En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — El perdón que pidió a los pueblos indígenas chilenos la presidenta Michelle Bachelet, en nombre el Estado, no es sincero, dijo a Sputnik el werkén (vocero) de la organización mapuche Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán.

    El 23 de junio, Bachelet pidió perdón al pueblo mapuche a nombre del Estado, un gesto valorado por varias organizaciones e incluso por las Naciones Unidas.

    "Quiero pedir perdón al pueblo mapuche por los errores y horrores que ha cometido o tolerado el Estado en nuestra relación con ellos", dijo la presidenta

    Pero Huilcamán sostuvo que "Bachelet lo hizo mirando la tribuna internacional; está dando un mensaje a la comunidad internacional para integrar nuevamente algún órgano de Naciones Unidas; está armando su currículum", criticó el dirigente mapuche, recordando que la presidenta fue titular de ONU Mujeres en 2010.

    "Todos los proyectos de reconocimiento constitucional que se han enviado al Congreso se caracterizan por generar una chilenización de los pueblos indígenas y, paralelamente, diluir los derechos colectivos que les asisten a los indígenas y a nosotros los mapuches en particular", afirmó Huilcamán.

    En la misma semana que se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Gobierno de Bachelet inició un proceso de consulta indígena, en el que representantes de los nueve pueblos originarios reconocidos por ley podrán entregar sus sugerencias para redactar el proyecto de una nueva Constitución para Chile, que será enviado al Congreso antes de fin de año.

    Se espera que por lo menos 8.000 indígenas participen en este proceso que se extenderá durante tres meses y se realizará en todo el territorio chileno.

    Sin embargo, Huilcamán asegura que esta iniciativa no será representativa y no satisfará las demandas históricas de los pueblos indígenas.

    "Tal cual se está realizando la consulta, se va a alejar completamente de los derechos de los pueblos indígenas; el Estado buscará proteger sus propios intereses y establecerá un tipo de relación de domesticación y colonialismo, basada en un reconocimiento constitucional", aseguró.

    Además, afirmó que la consulta se está realizando de una manera apresurada, ya que el Gobierno pretende tener terminado el proceso antes del arribo del papa Francisco a Chile, que visitará territorio mapuche en enero de 2018.

    "El Papa sabe las historias de negación que ha tenido el Estado chileno con el pueblo mapuche, sabe que Chile es el único país de América Latina y el Caribe que no ha reconocido a los pueblos indígenas en su Constitución", sostuvo Huilcamán.

    A juicio del dirigente mapuche, la presidenta "tendría que haber pedido perdón por los actos cometidos por los militares chilenos en la pacificación de la Araucanía, que fue un genocidio, y por el despojo del territorios, que es la causa del conflicto actual".

    Huilcamán se refería a la ocupación del territorio mapuche en la región de La Araucanía (sur), que ejecutó el Estado en la segunda mitad del siglo XIX.

    Plan Araucanía 

    Por último, Huilcamán se refirió al Plan Araucanía, un paquete de medidas simbólicas y de reparación que la presidenta anunció este año para resarcir a las víctimas del conflicto mapuche.

    "No se puede resarcir a las víctimas si aún no se sabe quiénes son las víctimas", de modo que "lo primero que debe hacer el Estado es esclarecer la verdad, y para esto, debería formar una comisión de esclarecimiento que tenga por objeto determinar la verdad de los sucesos ocurridos desde la Pacificación de la Araucanía hasta el día de hoy", propuso Huilcamán.

    Cuando se determine la verdad, cuando se repare a las verdaderas víctimas y cuando se establezcan instituciones aceptables para una relación firme y duradera, los mapuches estarán dispuestos a construir un gran acuerdo amistoso con los no mapuches, concluyó.

    Lea más: Mapuches chilenos piden al Gobierno que impida compra de derechos de agua a extranjeros

    En Chile 692.192 personas se declararon pertenecientes a algún pueblo originario, de los cuales 604.349 dijeron ser mapuches, según el censo nacional de 2002. 

    Además:

    Discurso público atenta contra pueblo mapuche chileno
    Mayoría de los chilenos creen en salida política al conflicto mapuche del sur
    Comuneros mapuches condenan el ataque incendiario que dejó un muerto en Chile
    Etiquetas:
    mapuches, Michelle Bachelet, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook