover, constituir, financiar o integrar personalmente" esa supuesta organización, por lo que se enfrentan a penas de entre tres y ocho años de cárcel.

    Al aceptar desmembrar el proceso, Fachin atendió parcialmente la petición del Ministerio Público Federal (Fiscalía), a pesar de que no derivó los casos al juez que encabeza la Operación Lava Jato, Sérgio Moro, tal como querían los fiscales.

    Además:

    Expresidenta brasileña Rousseff: el juicio contra Lula fue una "farsa"
    Justicia de Brasil eleva a 24 años condena de extesorero del partido de Lula y Rousseff
    Rousseff considera necesario el regreso de Lula para la democracia de Brasil
    Etiquetas:
    corrupción, TSF, Luiz Inacio Lula da Silva, Dilma Rousseff, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik