En directo
    América Latina
    URL corto
    Desaparición del submarino argentino San Juan (316)
    0 30
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Dos barcos de tecnología avanzada que se utilizan para realizar investigaciones científicas en los mares argentinos, ARA Austral y ARA Puerto Deseado, comenzaron a emplearse por primera vez el sábado para labores de búsqueda y rescate del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el pasado miércoles.

    "Estos barcos se usan todo el tiempo para campañas científicas, nunca se usaron para una situación así; el ARA Puerto Deseado en algún momento tuvo participación en alguna búsqueda del (crucero hundido) ARA General Belgrano, pero en una situación así nunca, son barcos de última tecnología, buques oceanográficos, para campañas científicas", dijeron a Sputnik fuentes del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

    El 15 de noviembre por la mañana, el submarino San Juan, con 44 tripulantes a bordo, señaló su última posición a 430 kilómetros del punto más cercano de la costa de la Península Valdés, frente al sureste de Argentina, cuando navegaba en aguas del Atlántico desde la ciudad austral de Ushuaia a su apostadero habitual en la Base Naval de Mar del Plata (este).

    Trece buques y 10 aeronaves, entre nacionales e internacionales, intervienen desde entonces en la búsqueda del sumergible.

    La flota del Conicet zarpó el sábado de Mar del Plata rumbo a la zona de rescate con equipos capaces de localizar al submarino desaparecido, luego de que el Gobierno decretara el estado de "búsqueda y rescate" del ARA San Juan.

    Estos barcos están destinados a profundizar el conocimiento científico como fundamento para la conservación y manejo de los recursos naturales.

    Austral y Deseado

    El buque Austral nació bajo el nombre RV Sonne, que en alemán quiere decir "Sol", y se terminó de construir en 1968 en Alemania.

    En 1978 fue transformado en un buque de investigación científica, debido a que Alemania necesitaba una embarcación de estas características para estudiar sus recursos marinos.

    En 2015 fue vendido por 6.046.375 dólares al Conicet y fue así como arribó a las costas de Mar del Plata.

    "El Austral fue preparado, adaptado, para tener requerimientos en geofísica, geología, oceanografía física, biología plantónica, oceanografía química; labores que antes realizaban solo buques extranjeros", dijo el en un video difundido a la prensa el doctor en ciencias geológicas, Alejandro Tassone, director de campañas realizadas por el buque e investigador del Conicet.

    El Austral tiene capacidad para 52 personas (25 tripulantes y 27 científicos) y lleva a bordo seis gabinetes: de sismología, aire comprimido para sísmica, hidroacústica, oceanografía, geología y química.

    Además, cuenta con un guinche oceanográfico y para prospección magnética, "dragas y rastras con videocámaras incorporadas; receptores de imágenes satelitales y cartas meteorológicas, y un sistema de observación del suelo marino, entre otras capacidades operativas y equipamiento científico".

    Algunos de estos equipamientos del Austral son claves para la búsqueda del submarino, como el perfilador de subfondo marino Parasound P70 y el perfilador acústico de corrientes Doppler Ocean Surveyor 38kHz.

    "La instalación de la sonda multihaz de última generación para medición de profundidades dan a este barco una especificidad a nivel mundial que no tiene otro buque del Estado argentino", comentó el Conicet.

    La fuente dijo a Sputnik que "la sonda multihaz de última generación y el magnetómetro es lo que te permite localizar un cuerpo con metal en el fondo del mar".

    El buque oceanográfico ARA Puerto Deseado, diseñado y construido en Argentina en 1971, pertenece al Conicet desde 1972.

    Durante la Guerra de Malvinas, que Argentina y Gran Bretaña libraron en el Atlántico sur en 1982, realizó funciones de control del tránsito marítimo y también se desempeñó como buque hospital.

    En 2003 esta embarcación participó de la búsqueda de los restos del crucero ARA General Belgrano, hundido por los ingleses en la Guerra de las Malvinas y en el que fallecieron sus 323 tripulantes.

    Investigar el mar

    Estos buques fueron puestos a disposición de la búsqueda del submarino por el presidente del Conicet, Alejandro Ceccatto, quien aprobó el cambio de ruta de las embarcaciones al momento de enterarse del siniestro.

    "Dos días antes de que el buque (Puerto Deseado) se fuera a buscar el submarino, había salido a hacer una campaña geológica", dijo la fuente a Sputnik.

    Desde el hundimiento del Belgrano "no había pasado algo así en Argentina", añadió.

    Tassone afirmó que con este buque "Argentina pasó a tener una relevancia a nivel regional, fundamental y sustancial, cosa que antes no tenía en absoluto".

    El submarino perdido, a su vez, fue comprado en 1985 y sometido a una minuciosa reparación entre 2008 y 2014.

    Tema:
    Desaparición del submarino argentino San Juan (316)

    Además:

    Desaparición del submarino argentino: ¿esperando a que se calme la tormenta?
    Un avión de la NASA se incorpora a búsqueda de submarino argentino desaparecido
    Chile envía ayuda a Argentina para cooperar en la búsqueda de submarino desaparecido
    Etiquetas:
    ARA San Juan (submarino), Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik