Widgets Magazine
En directo
    Soldados brasileños en Río de Janeiro

    La expresidenta brasileña Rousseff critica la intervención militar en Río de Janeiro

    © REUTERS / Ivan Alvarado
    América Latina
    URL corto
    0 20

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La potestad del Gobierno a las Fuerzas Armadas para comandar la seguridad pública en el Estado de Río de Janeiro (sureste) es una medida que profundiza el "Estado de excepción" en el que está inmerso Brasil, criticó la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016) a través de sus redes sociales.

    "Es una nueva violencia contra el cuadro institucional del país que apunta un paso más hacia la profundización del Estado de Excepción en Brasil", aseguró la exmandataria del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

    La medida, nunca tomada antes en la democracia brasileña, fue activada el 16 de febrero por el Gobierno que lidera el presidente Michel Temer e implica dar plenos poderes a un militar para coordinar todos los cuerpos policiales, los bomberos y los centros penitenciarios del estado de Río de Janeiro.

    "El régimen está cerrando sus garras contra los brasileños más vulnerables y que necesitan más Justicia", lamentó la expresidenta, en referencia a las consecuencias que la intervención militar pueda tener entre la población de las favelas y los suburbios delas grandes ciudades, históricamente la más castigada por la violencia.

    Lea más: Movimientos sociales de izquierda critican la intervención militar en Río de Janeiro

    En ese sentido rechazó la intención del Gobierno de autorizar mandatos colectivos de búsqueda, aprehensión y captura, lo que en la práctica quiere decir que los militares tendrían autorización para buscar a un sospechosos no sólo en un domicilio específico, sino en un barrio, favela o región de la ciudad entera.

    Para Rousseff esto abre la puerta a vulneraciones de los derechos humanos, tal como ya vienen alertando entidades sociales y activistas.

    "Es una de las más graves violaciones a los derechos civiles que Brasil vive desde el fin de la dictadura", subrayó.

    La presencia del Ejército en las calles de Río de Janeiro no es una novedad (ocurre de forma puntual desde 1992, cuando repunta la violencia de forma descontrolada), aunque sí es la primera vez en que las Fuerzas Armadas no actúan como forma de apoyo sino liderando la estrategia de seguridad.

    Durante sus años de Gobierno Rousseff envió los militares a Río de Janeiro en varias ocasiones, como en las ocupaciones de las favelas del Complexo da Maré y del Complexo do Alemão, que duraron meses pero ofrecieron escasos resultados.

    Además:

    Militar responsable de la seguridad en Río de Janeiro minimiza problemática de violencia
    Registros de tiroteos durante Carnaval de Río de Janeiro se duplicaron en un año
    Etiquetas:
    Dilma Rousseff, Río de Janeiro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik