En directo
    América Latina
    URL corto
    102
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El alcalde de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, pidió que las tropas del Ejército ocupen las calles de la urbe durante el carnaval, para garantizar la seguridad de los asistentes al popular evento.

    "Necesitamos las tropas federales antes, durante y después para que Río de Janeiro esté completamente seguro, sin ningún espacio para imprevistos", dijo en la rueda de prensa de presentación de la programación del carnaval.

    Según los responsables municipales la petición oficial ya fue realizada y ahora están a la espera de una respuesta del Gobierno federal.

    Desde la alcaldía argumentan que si durante los Juegos Olímpicos se desplegaron ampliamente las Fuerzas Armadas (cuando Río recibió 800.000 visitantes) no debería ser diferente durante el carnaval, cuando se esperan más de seis millones de personas en las calles.

    A falta de una respuesta del Gobierno el Ayuntamiento ha ideado un programa de seguridad privada financiado con dinero de los patrocinadores, que contará con 3.375 agentes.

    Según el Ayuntamiento hay cobertura legal para que estos agentes privados trabajen en la calle, ya que actuarán apoyando a los efectivos de la Guardia Municipal y de la Policía Militar, los únicos con potestad de realizar detenciones.

    El presidente de la empresa municipal de turismo, Riotur, Marcelo Alves, aseguró que este carnaval, que se celebra del 9 al 14 de febrero, batirá todos los récords de asistencia de público.

    Lea más: Presidente de Brasil promete ayuda del Gobierno a las escuelas de samba de Río de Janeiro

    Se estima que habrá 1,5 millones de turistas y una ocupación hotelera de 90%, con un impacto económico estimado en la ciudad de 3.500 millones de reales (más de mil millones de dólares).

    A los turistas se les unirán en las calles los cariocas y otros visitantes que podrán disfrutar de 600 desfiles de 464 "blocos" (bandas de músicos que marchan por las calles), además de los tradicionales desfiles de las escuelas de samba en el Sambódromo.

    Una de las novedades de esta edición del carnaval es la creación del espacio Arena Carioca, un recinto alejado del centro en el que se programarán actuaciones musicales, muchas de ellas de blocos que hasta ahora se presentaban en el centro de la ciudad.

    Le puede interesar: Las playas de Río de Janeiro esperan a casi tres millones para fiesta de fin de año

    La idea de este "Blocódromo" fue ampliamente criticada por los asiduos del carnaval, que lo ven como un intento de privatizar y encuadrar la fiesta en el patrón de las autoridades y patrocinadores, pero Alves negó que haya la "más mínima" intención de cambiar la esencia de los blocos callejeros.

    Los responsables municipales también tuvieron que responder a la polémica creada por el alcalde de la ciudad al recortar las subvenciones a las escuelas de samba y por la falta de apoyo personal del alcalde, exobispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios.

    El propio alcalde aseguró al empezar su discurso que es falso que no apoye el carnaval "por motivos religiosos", aunque no confirmó su presencia en Río de Janeiro durante esos días.

    Más aquí: Presidente de Brasil promete ayuda del Gobierno a las escuelas de samba de Río de Janeiro

    El año pasado Crivella abrió una intensa polémica al ausentarse de la tradicional ceremonia de entrega de las llaves de la ciudad al "Rey Momo" (acto que marca el inicio del carnaval oficial).

    Tampoco estuvo presente en los desfiles del Sambódromo y aprovechó esos días para viajar fuera de la ciudad; después se defendió de las críticas alegando que no es demagogo y que nunca fue fan de la fiesta.

    Además:

    El Carnaval de Río de Janeiro desbordó las expectativas de público del Ayuntamiento
    La escuela de samba Portela, campeona del Carnaval de Río de Janeiro
    La violencia provoca en Río de Janeiro pérdidas de más de $200 millones
    Etiquetas:
    ejército, carnaval, Río de Janeiro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook