Widgets Magazine
En directo
    Wang Yi, ministro de Relaciones Exteriores de China (archivo)

    Uruguay recibe a canciller chino para llevar relaciones a nivel estratégico

    © REUTERS / Jason Lee
    América Latina
    URL corto
    0 40

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El Gobierno de Uruguay deposita expectativas en que la llegada del ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, ayude a forjar una alianza de carácter estratégico integral que impulse aún más el comercio bilateral.

    El arribo de Wang, que estará tres días en este país, es visto por su par uruguayo Rodolfo Nin Novoa como una oportunidad de avanzar hacia un pacto de "asociación estratégica integral", informó el semanario Búsqueda citando un documento de la cancillería uruguaya.

    "Estamos en un nivel de asociación estratégica y planteamos elevar ese nivel a una situación de asociación estratégica integral", dijo Nin Novoa en diciembre.

    China fue el principal destino de las exportaciones uruguayas en 2017, acaparando el 28% del total de las ventas, con montos de 2.549 millones de dólares, según un informe de la agencia gubernamental para el comercio exterior, Uruguay XXI.

    Estas cifras significaron un crecimiento de 38% respecto de 2016.

    Entre los principales productos vendidos a China se encuentra la soja (39%), la carne bovina (24%) y la celulosa (22%).

    Uruguay apuesta a lograr pactos de colaboración en tributación, actualizar el Acuerdo Bilateral para la Promoción y la Protección Recíproca y la "incorporación plena" de Uruguay a la Nueva Ruta de la Seda (que los chinos llaman La Franja y la Ruta), informó Búsqueda.

    Además se están negociando acuerdos de energía, gobierno electrónico, ciberseguridad y cooperación judicial.

    Más aquí: Cuba reafirma su compromiso con la unidad regional en reunión de la CELAC

    El director de Uruguay XXI, Antonio Carámbula, hizo énfasis en la importancia de que Uruguay participe de la Nueva Ruta de la Seda, que busca construir una red de infraestructuras y comunicaciones para crear una plataforma de cooperación económica que conecte a decenas países de Asia, Europa y África.

    "Es un proyecto que está conmoviendo el comercio mundial, y tenemos que ver de qué manera logramos que esa Ruta de la Seda esté vinculada a Latinoamérica, y en particular a Uruguay", dijo Carámbula a Sputnik en el marco de la Cumbre Empresarial China-LAC celebrada a comienzos de diciembre en este país sudamericano.

    Inversión en infraestructura

    Uruguay se alista para construir su tercera planta de celulosa para papel y para ello debe mejorar su infraestructura, sobre todo en carreteras y líneas ferroviarias.

    La empresa finlandesa UPM es la responsable del proyecto, pero su concreción está sujeta al desarrollo de infraestructura vial y férrea, a cargo de Uruguay.

    Se planifica tender una línea férrea entre el centro del país y el puerto de Montevideo, lo que significará unos 1.000 millones de dólares de inversión, y varias empresas chinas se presentaron a la licitación.

    Por otro lado, la empresa automotriz china Lifan anunció al presidente uruguayo Tabaré Vázquez la ampliación de su planta de ensamblaje con el fin de armar autos eléctricos, según el diario El País.

    La región, el Mercosur y TLC

    El 22 de enero se realizó en Santiago de Chile el foro ministerial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y China, con la presencia de Wang.

    En esa ocasión los países de la CELAC y China firmaron tres documentos, "la Declaración Política, una Declaración Especial sobre la Iniciativa "La Franja y la Ruta" y el Plan de Acción para el período 2019-2021", informa la web del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay.

    En la primera declaración las partes reafirmaron su compromiso con la paz y la seguridad internacional y la implementación del Acuerdo de París sobre Cambio Climático; en la segunda se "define la propuesta (de La Franja y la Ruta) como una plataforma que busca crear nuevas formas de cooperación internacional" con los países de CELAC como "partícipes indispensables".

    Por último, el Plan de Acción contempla importantes aspectos de la cooperación entre China y los países de la región en materia de "comercio, infraestructura, innovación, ciencia y tecnología, formación de recursos humanos y diversificación de exportaciones, entre otros", dice el comunicado de la cancillería uruguaya.

    Le puede interesar: China mantiene el tono económico, lo que favorece a Latinoamérica

    La realidad de la CELAC parece más esperanzadora que la del Mercado Común del Sur (Mercosur), cuyos socios más grandes, Argentina y Brasil, se muestran escépticos ante la perspectiva de firmar un tratado de libre comercio (TLC) con China.

    El Mercosur está conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, mientras Venezuela se encuentra suspendida.

    Vázquez dialogó con su par chino Xi Jinping sobre un posible TLC cuando visitó Pekín en octubre de 2016.

    Poco después Argentina planteó la posibilidad de discutir esa posibilidad en el bloque del Mercosur y Brasil se mostró reticente a liberar sus aranceles al mercado chino.

    Estos obstáculos trajeron como consecuencia que China congelara la posibilidad e incluso declarara que no negociaría un TLC con Uruguay sin el beneplácito brasileño.

    Lea también: La CELAC puede ser la alternativa frente a la crisis de la OEA

    Nin Novoa apeló el 22 de enero en Santiago a abrir los mercados para lograr un comercio justo y equilibrado.

    "No es cerrando los mercados que vamos a alcanzar un comercio justo y equilibrado, sino por el contrario, abriendo los países al intercambio comercial, con reglas claras y definidas, para que nuestras poblaciones tengan acceso a mayores niveles de prosperidad y bienestar", dijo el jefe de la diplomacia uruguaya.

    Uruguay ofrece a China estabilidad social y económica, en medio de realidades latinoamericanas muy disímiles, pero no puede seducirla por el tamaño de su pequeño mercado.

    Según analistas consultados por Sputnik, China podría cerrar un acuerdo de libre comercio con Uruguay con el único fin de disponer de una posición en la región ya que el mercado del país sudamericano es marginal para el gigante asiático.

    Sin embargo, el beneficio para Uruguay sería inmenso, ya que lo haría más competitivo con respecto de otros proveedores de China, como Australia o Nueva Zelanda que, a la ventaja comparativa de una mayor cercanía geográfica suman la de poder ingresar sus productos con aranceles muy bajos o inexistentes.

    Lea más: México refrenda su compromiso de cooperación con CELAC y China

    Las relaciones entre China y Uruguay se han intensificado tanto entre los gobiernos como entre sectores empresariales.

    Una prueba de ello fue la Cumbre Empresarial China-LAC que alojó en diciembre el conocido balneario sudamericano de Punta del Este (sudeste).

    La Cumbre China-LAC es una iniciativa incluida en el Plan de Cooperación con América Latina 2015-2019 impulsado por China a instancias de la CELAC y en su última edición reunió a unas 500 compañías chinas, latinoamericanas y caribeñas de diversos sectores e industrias. 

    Además:

    Educación técnica en Uruguay debe renovarse para nueva planta de celulosa
    China intensifica su 'diplomacia ferroviaria' en América Latina y el Caribe
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, Wang Yi, América Latina, China, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik