13:52 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    El río Amazonas

    Presidente brasileño culpa a antecesores del aumento de la deforestación en la Amazonia

    © AFP 2019 / Raphael Alves
    América Latina
    URL corto
    La cumbre del G20 en Hamburgo (160)
    101
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente brasileño, Michel Temer, aseguró en la cumbre del Grupo de los 20 (G20) países industrializados y emergentes que mandó aumentar los recursos destinados para combatir la deforestación de la Amazonia tras años de "retroceso".

    La lucha contra el cambio climático "es un compromiso que nos tomamos en serio y que se refleja, por ejemplo, en la protección de nuestros bosques: determiné que se aumenten los recursos para el combate a la deforestación en la Amazonia, después de años de retroceso y de desprestigio, de desprecio presupuestario y político", aseguró Temer ante los líderes de las principales economías del mundo en la ciudad alemana de Hamburgo (norte).

    La deforestación era una tendencia a la baja en Brasil en los últimos años, pero aumentó un 58 por ciento en 2016, según un estudio de la Fundación SOS Mata Atlántica y del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales.

    Las organizaciones ecologistas culpan de la deforestación al "lobby" del potente sector agropecuario que, consideran, tiene más poder y más margen para influir en las decisiones del actual Ejecutivo que en gobiernos anteriores, comandados por la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016).

    Citan como ejemplo dos medidas que se tramitaban en el Senado y que iban a acabar con la protección de más de 600.000 hectáreas de selva amazónica, aunque finalmente Temer decidió vetarlas, ante la presión de ecologistas e incluso de la popular modelo brasileña Gisele Bündchen, que se sumó a la campaña de la organización no gubernamental WWF.

    A pesar de que Temer culpó a los gobiernos anteriores, recientemente en su visita oficial a Noruega fue reprendido por las autoridades de ese país por el aumento de la deforestación.

    Noruega es el país que realiza más aportes al Fondo Amazonia, que busca preservar la selva con ayuda internacional.

    La primera ministra noruega, Erna Solberg, anunció que ante los malos resultados contra la deforestación su país dejaría de aportar casi 50 millones de dólares a ese fondo común.

    Sin embargo, Solberg dejó la puerta abierta a volver a niveles anteriores si Brasil se esforzaba y conseguía revertir la tendencia.

    En su discurso en la cumbre del G20, que se celebra en Hamburgo, el mandatario brasileño también reiteró el compromiso de Brasil con el Acuerdo de París contra el cambio climático y dijo que es "urgente" llevar a cabo una transición energética hacia nuevas fuentes de energía.

    Agregó que el sector de los transportes es decisivo para reducir las emisiones de gases contaminantes y que Brasil puede aportar su experiencia en los biocombustibles, "que deben tener una presencia creciente en la matriz energética mundial".

    Temer no iba a participar en la reunión del G20 debido a la inestabilidad por la que pasa el país, pero finalmente acudió a la cita en Alemania.

    El presidente brasileño está denunciado formalmente por corrupción y podría perder el cargo en las próximas semanas.

    Tema:
    La cumbre del G20 en Hamburgo (160)

    Además:

    Brasil pierde dos veces el tamaño de Luxemburgo en bosques cada año
    Alemania dona 5,5 millones de euros a Ecuador para proteger los bosques
    Etiquetas:
    deforestación, cumbre de G20, Michel Temer, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik