En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    NIUEVA YORK (Sputnik) — A dos meses del devastador paso del huracán María por Puerto Rico la isla enfrenta pérdidas millonarias y problemas en servicios básicos, dijeron a Sputnik líderes políticos y sociales, quienes exigen al Gobierno de Estados Unidos reforzar la ayuda financiera.

    "Estamos muy preocupados por la falta de atención y respeto que ha recibido Puerto Rico en estos momentos difíciles, dado que no ha habido una respuesta con la urgencia necesaria", indicó a esta agencia Clarissa Martínez, vicepresidenta de Unidos US, la mayor organización en defensa de las comunidades latinas en el país.

    La organización se ha unido a entidades, líderes políticos, sociales y culturales para iniciar un reclamo conjunto al Congreso y al presidente Donald Trump por la aprobación de fondos para la recuperación de la isla.

    La primera manifestación fue el 19 de noviembre pasado en Washington DC, a lo largo del National Hall, en un acto del que participaron más de cinco mil personas según los organizadores, y que estuvo encabezado por decenas de entidades y también famosos como el compositor Lin-Manuel Miranda y la actriz Rita Moreno.

    Martínez detalló que las organizaciones están trabajando en distintos frentes por la recuperación de la isla, ya sea en el Capitolio (sede del Congreso), donde se pide una "ayuda más amplia", o con asistencia a los puertorriqueños que emigran y acciones directas de protesta en las calles.

    "Desde antes de la tragedia Puerto Rico tiene un tratamiento desigual por parte del Congreso, con la deuda del país —que asciende a 70 mil millones de dólares— y esto ha arreciado la necesidad de una respuesta plena", remarcó Martínez.

    Los fondos de ayuda autorizados alcanzan hasta la fecha 5000 millones de dólares en concepto de préstamo, en tanto que los daños provocados por el huracán superarían los 94.000 millones de dólares, de acuerdo al pedido presentado la semana pasada por el gobernador de la isla, Ricardo Roselló.

    "Lo que prevé el Congreso es mucho menos de lo que se necesita, y eso demuestra la falta de respeto a Puerto Rico", dijo a Sputnik la presidenta del Concejo Municipal en Nueva York, Melissa Mark Viverito, una de las líderes demócratas que llevó el reclamo al Congreso.

    El huracán María tocó tierra en Puerto Rico el 20 de septiembre como un huracán categoría 4, a pocos días del paso de otra tormenta tropical, Irma, y destruyendo la inestable infraestructura de la isla, que quedó sin electricidad y con problemas para la provisión de agua potable y en los servicios de telecomunicaciones.

    A dos meses del trágico temporal, que dejó 55 víctimas fatales, funciona menos de 50% del sistema eléctrico, lo cual ha minado la producción tanto de grandes empresas como de pequeños comerciantes.

    El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos ha sido cuestionado por el gobierno puertorriqueño por su lenta respuesta inicial ante el desastre.

    Por su parte, la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico se vio envuelta en un escándalo al conocerse que la empresa a cargo del servicio eléctrico, Whitefish Energy, que tenía un contrato de 300 millones de dólares, estaba radicada en el estado de Montana (noroeste) y tenía sólo dos trabajadores en plantilla.

    Lea más: Trump advierte que la ayuda de EEUU a Puerto Rico no puede ser "para siempre"

    Mark Viverito, quien ha visitado la isla en tres oportunidades desde la tormenta, contó que la situación es aún "muy difícil", con comunidades de zonas alejadas, en las montañas, que no tienen acceso a agua potable ni electricidad.

    "Necesitamos recursos y apoyo del Congreso para que Puerto Rico [se] pueda reconstruir y salir adelante, y lo que estamos recibiendo no es dignidad, no es respeto, no es igual trato como a [los estados de] Texas o Florida después de los huracanes que se dieron ahí", remarcó.

    La Agencia Federal para el Manejo de las Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha atendido 33.165 personas, reparado 5.975 viviendas y entregado 423 generadores, entre otros recursos, según indicó en su último informe, publicado 45 días después del paso del huracán.

    Además, dijo que se ha recuperado 90% de los servicios de telefonía, agua potable y combustible.

    "Los habitantes de Puerto Rico necesitan seriamente que la deuda sea saneada, y necesitan el compromiso de todas las partes", indicó a esta agencia Daniel Rivera, concejal de Jersey City en Nueva Jersey, ciudad que concentra más de 55 mil boricuas.

    Le puede interesar: EEUU usó el huracán para forzar las privatizaciones en Puerto Rico

    Rivera, uno de los políticos que movilizó el reclamo al Congreso, agregó que en su caso la ciudad ha enviado 1,2 millones de mercancías y 14 camiones furgones a la isla.

    En este sentido, organizaciones y líderes también trabajan en recaudar recursos y víveres, como es el caso de la organización World Central Kitchen, que ha provisto 2,7 millones de comidas y asistencia a los puertorriqueños migrantes.

    La crisis humanitaria en la isla ha generado un éxodo hacia Estados Unidos, donde los puertorriqueños pueden residir dado que son ciudadanos estadounidenses, principalmente al estado de Florida (sur).

    El gobierno de Puerto Rico ha estimado que unas 300.000 personas podrían dejar la isla.

    Además:

    Cámara de Representantes de EEUU otorga $36.500 millones a regiones azotadas por huracanes
    ¿Qué espera encontrar el gobernador de Puerto Rico en la Casa Blanca?
    Puerto Rico recuperó más de 40% de energía eléctrica previa a huracanes
    Gobierno de EEUU destina más de $140 millones para Puerto Rico por daños tras huracanes
    Etiquetas:
    huracán María, Huracán Irma, daños, Donald Trump, Puerto Rico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook