05:39 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Bandera de México

    Elecciones provinciales en México mostraron los vicios renovados de la política

    © CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    211
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Los vicios de la corrupción, los masivos gastos de campaña que rebasan los topes establecidos por las leyes electorales y las campañas sucias en la prensa fueron los elementos notables de los comicios provinciales, coincidieron analistas consultados por Sputnik.

    En la última jornada electoral hacia las presidenciales de 2018, el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) lograba apretados triunfos ante los partidos opositores, sobre todo en los estados de México (centro sur) y Coahuila (norte) con ventajas no mayores a los 3 puntos porcentuales.

    "Las diversas oposiciones claramente recogen el hartazgo de la mayoría de la población con la corrupción y el uso ilegal del gasto público de los gobernantes", dijo a esta agencia el director general de Simetría, un centro de estrategias e innovación política, Óscar Arredondo.

    El experto en temas de políticas públicas para la rendición de cuentas cree que en las elecciones provinciales de los estados mexicanos de Coahuila y Nayarit (centro-oeste) "se reflejó el tema de los exgobernantes procesados por millonarios peculados, detenidos y prófugos, tanto como la inseguridad y el estancamiento económico, que motivan a la gente para salir a castigar esas prácticas".

    El PRI se las arregló con menos de la tercera parte de las preferencias, ante una oposición que abandonó la promoción del voto nulo.

    "Aunque los niveles de participación son menores que en las elecciones presidenciales de cada seis años, los candidatos de la oposición contra el statu quo y los abusos del poder público, focalizado en el PRI, ya suman un 70 por ciento", consideró Arredondo.

    Las maquinarias políticas electorales muestran el desgaste: "Han quedado atrás los triunfos arrolladores y la manipulación de la política encuentra a una ciudadanía más informada y participativa", consideró el investigador.

    El electorado opositor más atractivo en el estado de México, donde el PRI nunca ha perdido, fue el de las izquierdas, que participó dividido y sumó más de la mitad de los sufragios.

    Un segmento fue atraído por el partido de Andrés Manuel López Obrador, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) registrado en 2014, que logró uno de cada cuatro votos, en su primera elección en el estado de México y podría impugnar el resultado apretado.

    La otra parte votó por el Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda), que encuentra apoyo entre las clases medias y la población con más años de estudios, según el analista.

    Hacia las elecciones de 2018 es posible que se comience a configurar de nuevo la idea de una alternativa binaria para vencer al PRI o de "voto útil", que podría acercar a las oposiciones fragmentadas en al menos siete partidos, con una agenda anticorrupción y contra la inseguridad, puntualizó Arredondo.

    Nuevas formas, viejas artimañas

    El politólogo de la Universidad Iberoamericana (UIA, jesuita) Rubén Aguilar Valenzuela afirmó que los partidos políticos repitieron, todos sin excepción, las mismas artimañas con las cuales violaron la ley electoral que ellos mismos diseñaron.

    Los aparatos partidistas mostraron su fuerza y sus vicios: por ejemplo, la maquinaria del PRI en el Estado de México y Coahuila "operó para llevar a las urnas a su voto duro y logró que esos dos estados sigan estando en la lista de cinco entidades donde nunca ha habido alternancia desde el fin de la Revolución Mexicana", dijo el consultor político.

    La otra cara de la misma moneda es "la estrategia de campañas negras que denuncian expedientes oscuros y las campañas sucias, basadas en noticias falsas, en las que se valieron de todos los medios legales e ilegales".

    Por ejemplo, algunos medios no tuvieron escrúpulos en publicar noticias y encuestas falsas, "unos por cuenta propia, otros pagados por los partidos", lamentó Aguilar.

    El mayor de todos los vicios es el gasto escandaloso de las campañas "que va de 10 a 15 veces más de los topes permitidos", estimó el académico.

    Finalmente, las elevadas tasas de ausentismo, que rondaron la mitad del resultado, también expresan otro tipo de hartazgo pasivo.

    De cara a las elecciones presidenciales del 2018, estos comicios prenden muchos focos rojos, advirtió el politólogo: "Gastos escandalosos e ilegales que violan los códigos electorales y las intensas campañas sucias, que las autoridades no pudieron impedir".

    Sin embargo, el país ha avanzado en los mecanismos de conteo de votos, pues "ahora se impiden los vulgares fraudes electorales de antes, pero los vicios han adoptado nuevas formas, en los flujos de dineros ilegales", puntualizó.

    Mercados financieros

    La corta ventaja de menos del 3 por ciento en los feudos históricos del PRI ante a su principal contendiente de izquierda tranquilizó a los mercados financieros y el peso tuvo su mejor jornada en nueve meses.

    "Aunque el resultado no elimina la posibilidad de que se observe alternancia en las elecciones federales de 2018, sí se reduce la probabilidad, pues el estado de México es una entidad clave para el partido que actualmente se mantiene en el Gobierno Federal", dijo Gabriella Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

    La idea de un triunfo del partido de izquierda, Morena, en 2018, "es considerada como riesgosa por el mercado para el correcto desarrollo de las reformas estructurales más recientes y para el futuro de las relaciones con el principal socio comercial, EEUU", agregó Siller.

    Según los últimos datos difundidos el lunes, el PRI adelanta con el 33,70 por ciento de los votos a Morena en la disputa por la Gobernación del estado de México tras realizarse el 97,01 por ciento del conteo oficial.

    Etiquetas:
    elecciones, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik