En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, negó ante la justicia haber recibido sobornos para no delatar a otros implicados en la trama corrupta por la cual fue detenido, entre ellos al propio presidente Michel Temer.

    "No existe esa historia de decir que estoy en silencio o que vendí mi silencio para no delatar; yo atribuyo eso (…) a justificar una denuncia que golpease el mandato de Michel Temer, esa es la verdad", señaló Cunha en declaraciones a un tribunal de la Justicia Federal en Brasilia, según recoge el diario O' Globo.

    Cunha pertenece a la misma formación política que Temer, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), y era uno de sus más estrechos aliados, hasta que entró en la cárcel en octubre de 2016 acusado de diversos delitos de corrupción en el marco de la Operación Lava Jato.

    El pasado mes de mayo ejecutivos del grupo cárnico JBS sacaron a la luz una grabación en la que presuntamente Temer daba luz verde a la entrega de sobornos a Cunha para impedir que este llegara a un acuerdo con la justicia para rebajar su condena a cambio de delatar.

    Esa grabación y las confesiones de los directivos de JBS sirvieron de base para que la Procuraduría General de la República denunciara a Temer por un delito de corrupción pasiva, aunque la denuncia no siguió adelante porque fue archivada en la Cámara de Diputados.

    Lea también: Fiscal general de Brasil se despide de su cargo con críticas al sector político

    Cunha aseguró que la versión difundida por los fiscales es un "montaje" en el que cayó uno de los dueños de JBS, Joesley Batista, quien realizó la grabación.

    Es el mismo argumento que usa el presidente Temer desde que estalló el escándalo: un montaje orquestado con ayuda de la Procuraduría General de la República para debilitarlo y apartarlo del poder.

    Michel Temer, presidente de Brasil
    © REUTERS / Ueslei Marcelino
    En su declaración el exdiputado también negó todas las acusaciones vertidas recientemente por Lúcio Funaro, el cambista que según la Fiscalía era el hombre encargado de repartir los sobornos dentro del PMDB.

    Cunha indicó que no hay "ninguna" relación entre Funaro y el PMDB y que este "nunca" tuvo acceso a Temer, a pesar de que Funaro dijo que coincidieron hasta en tres ocasiones.

    También desmintió que recibiera dinero para maniobrar a favor del "impeachment" (juicio político) de la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016).

    Cunha presidía la Cámara de Diputados durante el proceso de destitución de la mandataria y desde el principio fue apuntado por la oposición como el principal arquitecto del movimiento que posibilitó que Temer llegase al poder. 

    Además:

    Fiscal brasileño investigará si empresa JBS omitió información al implicar a Temer
    La información pública, el actor silencioso que logró comprometer a Temer en Brasil
    Expresidenta brasileña Rousseff pedirá anular juicio político en su contra
    Etiquetas:
    Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik