En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO, BRASIL (Sputnik) — Las Fuerzas Armadas volvieron por segundo día consecutivo a la favela Rocinha de Río de Janeiro para ayudar a la Policía Militar en sus tareas de búsqueda de narcotraficantes, armamento y drogas.

    "Policías del Batallón de Operaciones Especiales (Bope) operan en Rocinha con apoyo de los agentes de las Fuerzas Armadas", informó este miércoles la Policía Militar del Estado de Río de Janeiro a través de Twitter.

    La operación conjunta entre policías y Fuerzas Armadas el 10 de octubre permitió detener a "Talibã", el supuesto encargado de la seguridad personal del narcotraficante "Rogério 157", líder del tráfico de drogas en la zona, que sigue forajido.

    También se detuvo a Danúbia Rangel, que estaba siendo buscada desde hace año y medio; es la pareja del narcotraficante "Nem"—rival de "Rogério 157"—y preso en una cárcel de Rondônia (norte de Brasil).

    Lea más: La favela Rocinha: el sueño roto de la pacificación de Río de Janeiro

    Militares brasileños (archivo)
    © AFP 2020 / Yasuyoshi Chiba
    Los militares volvieron a Rocinha esta semana después de que a finales de septiembre permanecieran una semana en esta favela para ayudar a la policía a contener la guerra entre facciones rivales del narcotráfico.

    Durante esos días muchos de los narcotraficantes de Rocinha huyeron por los caminos de la parte más alta de la favela que dan al bosque de la Floresta de Tijuca y es en esa zona donde la policía realiza búsquedas este 11 de octubre con ayuda de los militares.

    Además:

    Centros de salud vuelven a funcionar en la favela Rocinha en Brasil tras enfrentamientos
    Reabren cuatro escuelas en favela brasileña Rocinha
    Favela Rocinha de Río de Janeiro entró en fase de "estabilidad"
    Gobierno de Río de Janeiro pide que vecinos de Rocinha se refugien en "áreas de cemento"
    Etiquetas:
    narcotráfico, violencia, favela Rocinha, Río de Janeiro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook