Widgets Magazine
En directo
    Bandera de México

    Expertos de ONU piden al Estado mexicano rechazar ley de Seguridad Interior

    © REUTERS / Carlos Jasso
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Grupos de trabajo y relatores especiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron a las instituciones del Estado mexicano que rechacen el proyecto de ley de Seguridad Interior, que autoriza los despliegues militares en tareas de seguridad pública.

    "Expertos y expertas de la ONU han llamado al Estado mexicano a rechazar el proyecto de ley de Seguridad Interior que se someterá hoy [el 14 de diciembre] al pleno del Senado, advirtiendo que dar a las Fuerzas Armadas un papel de liderazgo en materia de seguridad podría debilitar la protección de los derechos humanos", indica un comunicado conjunto.

    La inédita declaración conjunta emitida desde la sede de la organización en Ginebra y difundida en México, señala la preocupación de los expertos de que "el Proyecto de Ley otorgue a las Fuerzas Armadas un rol de dirección y coordinación en ciertas circunstancias, en lugar de limitar su papel al auxilio y asistencia a las autoridades civiles".

    El proyecto legislativo, adversado fuertemente por toda la oposición y redes de organizaciones de la sociedad civil, es una iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto que ya recibió media sanción en la Cámara de Diputados y un dictamen aprobado en comisiones se someterá al pleno senatorial.

    Lea más: "Legalizar la acción militar en las calles de México es un arma política autoritaria"

    Sin embargo, "carece de mecanismos sólidos de control que garanticen que las operaciones se lleven a cabo con pleno respeto de los derechos humanos", dicen los organismos de la ONU.

    La oficina de la ONU en Ginebra destacó que es "un hecho sin precedentes" el pronunciamiento conjunto de siete procedimientos especiales, que incluye a dos grupos de trabajo —sobre Desapariciones Forzadas y sobre Detención Arbitraria— y cinco relatores especiales.

    Los cinco relatores especiales firmantes son encargados de vigilar en los Estados miembros el derecho a la privacidad, Joe Cannataci; la situación de los defensores de los derechos humanos, Michel Forst; las ejecuciones extrajudiciales, Agnès Callamard; la promoción de la verdad y la justicia, Pablo de Greiff; y el derecho a la libertad de opinión y de expresión, David Kaye.

    Objeciones a las Fuerzas Armadas

    Los expertos señalaron que el creciente papel de los militares, "en ausencia de mecanismos control y de rendición de cuentas", podría provocar "la repetición de violaciones de derechos humanos como las cometidas desde que se asignó a las Fuerzas Armadas un papel protagónico en la lucha contra la criminalidad".

    En efecto, los mecanismos de las Naciones Unidas vienen recomendando durante años "que se restrinjan las funciones de las Fuerzas Armadas a las propias de su misión", y sean sancionados los militares que hayan cometido violaciones de derechos humanos.

    Los casos documentados incluyen "ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, tortura, incluyendo la violencia sexual, y otras formas de malos tratos", reseña el documento.

    Lea también: "México está lejos de ser uno de los países más violentos"

    Los grupos de trabajo especializados de la ONU, estiman también que el proyecto "no prevé que las actividades de inteligencia se realicen con la debida supervisión civil y judicial (…) apartándola del escrutinio público".

    El proyecto, que está en su fase final de aprobación legislativa, es "ambiguo" y contiene una definición "excesivamente laxa de las situaciones en que las autoridades podrían usar la fuerza, incluso en el contexto de movilizaciones de protesta", advirtió el grupo.

    Varios expertos nacionales también están preocupados por el posible uso excesivo de la fuerza contra las protestas que se podrían desatar en el marco del año electoral 2018.

    El Gobierno federal y el oficialismo esgrimen la falta de capacidad de la policía para enfrentar el poder del crimen organizado.

    Le puede interesar: Elecciones en México 2018: dos para el 'show'

    La posición de los expertos de la ONU es que la estrategia debería implementar "la capacitación y el fortalecimiento adecuados de las fuerzas policiales", y la investigación de todas las denuncias de violaciones de derechos humanos.

    Desde 2011, el grupo de la ONU sobre Desapariciones Forzadas solicitó que las fuerzas armadas se retiraran de las operaciones de seguridad pública.

    Los expertos recordaron que esa recomendación fue hecha "teniendo en cuenta la trágica historia en las últimas décadas del continente americano".

    En la región, el papel de las fuerzas armadas en la seguridad interior "ha estado asociada a la práctica sistemática y generalizada de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y tortura, la mayoría de las cuales se han mantenido en la impunidad", puntualizó la ONU.

    La guerra frontal contra el crimen organizado ha dejado "un saldo de 213.000 homicidios dolosos y más de 30.942 personas desaparecidas", según un nuevo balance de la red mexicana "Seguridad sin guerra", que integran casi 300 organizaciones civiles y especialistas.

    Además:

    México, segundo país del mundo en muertes violentas después de Siria
    Organismos de DDHH de México rechazan legalizar rol de militares en seguridad pública
    México rechaza informe de WOLA sobre violaciones a DDHH cometidas por militares
    Peña Nieto: sociedad civil hace 'bullying' a instituciones de seguridad de México
    Etiquetas:
    experto, ley, seguridad, ONU, Enrique Peña Nieto, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik