En directo
    América Latina
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — La medida de casa por cárcel que otorgó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela al político opositor Leopoldo López es un intento del Gobierno de demostrar que la frustrada iniciativa de diálogo no está muerta, dijo a Sputnik la internacionalista Giovanna De Michele.

    "El Gobierno necesita recuperar la confianza del sector opositor para plantear la posibilidad de una nueva mesa de negociación, y necesita demostrarle al mundo que la negociación que se llevó a cabo con los expresidentes sigue vigente y está rindiendo frutos", dijo De Michele, profesora de la Universidad Central de Venezuela y experta en inteligencia y contrainteligencia.

    De Michele se refiere al diálogo que se inició el 30 de octubre del año pasado entre el Gobierno y la oposición con mediación del Vaticano y los exgobernantes José Luis Rodríguez Zapatero, de España, Martín Torrijos, de Panamá, y Leonel Fernández, de República Dominicana, suspendido en diciembre de 2016 cuando las partes se acusaron mutuamente de incumplir un acuerdo básico previo.

    Zapatero

    Ese acuerdo incluía trabajar por la paz, sumar esfuerzos para combatir "la agresión a la economía" nacional, levantar el desacato impuesto por el TSJ a la Asamblea Nacional (parlamento unicameral de mayoría opositora) y abordar la situación de los políticos detenidos.

    La especialista cree que la medida del TSJ a López busca mostrar que, pese a la parálisis pública de la negociación, la mediación ha dado resultado y es posible avanzar "aun cuando la decisión de otorgar un beneficio a López haya sido unilateral".

    "Es decir, pone sobre la mesa que el mecanismo de diálogo y negociación con la mediación ya establecida es efectivo, o sea que no ha fracasado, no ha muerto, no es necesario pensar en otro, porque este está dando frutos", insistió.

    De hecho, la prensa española destacaba este fin de semana el papel jugado por Rodríguez Zapatero en la liberación de López y el propio dirigente español emitió un comunicado al respecto.

    "Quiero expresar mi intensa satisfacción por la liberación de Leopoldo López. En primer lugar, por lo que supone para él y para su familia. También por ser un paso muy positivo instado por el Gobierno del Presidente (Nicolás) Maduro, en el marco de la Comisión por la Verdad, que debería permitir avanzar en favor de la paz y de la convivencia democrática en beneficio de todos los venezolanos", dijo Zapatero para añadir que sigue firme en "mi compromiso en la tarea de acompañamiento".

    Sin embargo, todo va a depender de la credibilidad que otorguen a esta medida los gobiernos del continente, acotó De Michele.

    "Si esto no daba ningún resultado se llegaría a la conclusión de que ha fracasado y habría que pensar en otra instancia, que probablemente no satisficiera tanto los intereses del Gobierno, como crear un grupo de países amigos dentro de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que no contara con el visto bueno del Gobierno", explicó.

    En ese caso, el Gobierno "hubiera tenido que limitar la acción mediadora de este grupo de países amigos y esto iba a complicar mucho más su imagen internacional".

    Al cambiar el lugar de reclusión de Leopoldo López de la cárcel militar de Ramo Verde a su casa, tras tres años y cinco meses en prisión, el Gobierno está asumiendo un riesgo grande, a juicio de De Michele.

    "Darle la posibilidad de cumplir su condena en su casa con sus familiares es un beneficio que molestó profundamente a las bases del oficialismo, y para que se haya tomado esta decisión necesariamente los beneficios que el Gobierno trata de perseguir tienen que ser sumamente altos", sostuvo.

    Cuando se toman decisiones de esta magnitud se analizan beneficios, costos y riesgos.

    El beneficio que obtenga el Gobierno debe justificar esta acción que trae consigo más fisuras en el oficialismo y hace que la oposición perciba una gran debilidad en el Poder Ejecutivo, afirmó.

    "Mientras más alto es el costo y el riesgo, más alto es el beneficio; normalmente el costo y el riesgo se pueden medir desde afuera, cualquier analista lo puede hacer, lo que no podemos evaluar es el beneficio porque eso lo maneja el decisor, en este caso el Gobierno venezolano", agregó.

    Negociaciones financieras

    Un aspecto que De Michele advierte que no se debe perder de vista son las dificultares que Venezuela afronta para negociar créditos internacionales, "indispensables para el Gobierno, que en el mes de julio debe honrar parte de su deuda externa".

    Por ello, la experta no pone en duda que la excarcelación de López esté relacionada con presiones internacionales en el ámbito financiero.

    Más excarcelaciones

    En los próximos días, aseguró, podrían registrarse nuevas acciones relacionadas con otros detenidos, como el dirigente del partido opositor Voluntad Popular, Yon Goicochea, y 14 agentes de la Policía de Chacao (municipio que hace parte del área metropolitana de Caracas), quienes están presos en el edificio Helicoide del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

    Los policías fueron acusados de estar involucrados en el asesinato en enero de 2016 del periodista Ricardo Durán, del canal estatal Venezolana de Televisión, y aunque la justicia ordenó que los liberaran en agosto del año pasado, el Sebin decidió mantenerlos detenidos.

    Goicochea fue detenido en agosto de 2016, luego de que presuntamente encontraran en su vehículo cordones detonadores para explosivos que, según el Gobierno, se utilizarían en un plan de golpe de Estado previsto para el 1 de septiembre de ese año.

    El político tiene su excarcelación ordenada por la justicia desde el mes de marzo.

    De confirmarse estas medidas, cree De Michele, se verá "un apaciguamiento a nivel de la OEA", porque se daría la impresión de que se está avanzando en el diálogo.

    Aunque la experta no cree la salida de López se haya negociado con la oposición, tampoco descarta que se esté negociando a puertas cerradas.

    Es que el país está "en un punto de quiebre y no se sabe hacia dónde caerán los pedazos cuando ese quiebre se materialice", por lo que las partes deben estar buscando que sea lo más rentable posible para sus intereses, observó.

    El otorgamiento de casa por cárcel a López, condenado a casi 14 años de prisión por las protestas violentas contra el Gobierno en 2014, tomó por sorpresa a la mayoría de los venezolanos.

    Desde inicios de abril, se desarrollan manifestaciones cotidianas contra el Gobierno que han dejado 91 muertos y más de 1.400 heridos.

    La oposición exige "la restitución del orden constitucional", la liberación de políticos presos y la suspensión de la Asamblea Nacional Constituyente que convocó el presidente Maduro.

    La elección de los constituyentes está fijada para el 30 de este mes.

    Etiquetas:
    Leopoldo López, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook