19:52 GMT +307 Diciembre 2019
En directo
    Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina

    Expresidenta Kirchner: ni en Argentina ni en Venezuela hay Estado de derecho

    © REUTERS / Marcos Brindicci
    América Latina
    URL corto
    0 23
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — En Argentina, así como en Venezuela, no está vigente el Estado de derecho, afirmó la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) durante una extensa entrevista con el portal Infobae.

    "Acá no hay Estado de derecho, en Venezuela tampoco", dijo la exmandataria al ser preguntada por el periodista Luis Novaresio sobre su opinión del Gobierno de Nicolás Maduro.

    Al insistir en que "el Estado de derecho está severamente cuestionado en la Argentina, al igual que en Venezuela", la expresidenta puso de ejemplo la decisión del Gobierno venezolano de destituir a la fiscal general Luisa Ortega.

    "Lo mismo que quiere hacer aquí (el presidente Mauricio) Macri con Alejandra Gils Carbó", dijo Fernández en referencia a procuradora general de la Nación.

    Pero la expresidenta matizó de inmediato su comentario crítico hacia Venezuela añadiendo que se debe elegir un solo país "y cargar sobre ése, por una cuestión que evidentemente no se hace con otros países donde hay muchísima violencia".

    "Si empezamos por México, por ejemplo, este año asesinaron a 44 colegas suyos, periodistas", añadió.

    Se puede encontrar en la región varios países en los que "el Estado también ejerce una violencia muy fuerte", dijo.

    "Le voy a ser sincera, yo creo que la democracia está en emergencia en toda América Latina", sentenció Fernández.

    Fernández también se refirió a la desaparición del joven Santiago Maldonado el pasado 1 de agosto, durante un operativo policial del cuerpo de Gendarmería contra una comunidad mapuche en el sur del país.

    "Tenemos hace 42 días un desaparecido y nadie ha dicho absolutamente nada, nadie se hace cargo de nada y cuando esa persona desapareció hubo un operativo de seguridad encabezado por la Gendarmería", recordó la exmandataria. 

    Justicia

    La expresidenta observó también que el país carece de "una justicia confiable", al ser preguntada sobre las varias causas judiciales en las que está involucrada.

    En una de ellas, Fernández de Kirchner está imputada por encubrimiento y traición a la patria, a raíz del atentado de 1994 a la Asociación Mutualista Israelita Argentina (AMIA) en el que murieron 86 personas, por haber impulsado en 2013 un memorando de entendimiento con Irán.

    Sobre ese documento, que no entró en vigor porque no fue ratificado por el Parlamento iraní y fue considerado inconstitucional en Argentina, la expresidenta aseguró que "era el único instrumento para poder lograr que declararan los acusados y poder destrabar y conocer la verdad".

    "Si representaras a un país que no tiene nada que ver con un atentado, ¿aceptarías firmar un acuerdo en el que aceptás implícitamente que algo tenés que ver?", deslizó.

    Sobre las causas de corrupción que tramita la justicia en relación a su gestión, la expresidenta se refirió al exsecretario de Obras Públicas, José López, que fue descubierto intentando ocultar nueve millones de dólares en un convento de la provincia de Buenos Aires.

    "Fue una cosa muy fuerte, yo estaba en (la ciudad sureña de) El Calafate y cuando vinieron a contarme no alcanzaba a comprender la escena, me parecía brutal", indicó.

    Tras enterarse de lo sucedido, "lo odié en ese momento a López, como pocas cosas odié en la vida", dijo

    Fernández de Kirchner, que competirá en octubre por una banca en el Senado, manifestó además su incredulidad de que la justicia no pueda haber determinado hasta el momento de dónde provinieron los billetes de López.

    Ahora hay "fajos de dinero termosellados, numerados, que se pueden identificar", observó.

    Inquirida sobre si estaría al tanto de lo ocurrido el inmediato superior de López, quien fue su ministro de Planificación, Julio de Vido, la exmandataria opinó "que no lo sabía".

    "Pienso que me lo hubiera dicho, por lo menos para advertirme del problema y del peligro", sostuvo.

    Sobre el aumento de su patrimonio durante su Gobierno, la expresidenta recordó que "la evolución", que constaba en sus declaraciones juradas, "fue juzgada judicialmente, evaluada por peritos de la Corte Suprema, no por cualquiera, y fuimos sobreseídos".

    "A mí no me descubrieron una cuenta con los 'Panama Papers'", comentó en referencia al presidente Macri, imputado y posteriormente sobreseído en una causa que lo relacionaba con cuentas opacas en paraísos fiscales.

    Elecciones

    Tras dos años sin ostentar ningún cargo público, la exmandataria se presentará en las elecciones parlamentarias del 22 octubre como candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires (este) a través de un nuevo lema, Unidad Ciudadana.

    "Si en el 2019 yo soy un obstáculo para el peronismo, no voy a ser ningún obstáculo (…) voy a hacer todo lo necesario para que el peronismo y un frente amplio gane las elecciones", señaló Fernández de Kirchner en alusión a los comicios presidenciales que se celebrarán ese año, y al Partido Justicialista, del cual no se presenta ahora como candidata.

    Si su postulación a esas elecciones generales "impide la unidad y ganar", renunciará a presentarse por tercera vez a la presidencia, aseguró.

    Libertad

    En la última parte de la entrevista con el portal Infobae, la expresidenta defendió que durante su administración predominó una libertad absoluta.

    "Se podían pegar afiches contra un periodista o poner que yo era yegua, puta o montonera (sic)", enumeró.

    En las movilizaciones contra su Gobierno "carteles conmigo colgada, ahorcada, y nunca se reprimió a nadie", pese a que también "en las redes sociales me agraviaban y me amenazaban", dijo.

    Es distinto lo que sucede en el actual Gobierno de Macri, dado que "ahora el que dice algo del presidente, lo meten preso", afirmó.

    La expresidenta consideró escandaloso que un joven estuviera encarcelado durante un mes por amenazar al actual presidente a través de Twitter.

    "No quiero vivir en un país donde un funcionario me amenaza con meterme presa si hago algo que no le gusta, y esto pasa en Argentina: se restringe la libertad, la gente tiene miedo, se arman causas, se persigue gente", concluyó.

    Mientras fue mandataria, Fernández de Kirchner no concedió prácticamente entrevistas ni ruedas de prensa.

    La del 14 de septiembre fue la primera que concede a un medio que no le resulta cercano desde que dejó la presidencia.

    Además:

    La ONU: la democracia en Venezuela "apenas está viva, si es que lo está"
    Oposición venezolana le pide "favores al demonio"
    Repercusiones sobre el procesamiento de Cristina Kirchner
    Etiquetas:
    Estado de Derecho, Cristina Fernández de Kirchner, Argentina, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik