En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Organizaciones indígenas de Colombia mostraron su repulsa por el asesinato de uno de sus líderes y el secuestro de otro por parte de integrantes de la guerrilla del ELN, que mantiene diálogos de paz con el Gobierno colombiano en Quito.

    "Denunciamos el asesinato del gobernador indígena Aulio Isarama Forastero y el secuestro de Jhon Eriberto Isarama Forastero, quienes ejercían como gobernador y docente, respectivamente, del Resguardo Indígena Catru, Dubaza, Ancoso, del municipio de Alto Baudó (noroeste)", informó la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

    De acuerdo con la información, los dos indígenas, pertenecientes al Pueblo Embera Dóbida, fueron abordados en días diferentes por hombres del frente Resistencia Cimarrón del ELN (Ejército de Liberación Nacional, última guerrilla activa en Colombia), quienes asesinaron a uno de ellos y desaparecieron al otro.

    "Hacia las 17.00 (hora local, 22.00 GMT) del 24 de octubre de 2017 el gobernador Aulio Isarama Forastero se encontraba realizando las actividades en su comunidad cuando aproximadamente cinco hombres armados identificados con prendas del ELN, del frente Resistencia Cimarrón, lo intimidan y se lo llevan bajo engaño", indicó Onic.

    La información precisó que "alrededor de dos horas después la comunidad escucha varios tiros, a lo que creen fue en ese momento cuando acabaron con la vida" de Aulio Isarama.

    Lea también: FARC y ELN intercambian experiencias en Ecuador sobre diálogos de paz

    Respecto de la desaparición de Jhon Eriberto Isarama, el colectivo indígena precisó que se produjo en la noche del pasado 7 de octubre, luego de que hombres de esa misma estructura guerrillera lo intimidaran y condujeran a un lugar aún desconocido.

    "A la fecha no se tiene ningún tipo de información del paradero de este compañero", precisó la ONIC.

    Como consecuencia de estos hechos los colectivos indígenas denunciaron el asedio de grupos armados en sus territorios, entre ellos el ELN, que desde el pasado 1 de octubre mantiene un cese del fuego bilateral y de hostilidades con el Gobierno.

    Asimismo, agregaron que en la actualidad "no se han tomado medidas que garanticen la protección real y efectiva de las comunidades" y que el grupo insurgente mantiene "el sembrado de minas antipersonas, confinamiento, reclutamiento forzado y amenazas" en los territorios indígenas del departamento de Chocó (noroeste), al cual pertenece el Alto Baudó.

    En su comunicado, los colectivos indígenas exigieron a la mesa de negociaciones de paz en Quito que cumpla con un acuerdo humanitario ya en el Chocó, y responsabilizaron al Gobierno central "por el exterminio sistemático y permanente" del que son víctimas las poblaciones étnicas del país.

    Hasta el momento ni el ELN ni el Gobierno colombiano se han pronunciado sobre estas denuncias. 

    Además:

    Gobierno: guerrilla del ELN se extiende por varias regiones de Colombia
    Gobierno colombiano y ELN anuncian audiencias con las regiones más afectadas por conflicto
    Diálogos entre Gobierno colombiano y ELN reducen intensidad del conflicto
    Etiquetas:
    secuestro, asesinato, pueblos indígenas, Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik