Widgets Magazine
02:10 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Moisés Abraham Baptista, médico boliviano

    Médico boliviano publicará memorias sobre asesinato del Che

    © Foto : Cortesía Leticia Montagner
    América Latina
    URL corto
    Por
    50 años de la muerte de Ernesto 'Che' Guevara (30)
    0 30
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El médico boliviano Moisés Abraham Baptista, quien hizo la autopsia del guerrillero argentino-cubano Ernesto "Che" Guevara, publicará sus memorias para revelar cómo guardó la chaqueta que el rebelde portaba cuando fue detenido en combate y asesinado en Bolivia, adelantó a Sputnik su biógrafa Leticia Montagner.

    "Yo hice la autopsia del Che" es el título del libro que aparecerá con motivo de los 50 años de la muerte del argentino.

    La autora relató a esta agencia cómo ella y su esposo Raúl Torres Salmerón, periodista y coautor de la obra, lograron convencer al reacio médico boliviano quien se hundió en el silencio hace 48 años se refugió en México, donde conserva la raída chaqueta militar color caqui, que atesoró y aún preserva.

    "Guarda todavía un olor a sudor, sangre y muerte", dice el relato del adelanto entregado a esta agencia, que recoge las órdenes militares que le dieron al galeno para alterar la autopsia, las anécdotas de las últimas horas del Che, y datos sobre quiénes fueron los participantes, según el testigo.

    La chaqueta color caqui que el Che portaba en Bolivia
    © Foto : Cortesía Leticia Montagner
    La chaqueta color caqui que el Che portaba en Bolivia
    El médico nacido en la ciudad boliviana de Sucre en 1939, "guardó celosamente documentos, fotos e informaciones" sobre el trágico final del símbolo moral de la izquierda mundial, asesinado el 9 de octubre de 1967 en Bolivia.

    Abraham, quien evita hablar con la prensa y eligió la confianza de los autores de las memorias, era en aquel momento director del Hospital del Señor de Malta en Vallegrande, sureste de Bolivia.

    Más: Cinco películas para conocer a Ernesto 'Che' Guevara

    Allí conoció y trató a las autoridades militares que le dieron un rango de subteniente, y a los agentes de la CIA (la agencia de espionaje de EEUU), que rastreaban y perseguían en esa zona a la guerrilla del Che.

    A ese pequeño municipio del departamento de Santa Cruz llegó el cuerpo del líder rebelde, trasladado en los patines de un helicóptero.

    Abraham relató a los biógrafos "el reconocimiento del cadáver, la inyección con formol para conservar el cuerpo, la autopsia, el corte de las manos (del Che), obligado por el ejército ante el rechazo de cortarle la cabeza", como trofeo para los victimarios y prueba para los servicios de inteligencia.

    Ese detalle, y la poco conocida realización de una mascarilla mortuoria artesanal, con parafina y gasas, son parte de relatos inéditos que a sus 78 años ofrece el protagonista, quien en aquel momento rondaba los 28 años.

    Dos años después, en 1969, Abraham Baptista llegó para especializarse como oncólogo al Centro Médico de México, para casarse y radicarse en la central ciudad de Puebla, donde trabajó como médico de la seguridad social hasta su jubilación.

    Jamás regresó a Bolivia.

    El fin del silencio

    Cuando se cumplieron 30 años de la muerte del Che, Abraham Baptista habló por primera vez con la cadena Televisa, aunque no fue más allá de generalidades.

    Comandante Ernesto Che Guevara, revolucionario cubano (archivo)
    © Foto : Cortesía de la Embajada de Cuba en Rusia
    En 2007 hizo otro breve relato a Montagner para un reportaje que publicó el diario Milenio, y así salió del anonimato en el que había vivido en Puebla como un discreto oncólogo nacionalizado mexicano.

    Montagner dijo a Sputnik que, cerca de convertirse en octogenario, el médico puso fin a los años de temor a las represalias que podría sufrir, sobre todo su familia, por parte de los servicios de inteligencia del ejército de Bolivia y los altos mandos militares que han desaparecido, o incluso de la inteligencia cubana "en su afán de encontrar los restos del Che".

    Cuando la autora le preguntó al médico por qué nunca antes quiso hablar de su experiencia, su respuesta fue: "por seguridad personal y familiar (…), me he negado a hacer declaraciones que (me) pongan en riesgo (…), pero ya es necesario que se sepa cómo pasaron las cosas que viví, ya no es un secreto".

    El médico ofrece como prueba la camisa militar que llevaba puesta el Che con los agujeros de las balas y con la sangre del guerrillero.

    "Un análisis del ADN (sobre el material genético preservado), podría demostrar si los restos en el Museo del Che en Santa Clara, Cuba, son efectivamente de él", planteó.

    En 1997, un equipo forense argentino y cubano halló en Vallegrande los restos del Che, que fueron trasladados con honores a Cuba.

    Abraham Baptista confesó a los autores del libro que "inventó el parte oficial de la autopsia del Che" por órdenes militares que algunos biógrafos citan.

    El doctor ha dicho que "el Che parecía Cristo, las mismas monjas del hospital lo decían, tenía mucha presencia y los ojos abiertos, la melena y la barba crecidas, físicamente impresionaba e imponía respeto".

    Según el relato, Guevara llevaba 10 calcetines en cada pie y una especie de huaraches o sandalias de cuero.

    Lea también: La vida y la muerte del Che, vista por su hermano

    El primer informe oficial que escribió el director del hospital describía siete impactos de bala y un tiro en el corazón, luego de su ejecución en el poblado de La Higuera, desde donde el cadáver fue trasladado a Vallegrande al atardecer del 9 de octubre de 1967.

    Después lo tuvo que desmentir él mismo, para soportar la versión falsa de la muerte en combate.

    El médico relata a sus biógrafos que inyectó formol en una arteria para conservar el cuerpo expuesto en una lavandería, donde ocultó la camisa que luego sustrajo subrepticiamente hasta traerla a México.

    Los peritos que examinaron los restos del Che en 1997, se basaron para su identificación en un falso informe del ejército boliviano como parte de la identificación de sus restos.

    El análisis de la camisa y la comparación con los restos pondría fin a la discusión que aún existe al respecto.

    Casi todos los protagonistas de aquel episodio histórico ya hablaron: los militares que estuvieron en el combate, los guerrilleros sobrevivientes, los disidentes de las guerrillas, los historiadores y biógrafos del Che, los agentes de la CIA, el recientemente fallecido expresidente cubano Fidel Castro y hasta los periodistas bolivianos.

    "Faltaba la versión del único médico sobreviviente", el hombre que realizó la autopsia al Che y vivió de cerca aquellos enigmáticos días históricos en los remotos pueblos bolivianos de La Higuera y Vallegrande, dijo Montagner.

    Tema:
    50 años de la muerte de Ernesto 'Che' Guevara (30)

    Además:

    Bolivia recuerda los últimos momentos de vida del Che Guevara
    Evo Morales: Che sigue siendo un símbolo contra la explotación
    Vicepresidente cubano destaca en Bolivia la gesta revolucionaria del Che Guevara
    Bolivia rinde homenaje al Che Guevara en Vallegrande por el 50 aniversario de su muerte
    Estas son las personalidades con tatuajes del Che
    Etiquetas:
    Ernesto Che Guevara, Cuba, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik