Widgets Magazine
06:02 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos (archivo)

    Pista narco sigue abierta en caso Ayotzinapa

    © REUTERS / Edgard Garrido
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Sigue abierta la pista sobre el tráfico de drogas como posible móvil de la desaparición en septiembre de 2014 de 43 estudiantes de Ayotzinapa, México, dijo el fiscal especial del caso, Alfredo Higuera, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

    Acerca de la situación de un quinto autobús, ocupado el 26 de septiembre de aquel año por alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, el fiscal Herrera dijo que "esa unidad no fue retenida, permaneció un tiempo sin ser asegurada, y está contemplado el trasiego de droga, seguiremos profundizando en ello".

    Lea más: Padres de 43 desaparecidos exigen a fiscalía de México resultados finales de investigación

    El fiscal habló en una audiencia del 163 periodo de sesiones de la CIDH, organismo autónomo de la Organización de los Estados Americanos, que se celebra en Lima.

    "Sobre el quinto autobús (…), en pruebas técnicas y periciales, no se encontró droga ni compartimientos ocultos", dijo Herrera en referencia a la aplicación de rayos X, análisis de la estructura y sistema de rodamiento.

    Luego de analizar la ruta de ese autobús que podría estar cargado con droga, concretamente de amapola destinada a la ciudad de Chicago (noreste de EEUU), como sugirió el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, "no se han encontrado indicios de droga ligados al autobús", añadió Higuera.

    El fiscal especial del caso reconoció, con todo, que el vehículo permaneció sin vigilancia policial luego de la llamada masacre de Iguala, en la terminal de autobuses de esa ciudad del centro-sur de México.

    Los investigadores establecieron, según información satelital, que es el mismo autobús que realizó "una ruta con cuatro altos antes de salir de Iguala (situada 220 kilómetros al sur de Ciudad de México), el más prolongado cuando los jóvenes descendieron de la unidad debido a una acometida policial".

    "Eso no quiere decir que neguemos tajantemente el tema del trasiego de drogas; hay información testimonial que habla de que ese trasiego existía", puntualizó.

    El fiscal sostuvo que "seguiremos abordándolo, no vamos a resolver por resolver, sino obtener información para esclarecer cada detalle".

    Las autoridades mexicanas están empantanadas en la investigación sobre el ataque contra cinco autobuses repletos de alumnos que viajaban a conmemorar un aniversario de la masacre de estudiantes universitarios en la Plaza de Tlatelolco de la Ciudad de México, perpetrada en 1968.

    El ataque a balazos fue ejecutado por policías y narcotraficantes confabulados en patrullas policiales y camiones en Iguala y dejó seis personas muertas, 25 heridas y 43 alumnos de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa, desaparecidos.

    Higuera explicó los avances de esa línea de investigación, ante un panel que integraron los comisionados de la CIDH y abogados de los familiares las víctimas, al detallar las pesquisas federales con respecto a tres asuntos que la fiscalía debía haber resuelto en junio de este año.

    Esos temas son la pista del narcotráfico, los celulares de algunos de los jóvenes desaparecidos que permanecieron activos, y no fueron incinerados como decía el informe de "Verdad Histórica" de la Procuraduría General de la República, y la participación en los ataques contra los cinco autobuses repletos de jóvenes de patrullas de policía del municipio de Huitzuco, vecino a Iguala.

    Policías de ese pueblo fueron señalados en testimonios de detenidos por este caso, pero ninguno ha sido arrestado.

    Investigadores de CIDH pudieron haber sido espiados

    Miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que contribuyeron a investigar el crimen de Ayotzinapa, México, recibieron el mismo tipo de mensajes maliciosos utilizados para espiar a periodistas y activistas mexicanos, dijo este jueves el expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), James Cavallaro.

    "Varios miembros del grupo (GIEI), así como su secretario ejecutivo recibieron en marzo de 2016 mensajes muy parecidos a los que se describen en el informe titulado Gobierno Espía (realizado por la Red de Derechos Digitales)", dijo Cavallaro al leer una comunicación recibida por la CIDH que celebra esta semana su 163 periodo de sesiones en la capital de Perú.

    Además:

    Adolescentes desaparecidas en México: un incremento de casi 1000% en cuatro años
    "Hay intereses ocultos para no encontrar a nuestros familiares"
    Etiquetas:
    estudiantes, investigación, desaparición, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik