10:23 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Logo de JBS (archivo)

    Policía brasileña investiga mentiras de empresarios de JBS que acusaron a Temer

    © AP Photo / Eraldo Peres
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La Policía Federal de Brasil investiga las supuestas mentiras de los ejecutivos del grupo empresarial JBS en su acuerdo judicial de delación premiada en el que prometieron toda la información sobre un esquema corrupto que involucraría al presidente Michel Temer.

    "La Policía Federal realiza este lunes la Operación Bocca, relacionada con la declaración de los ejecutivos de J&F [el holding que posee a JBS]; agentes de la policía cumplen cinco mandatos judiciales, todos expedidos por el juez Edson Fachin [magistrado del Tribunal Supremo Federal encargado de la Operación Lava Jato]", informó la Policía Federal en un comunicado.

    Los objetivos de la operación son las casas de los empresarios Joesley Batista y Ricardo Saud y del abogado Francisco Assis e Silva, quienes firmaron el acuerdo para obtener beneficios penales a cambio de entregar información y pruebas sobre la trama corrupta en la que participaban.

    También se registra la sede de J&F y la casa del exfiscal Marcello Miller, quien según las primeras investigaciones habría ayudado a los delatores a llegar a un acuerdo ventajoso con la justicia.

    El pasado 10 de septiembre Batista y Saud se entregaron a la Policía Federal en Sao Paulo después de que Fachin ordenara su prisión preventiva durante al menos cinco días.

    El juez consideró que hay "indicios suficientes" de que ambos violaron el acuerdo de colaboración con la justicia al omitir que Miller participó en el proceso y también aseguró que las confesiones tuvieron lugar de manera "parcial y selectiva".

    Lea más: Temer intentó reunirse con fiscales de Lava Jato al asumir la presidencia

    Después de entregarse a la policía y pasar la noche del 10 de septiembre en una comisaría en Sao Paulo (sur), Batista y Saud fueron trasladados este lunes a Brasilia.

    El nombre de la operación lanzada el 11 de septiembre contra los directivos de JBS es una alusión a la Bocca della Verità, una escultura romana que, según la tradición actúa, como detectora de mentiras: "Desde la Edad Media se cree que si alguien cuenta una mentira con la mano en la boca ésta se cerrará mordiendo la mano del mentiroso", indica el comunicado de la Policía Federal.

    Batista es una pieza clave en la actual crisis política que vive Brasil debido a las confesiones en las que admitió que su empresa sobornó durante años a cientos de políticos.

    Su aportación más destacada, no obstante, es una grabación que realizó a escondidas al reunirse con Temer en su residencia oficial el pasado mes de marzo.

    Le puede interesar: Policía brasileña disuelve grupo exclusivo que investigaba Operación Lava Jato

    En el audio, que salió a la luz en mayo, se escuchaba a Temer dando luz verde a la entrega de sobornos y otras acciones irregulares para frenar el avance de la Operación Lava Jato.

    Esas pruebas podrían servir como base para que la fiscalía presente esta misma semana una denuncia contra el presidente por un delito de obstrucción a la justicia.

    Previamente se supo que los directivos de JBS cometieron irregularidades al firmar el pacto judicial, lo que dio esperanzas a los aliados del Gobierno, que confiaban en que todo el contenido de la delación premiada quedara invalidado.

    Más aquí: Instituto del juez que absolvió al presidente brasileño recibió dinero de la empresa JBS

    Sin embargo, a pesar de la omisión de información y las posibles mentiras, el fiscal general Rodrigo Janot dejó en claro que las pruebas siguen firmes y están a salvo.

    Además:

    Temer confiesa que voló en el avión privado del dueño de empresa JBS
    La empresa brasileña JBS repartió dinero a más de 1.800 políticos de 28 partidos
    Etiquetas:
    investigación, JBS, Michel Temer, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik