En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Líderes comunitarios del departamento colombiano de Nariño (suroeste) denunciaron la situación de violencia que se vive en la región, donde el 17 de octubre fue asesinado el líder social José Jair Cortés.

    "La situación de violencia es difícil para los líderes sociales en la región, sobre todo en las zonas apartadas en las que incluso casi no llega la comunicación y que era las que representaba José Jair", dijo a Sputnik el representante de la Asociación de Juntas de Acción comunal de los ríos Nulpe y Mataje (Asominuma), Glosman Calderón.

    Asimismo indicó que desconoce la forma en que se registró la muerte de Cortés y el grupo responsable de ese asesinato.

    "Sólo sabemos lo que ha salido en las noticias, porque estamos apartados del lugar donde ocurrió el asesinato", agregó.

    Cortés, quien recién había denunciado amenazas de muerte en su contra, fue asesinado en la tarde del 17 de octubre en Tumaco, región en la que el pasado 5 de octubre fueron asesinados seis cultivadores de coca mientras que 20 más resultaron heridos en un confuso hecho con agentes de la Policía Antinarcóticos que se aprestaban a erradicar los cultivos ilícitos.

    El líder social era miembro del Consejo Comunitario del territorio de Alto Mira y Frontera, que en días pasados denunció la situación de emergencia humanitaria que viven campesinos afrocolombianos, mestizos e indígenas en la zona rural de Tumaco y Llorente por la presencia de grupos armados ilegales y por la violencia de la Policía Antinarcóticos.

    En la actualidad otros seis líderes comunitarios de ese consejo comunitario están amenazados de muerte.

    Le puede interesar: ELN: masacre en Tumaco atenta contra el cese del fuego bilateral en Colombia

    Tras conocerse del asesinato de Cortés, la oficina del el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia repudió el hecho a través de su cuenta de Twitter y aseguró que seguirá el caso, mientras que la Defensoría del Pueblo de Colombia exigió el "esclarecimiento de los hechos".

    Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), Tumaco, con más de 23.000 hectáreas sembradas, registra el 16% de todas las plantaciones de uso ilegal en el país.

    Lea también: Indígenas de Colombia advierten que habría más cadáveres en zona de masacre en Tumaco

    El Gobierno de Colombia recibe una fuerte presión de Estados Unidos, cuyo Ejecutivo ha advertido que descertificará al país sudamericano si no logra poner freno al incremento de los cultivos de coca, que aumentaron un 18% entre 2015 y 2016, al pasar de 159.000 hectáreas sembradas a 188.000.

    Durante ese mismo tiempo la producción de cocaína subió un 37%, de 520 toneladas en 2015 a 710 toneladas en 2016, lo que ha llevado a la Policía Antinarcóticos a intensificar sus acciones, mientras los cultivadores de coca piden al Gobierno que se les vincule a planes estatales de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos. 

    Además:

    Piden misión de verificación para aclarar muerte de cultivadores de coca en Colombia
    Gobierno colombiano no descarta nuevas suspensiones en la Policía por masacre a campesinos
    Presidente colombiano Santos pide colaboración de uniformados en investigación de masacre
    FARC desmiente al Gobierno de Colombia sobre presunto causante de masacre de Tumaco
    Etiquetas:
    campesinos, coca, masacre, asesinato, Tumaco, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook