En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik).- En un hecho inédito en la historia de México, el nuevo presidente del Senado, Ernesto Cordero, fue elegido sin los votos de su partido, el opositor Acción Nacional (PAN), que lo acusó de traidor, y con el apoyo de los legisladores oficialistas.

    "El pleno del Senado de la República eligió al senador Ernesto Cordero Arroyo como presidente de la Mesa Directiva para el Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXIII Legislatura", informó este viernes la cámara alta en un comunicado.

    Luego de una maratónica sesión de más de 10 horas, poco antes del plazo de la medianoche de este 1 de septiembre, Cordero "obtuvo el respaldo de 77 votos a favor de los 88 votos emitidos por cédula", de un total de 123 senadores que integran el Senado.

    Un grupo de 33 senadores de la bancada del PAN abandonó el salón de sesiones al final de la noche del 28 de agosto y solo cinco de sus 38 legisladores, entre los que estaba Cordero, se quedaron a la votación.

    El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su aliado oficialista, el minoritario Partido Verde Ecologista de México (PVEM) votaron a favor de Cordero, quien ya presidió el Senado en 2013, en el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

    Lea más: Elecciones provinciales en México mostraron los vicios renovados de la política

    A la votación se unieron senadores de los partidos opositores Revolución Democrática (PRD, centroizquierda), Partido del Trabajo (PT, izquierda) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

    El jefe de la bancada senatorial del PAN, Fernando Herrera, calificó como "una puñalada" la promoción de su correligionario y acusó al gobierno de Peña Nieto de "haber metido la mano" en la elección, que causó el desprendimiento de Cordero y otros cuatro senadores panistas.

    El líder del partido de la tolda azul, segunda fuerza legislativa y la mayor bancada opositora, denunció que la elección "atenta contra el sano entendimiento del parlamento mexicano".

    "Es un verdadero atropello —dijo el líder opositor—; hoy queda claro quiénes son los traidores, quiénes negociaron y le dieron la espalda al pueblo", en referencia a sus cinco correligionarios.

    Veto a las mujeres

    La inédita disputa mexicana ocurrió a pocas horas de iniciar el nuevo año legislativo este 1 de septiembre, que comenzará con la recepción del quinto informe de Gobierno del presidente Peña Nieto.

    La propuesta del PAN era que la presidencia de la cámara alta la ocupara una mujer, y permitir que alguna de las senadoras que habían presentado postulaciones presidiera el Senado por segunda vez en la historia de México.

    Solo una mujer ha presidido la cámara alta, la senadora María de los Ángeles Moreno, en el año 2000, fecha en que el PRI perdió la presidencia por primera vez en 71 años.

    Sin embargo, casi dos horas antes del plazo de la medianoche, el líder del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, dio un plazo de media hora a la bancada del PAN, hasta que finalmente anunció que sus legisladores rechazaban la propuesta y votarían por Cordero.

    Le puede interesar: El PRI contra el estigma de la corrupción en asamblea nacional hacia comicios en México

    Herrera calificó la maniobra legislativa como "un pésimo mensaje que está vetando a las mujeres", mediante una acción "discriminatoria" en la que prevaleció "la violencia política".

    Además:

    México desmiente un plan de contingencia tras elecciones en EEUU
    El PRI pierde las elecciones en sus feudos de Tamaulipas y Veracruz en México
    México se apresta a celebrar elecciones regionales
    Elecciones en México: Renovarse o morir
    Etiquetas:
    senadores, elecciones, Ernesto Cordero, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook