En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Veracruz (México) acreditó la tortura y retención injustificada durante casi cinco años cometidas en contra de una joven abogada que fue liberada, informó el jesuita Centro de DDHH "Agustín Pro SJ".

    "La tercera sala penal de Veracruz (sureste) ordenó la libertad inmediata y absoluta de la joven, presa por casi cinco años bajo pruebas ilícitas".

    Con este desenlace suman ocho mujeres apoyadas por la campaña que recuperan su libertad "Rompiendo el Silencio" que recuperan su libertad.

    La joven mujer sobreviviente de tortura sexual salió de la cárcel la noche del lunes tras la sentencia absolutoria por su "inocencia de los delitos que se le imputaban" y el juez ordenó su "libertad inmediata y absoluta".

    "Volví a nacer", dijo a los abogados del organismo defensor de víctimas de violaciones de DDHH la joven de nombre María del Sol.

    "Al principio no lo creí —prosiguió-, y hasta ahora veo a todos, la calle, la casa, y no soy consciente de que soy libre; una parte de mí se sigue sintiendo en el lugar en el que estaba", añadió tras salida de la cárcel.

    La defensa de María del Sol fue acompañada por el Centro Prodh, como parte de la campaña "Rompiendo el Silencio. Todas juntas contra la tortura sexual", emprendida por las mujeres sobrevivientes de tortura sexual en la represión del pueblo de San Salvador Atenco, apresadas en el marco de protestas contra la construcción de un aeropuerto internacional, en el Estado de México, hace una década.

    La víctima llamó a sus compañeras que aún están en prisión a "no dejar de luchar y no perder la fe en que recuperarán la libertad".

    "A nosotras como mujeres víctimas de tortura nos denigraron mucho, nos hicieron sentir que no valemos nada, pero sientan que tenemos más valor que antes porque sobrevivimos a algo tan feo", expresó.

    María del Sol fue víctima de incomunicación y actos de tortura sexual perpetrada por agentes de la extinta Agencia Veracruzana de Investigación, después de ser detenida el 26 de octubre de 2012.

    Durante las 14 horas de incomunicación, la joven abogada fue torturada para que aceptara inculparse a sí misma y con base en las pruebas fabricadas fue recluida en un penal.

    La joven madre "sobreviviente de graves violaciones a derechos humanos" fue sentenciada a 24 años de prisión, en junio de 2015 le fue confirmada esta sentencia después de una apelación, por lo que en octubre de 2016 interpuso un amparo contra esa confirmación de sentencia.

    En febrero de 2017, a dos años de su visita a México, el Relator Especial contra la Tortura, Juan Méndez, confirmó en su informe de seguimiento que "la tortura y los malos tratos siguen siendo generalizados en México".

    En su informe "Sobrevivir a la muerte: Tortura de mujeres por policías y fuerzas armadas en México", Amnistía Internacional documentó el caso de 100 mujeres mexicanas víctimas de tortura sexual y malos tratos por parte de la policía y las fuerzas armadas, 72 habían sufrido abusos sexuales durante su arresto y 33 habían sido violadas.

    Además:

    Exrelator de la ONU sobre tortura reafirma que en México la tortura es "generalizada"
    Fiscalía de México descarta que torturas a los acusados anulen el Caso Iguala
    Senado de México aprueba por unanimidad ley contra la tortura
    Etiquetas:
    derechos humanos, prisión, violación sexual, torturas, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook