Widgets Magazine
En directo
    Bandera de Argentina

    Gobierno argentino propone reducir presión impositiva

    © AFP 2019 / Rodrigo Buendía
    América Latina
    URL corto
    0 11

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El ministro argentino de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció un proyecto de reforma tributaria que deberá aprobar el Congreso y que incluye medidas para reducir la presión fiscal en determinados sectores.

    "El objetivo es reducir el déficit y la presión impositiva", informó el ministro en una rueda de prensa.

    Sin cambios en la economía, sostuvo Dujovne, la reforma tendría un costo del 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) al cabo de cinco años.

    La baja de la presión tributaria se compensará con el crecimiento potencial de la economía, explicó el funcionario.

    Para contribuir a un sistema "más equitativo e igualitario" que promueva la inversión y reduzca la evasión fiscal, se expandirá la base impositiva, que será "más amigable para el contribuyente".

    "Tenemos que mejorar los impuestos que cobramos en Argentina", defendió Dujovne.

    El país sudamericano grava entre el 17 y 21% las actividades de bienes y servicios, lo que excede los impuestos vigentes en otros países de la región, donde en promedio rondan el 13%, señaló Dujovne.

    Lea también: Inflación en Argentina alcanza el 15,7% en lo que va de año

    El impuesto a la renta corporativa es del 35%, un porcentaje que también es más elevado con respecto al que rige en otros países de América Latina, "lo que nos deja fuera de competencia para traer nuevas inversiones", afirmó el ministro.

    Detalles del plan impositivo

    De entrada, se modifican las tasas a los combustibles "para transformarlos en impuestos ambientales que penalicen la emisión de gases de efecto invernadero", anunció Dujovne.

    Para las empresas, "proponemos reducir en un plazo de cuatro años la alícuota del impuesto a las ganancias de 35% a 25% para ganancias que no se distribuyan", añadió en un comunicado la cartera económica.

    Para 2021, según el ministro, las compañías obtendrán más incentivos para reinvertir sus utilidades en un país que se acercará al promedio de las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), donde la alícuota para las empresas es del 22%.

    Por otro lado, los empleadores no pagarán impuestos patronales hasta los 12.000 pesos de salario (685 dólares), con el fin de alentar la formalización del trabajo en un país que tiene un 30% de empleo no declarado.

    En paralelo, el Ejecutivo sugerirá gravar la mayor parte de las rentas financieras actualmente exentas, con un mínimo imponible para no afectar a pequeños ahorradores.

    Si el Congreso lo avala, se eliminará el impuesto a la transferencia de inmuebles, que en la actualidad no se paga en caso de tener una sola vivienda, al tiempo que se introducirá un impuesto a "la ganancia recabada con la venta de inmuebles no destinados a casa-habitación".

    Además, adelantó Dujovne, se reducirán los gravámenes sobre productos electrónicos, al tiempo que subirán los impuestos en bebidas alcohólicas y gaseosas.

    De acuerdo al Gobierno, el déficit fiscal primario (sin contar los intereses de deuda) es del 5,4% del PIB, y la presión tributaria se sitúa "en un récord histórico" de 32% del PIB, sin contar la inflación.

    Además:

    Actividad económica argentina crece en agosto un 4,3% interanual
    Argentina: ¿Se termina el gradualismo en las reformas económicas de Macri?
    Trabajadores argentinos marchan contra políticas económicas de Macri
    Etiquetas:
    reforma tributaria, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik