En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La organización no gubernamental Human Right Watch (HRW) alertó de la grave situación que vive el departamento colombiano de Chocó (noroeste) debido a la presencia de grupos guerrilleros y paramilitares, por lo que hizo un llamado al Gobierno colombiano para que atienda la situación.

    "El Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el grupo sucesor del paramilitarismo Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) están cometiendo graves abusos contra comunidades afrocolombianas e indígenas wounaan ubicadas a la vera del río San Juan en Colombia", publicó HRW en un comunicado emitido desde Washington.

    La organización señaló que el ELN y las AGC son responsables de abusos contra numerosas víctimas en el municipio de Litoral de San Juan y en zonas rurales del distrito de Buenaventura (suroeste).

    "Los grupos son responsables de asesinatos, reclutamiento de menores, colocación de minas antipersonales y amenazas, y han provocado el desplazamiento de miles de personas en los últimos años", señaló.

    La disputa del territorio por parte de ambas organizaciones ha generado el desplazamiento forzado de cientos de familias y obligado a otras a confinarse en sus comunidades, por lo cual no pueden acceder a los medios tradicionales de subsistencia, señaló en el comunicado José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

    Esa organización visitó ocho comunidades en las que los residentes manifestaron que como consecuencia de las acciones de los grupos no pueden realizar plenamente sus actividades económicas diarias, como pescar, talar madera y cultivar, e incluso resaltaron que era difícil conseguir alimentos y agua potable.

    Según datos oficiales de los que hizo acopio HRW, en 2016 casi 3.000 personas se desplazaron en Litoral de San Juan, que tiene una población de 15.000 personas, lo cual convierte a este municipio en el segundo con mayor cantidad de personas desplazadas, después de la ciudad portuaria de Buenaventura.

    Protección

    HRW destacó que pese a que el Estado tiene la obligación de asistir a los desplazados, los esfuerzos no han sido suficientes en ese sentido, razón por la cual Vivanco hizo un llamado a las autoridades para que brinden protección a las comunidades.

    "A menos que las autoridades les brinden protección, la promesa de paz en Colombia seguirá siendo solamente una lejana ilusión para estas comunidades vulnerables del Chocó", dijo.

    En su comunicado, HRW expuso que mientras el ELN mantiene conversaciones de paz con el Gobierno colombiano en Quito, sus combatientes someten a estas comunidades a graves abusos.

    "Los negociadores en Quito deberían examinar los abusos cometidos en Chocó", señaló Vivanco.

    Desayuno del presidente Rafael Correa con las delegaciones del ELN y del Gobierno de Colombia
    © Foto : Eduardo Santillán/ Presidencia de la República
    El Gobierno colombiano y el ELN mantienen diálogos de paz en su fase pública desde el pasado 8 de febrero, luego de que la participación de ese grupo rebelde con el Ejecutivo fuera respaldado por varios sectores que consideran que sólo se puede hablar de una paz general para Colombia cuando se logre un armisticio similar al alcanzado con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en noviembre pasado.

    El conflicto armado colombiano, que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes del Estado y grupos narcotraficantes por más de medio siglo, es el más antiguo del continente y ha dejado unos ocho millones de víctimas, así como 300.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,8 millones de desplazados, según reportes oficiales.

    Además:

    Lenín Moreno: Ecuador seguirá apoyando diálogos entre Gobierno de Colombia y ELN
    Gobierno de Colombia quiere avanzar rápido en diálogos con ELN
    Etiquetas:
    Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, Human Rights Watch, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook