Widgets Magazine
09:23 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    San José, la capital de Costa Rica

    Próximo presidente de Costa Rica gobernará sin mayorías y con un Congreso fragmentado

    CC BY 2.0 / Andy Rusch / Costa Rica - San Jose and National Museum
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Cualquiera sea el próximo presidente de Costa Rica deberá gobernar con un bajo porcentaje de apoyo, por lo que necesariamente tendrá que buscar alianzas en el Congreso, dijo a Sputnik el politólogo Jorge Vargas en referencia a la primera vuelta de las elecciones nacionales, que se celebra el 4 de enero.

    "Quienquiera que gane va a tener un Gobierno con unas bases muy débiles de apoyo en varios niveles, reducidas y volátiles, y un Congreso muy fragmentado; por eso el primer reto es político y será crear un Ejecutivo que pueda funcionar y crear mayorías en el Congreso, formado por 57 diputados", señaló Vargas, director general del Programa Estado de la Nación.

    La presencia de varios partidos en el Congreso complica la creación de mayorías "y por los procedimientos parlamentarios de Costa Rica un diputado lo puede bloquear todo, porque el derecho de enmienda del diputado individual es muy amplio", explicó.

    En opinión de Vargas, Doctor en Ciencias Políticas, la reforma fiscal es el segundo reto que deberá afrontar el nuevo Gobierno de Costa Rica a partir del 8 de mayo de este año, fecha en que tomará posesión del cargo quien resulte electo.

    El país "encadenó ocho años de déficit fiscal superior al cinco por ciento del PIB (Producto Interno Bruto); el endeudamiento público pasó de 22 a casi 50 por ciento pese a las medidas de contención de gasto que aplicó este Gobierno", presidido por Luis Guillermo Solís, indicó el especialista, quien aseguró que ese asunto no se puede demorar más.

    Le puede interesar: Costa Rica mantiene estatus de país más feliz de América Latina

    En el mediano plazo, agregó, el gran problema es el desempleo, que se sitúa entre ocho y diez por ciento, un nivel alto para Costa Rica, donde esa tasa se sitúa normalmente entre cuatro y cinco por ciento.

    Debido a la particular matriz económica del país, continuó, el empleo que se ha generado en los últimos años "ha sido para la gente más calificada, pero no se crea empleo para quienes que carecen de altos niveles de calificación, que siguen siendo la mayoría", aclaró.

    De esa forma, el trabajo informal crece cada vez más en la nación centroamericana pese a que en los últimos años ha crecido económicamente por encima de cuatro por ciento.

    "La oferta de exportaciones de bienes y servicios va a cerrar por encima de los 17.000 millones de dólares, (Costa Rica) es uno de los exportadores per cápita más importante de América Latina y eso que no tiene ni soja ni petróleo; pero todo ese vigor del sector externo no ha servido para generar empleo para la gente menos calificada", observó.

    Sistema de pensiones

    Otro de los desafíos que enfrentará el nuevo Gobierno costarricense tiene que ver con el sistema de pensiones y el gasto en salud, ya que el país "se está envejeciendo rápidamente", explicó Vargas, quien aseguró que "los regímenes de pensiones se hicieron con criterios generosos sin tener en cuenta su sostenibilidad".

    Costa Rica, a diferencia de otros países de la zona como Guatemala, Honduras y El Salvador, que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica, es una nación "de renta media con un Estado de bienestar bastante desarrollado", con mejores indicadores en salud y educación que sus vecinos, dijo el especialista.

    Sin embargo, matizó, el país "acumula ya 20 años en los que no ha podido bajar la tasa de pobreza y se está disparando la desigualdad".

    Lea también: Participación de mujeres en política es solo un discurso en Costa Rica

    Trece candidatos participan en la contienda electoral del domingo, a la que están llamados a votar más de 3,3 millones de personas; según los sondeos, más de la mitad del electorado aún está indeciso.

    La última encuesta de Opol Consultores, aplicada del 25 al 27 de este mes a 2.800 personas y con un margen de error de 1,9%, revela que el candidato favorito es el evangélico Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional (derecha), con 15% de intención de voto.

    Le sigue de cerca Antonio Álvarez, exministro y candidato del Partido de Liberación Nacional (centroderecha), con 14,5% de intención de voto.

    En tercer lugar se sitúa el abogado conservador Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional, con 10,7%, mientras que en cuarto puesto está el candidato del Partido Unidad Social Cristiana, Rodolfo Piza, quien obtiene 9,8 por ciento de la intención de voto.

    En caso que ninguno de los postulantes obtenga 40% más uno de los sufragios, los dos candidatos más votados disputarán una segunda vuelta el 1 de abril. 

    Además:

    Así Costa Rica se convirtió en el laboratorio verde del mundo
    Costa Rica avanza hacia un sistema de "transporte limpio"
    Costa Rica clasifica al Mundial 2018 tras empatar con Honduras
    Etiquetas:
    congreso, partido, elecciones, gobierno, Costa Rica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik