En directo
    América Latina
    URL corto
    130
    Síguenos en

    La situación económica de Puerto Rico ya estaba en cuidados intensivos, pero el paso del huracán María empeoró el escenario de esta isla en régimen de libre asociación con EEUU. Al endeudamiento crónico y la pobreza, se suman ahora los altos costos de reconstrucción, la emigración masiva y la falta de alimentos, medicinas y energía.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó recientemente que califica con 10 puntos sobre 10 la acción de la Casa Blanca ante la crisis humanitaria que vive Puerto Rico tras el paso del huracán María. Pero la realidad que vive la isla, en régimen de libre asociación con Washington, contrasta fuertemente con estos dichos, explicó a Sputnik Jairo López Salamanca, director del Diario de Puerto Rico.

    Según dijo el periodista, desde el 3 de octubre, al menos 35.000 puertorriqueños han dejado la isla en dirección a Florida. La falta de agua potable ha provocado un aumento de los casos de leptospirosis y sarna. El sistema educativo está paralizado y "las medicinas se están agotando" en un territorio cuyos 3,4 millones de habitantes son ciudadanos estadounidenses.

    La catástrofe azota a la isla a pocos meses de declararse en bancarrota por una deuda "impagable" de 72.000 millones de dólares. Los costos de los daños que se manejan podrían ascender a 95.000 millones de dólares, el total del producto interior bruto de un año. El desempleo endémico y el alto porcentaje de la población que depende de ayudas federales para alimentarse —54%— hacen que la situación sea muy difícil de remontar.

    Lea también: "EEUU trata con desdén e indiferencia a Puerto Rico"

    Ese "panorama de pobreza, penumbra y desconsuelo" se ve acrecentado por la emigración masiva de "jóvenes profesionales y personal calificado" que dejan la isla para buscar mejores horizontes en el continente.

    Hasta el momento, entre seguros contra inundaciones, fondos de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias y otros dineros federales, se estima en 36.500 millones de dólares la financiación destinada a Puerto Rico tras el paso de María. No obstante, los ciudadanos de la isla consideran insuficientes estas dotaciones.

    "Actualmente los EEUU tienen un presidente, congresistas y políticos insensibles a quienes poco les interesa la situación actual de sus ciudadanos en Puerto Rico. Ellos están viviendo el peor momento de turbulencias en sus vidas", dijo a Sputnik López Salamanca.

    El huracán dejó 45 muertos y 110 desaparecidos. A más de un mes del 20 de septiembre, día en el que tocó tierra, un 70% de los puertorriqueños permanece sin electricidad. Por eso, alrededor de 35.000 personas que dependen del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) no pueden efectuar las transacciones por medios de pago electrónico.

    Le puede interesar: Puerto Rico, el fracaso de la administración colonial

    Algunas personas como López Salamanca están apelando a la "obligación moral" de la diáspora puertorriqueña en los EEUU —al menos 5 millones de personas— y a la capacidad de los grandes millonarios para recaudar fondos que sean destinados directamente a las poblaciones, sin tener que pasar por el aparato burocrático de un estado en quiebra. Una campaña llamada 'Unidos por Puerto Rico' tiene ese objetivo.

    La crisis humanitaria ha dejado en evidencia, a criterio del director del diario, que "Puerto Rico no tiene solvencia para ser independiente". Tanto las discusiones sobre una posible emancipación como de una incorporación total a los EEUU han quedado de lado en estos momentos, explicó.

    "El gobernador Ricardo Rosselló, que ha abogado mucho por la anexión como un nuevo estado, ha dejado en paréntesis este tema, porque ahora no es el momento de retomar el asunto del estatus de Puerto Rico", precisó López Salamanca.

    Lea también: Nuevo gobernador de Puerto Rico, entre la anexión a EEUU y el pago de la deuda pública

    A pesar del lado más catastrófico y del éxodo que, de continuarse, podría desplazar a unas 250.000 personas hacia fin de año, el huracán también ha permitido a los isleños recuperar una dimensión social.

    "El huracán ha aumentado el fervor, el amor por el patriotismo, por el compañero, por el niño. Antes solo había asociaciones para cobrar los gastos de condominio. Ahora se reúnen las familias después de las 7 p.m. y comparten el pedazo de pan o lo que tienen en su casa para compartir con los demás que viven en el área", precisó el periodista.

    La recuperación de la energía eléctrica ha sido uno de los puntos más polémicos de la reconstrucción tras el paso de María. En las últimas horas, salió a la luz un contrato por 300 millones de dólares con Whitefish, una empresa que aportó 20.000 dólares a la campaña electoral de Trump. La firma contaba, al momento de firmarse el documento, con dos empleados y sin "infraestructura o componente humano" para recuperar el tendido eléctrico.

    El entrevistado consideró "utópica" la promesa del gobernador de una normalización de la situación para Navidad: la geografía montañosa de la isla hace dificultoso el acceso a muchos lugares. Puentes, caminos y otras infraestructuras han quedado destruidos por María.

    López Salamanca, de 76 años, estaba en Puerto Rico en el momento del huracán y durante las tres semanas que siguieron. Sin embargo, se desplazó a EEUU para hacer mejor su trabajo. La falta de energía eléctrica y de conexión a internet dificultan la labor periodística, pero tiene fijado su regreso para dentro de dos semanas.

    Lea también: Vicepresidente de EEUU dice en Puerto Rico que confía en la recuperación de la isla

    "Estamos volviendo a la situación de 23 años atrás y pagar 10 dólares por seis horas para que les permitan porque son centros que tienen plantas generadoras y tienen servicio de internet para que las personas hagan uso de sus servicios de esta manera", describió el comunicador.

    Además:

    El ojo del huracán María sale de Puerto Rico
    Gobernador de Puerto Rico pide a Trump que declare a la isla "zona de desastre"
    Trump desestima cantidad de muertos por María en Puerto Rico al compararlo con Katrina
    Etiquetas:
    pobreza, destrucción, huracán María, Donald Trump, Ricardo Rosselló, Puerto Rico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook