En directo
    América Latina
    URL corto
    110
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Las mujeres afrodescendientes que viven en América Latina y el Caribe sufren tanto las inequidades de género como el racismo, afirmó la CIDH, que llamó a los estados de la región a cumplir sus compromisos con los derechos humanos y combatir el racismo estructural.

    La CIDH "reconoce la estrecha relación entre discriminación racial, pobreza y derechos humanos de las mujeres afrodescendientes", sostiene el organismo en un comunicado.

    La situación de pobreza que afecta "de manera particular" a las mujeres afrodescendientes, "impacta" de forma directa en sus derechos a la no discriminación y en el acceso a la educación, la salud y la justicia, afirma el texto.

    El organismo señala, además, las dificultades que enfrentan estas mujeres a la hora de acceder a empleos formales y decentes, o de ascender a puestos de toma de decisión.

    La CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) observa que las mujeres afrodescendientes "siguen enfrentando profundos desafíos en el ejercicio de sus derechos civiles y políticos y, en comparación con el resto de las mujeres, se encuentran notoriamente subrepresentadas en instancias de decisión como en los Senados y Parlamentos de la región".

    De acuerdo al organismo, esta situación afecta "de forma acentuada" a las mujeres afrodescendientes que residen en la región y "exige" una atención focalizada y medidas específicas de parte de los Estados para afrontarla.

    El comunicado destaca que por intermedio de la sociedad civil la CIDH ha recibido información sobre los "efectos agravados" que tienen sobre estas mujeres situaciones como la violencia doméstica, sexual y obstétrica de la que son víctimas, y "los obstáculos en el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva".

    Asimismo, añade "la imposibilidad" de acceder a instancias de denuncia y reparación, tanto administrativas y judiciales, son aspectos que contribuyen "a la persistencia del racismo en la región".

    "La discriminación constituye una forma de violencia contra las mujeres y una manifestación de patrones estereotipados que refuerzan las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres", afirma la CIDH.

    El organismo hace un llamado a los estados a adoptar "sin dilación" las medidas necesarias para la ratificación e implementación de la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, y la Convención Interamericana contra Toda Forma de Discriminación e Intolerancia.

    Lea también: Denuncian a Estado colombiano ante CIDH por asesinatos de líderes sociales negros

    El ente recuerda que todos los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) están obligados a actuar "con debida diligencia" para prevenir, sancionar y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres, "incluyendo el racismo estructural y social prevalente en la región".

    La CIDH es un órgano autónomo e independiente de la OEA y tiene como mandato promover y defender los derechos humanos en la región. 

    Además:

    Racismo persiste en Bolivia pese a reconocimiento del Estado a afrodescendientes
    Voces femeninas se alzan contra la hegemonía de medios en América Latina
    Etiquetas:
    afrodescendientes, derechos humanos, CIDH
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik