En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El Estado colombiano debe abandonar la llamada "guerra contra las drogas" y abordar el problema desde una óptica de salud pública, dijo el miércoles en México el hijo del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, Sebastián Marroquín.

    "Este cuento de declararle la guerra y salir a combatir este problema de salud pública con ametralladoras me parece que va en contra vía de los valores humanos, creo más en la regularización y que el Estado asuma la responsabilidad y el control de esas sustancias", dijo Marroquín en el marco de una conferencia sobre su padre celebrada en la ciudad de Tampico (noreste), según consigna el diario local El Universal.

    El hijo del célebre narcotraficante colombiano está disertando desde el martes en varias ciudades del estado de Tamaulipas (noreste) ante miles de alumnos de secundaria y nivel medio superior, en el marco de una iniciativa del Gobierno de ese estado y del también estatal Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia para desincentivar a los jóvenes de involucrarse en el narcotráfico.

    Marroquín, cuyo verdadero nombre es Pablo Escobar Henao, dijo ante los jóvenes que los últimos años de su padre fueron azarosos e infelices, pese a ganar hasta 70 millones de dólares cada fin de semana.

    "Yo hubiera cambiado todos los lujos y riquezas por poder tener un hogar y tranquilidad a lado de mi papá", dijo en la conferencia del martes, reseña El Universal.

    Asimismo, se refirió a la imagen que de su padre —líder del extinto Cartel de Medellín- presenta la serie Narcos, de Netflix, en la cual se le hace ver como "todopoderoso", cuando en realidad "entre más dólares ganaba (…) más pobremente tenía que vivir".

    Finalmente, Marroquín —quien por razones de seguridad vive en Argentina y no en Colombia- destacó que pese a las situaciones negativas que como narcotraficante vivió su padre, recibió de él educación, amor y valores.

    Apodado "El Patrón", Escobar nació el 1 de diciembre de 1949 en la ciudad de Rionegro, estado de Antioquia (noroeste), y falleció el 2 de diciembre de 1993 en Medellín, capital del mismo estado.

    El Cartel de Medellín, que Escobar fundó y dirigió, llegó a manejar cerca del 80 por ciento de la producción y distribución de cocaína durante la década de 1980.

    Se estima que su fortuna llegó a rondar los 30.000 millones de dólares.

    En los años previos a su muerte, Escobar fue el hombre más buscado por la agencia estadounidense antidrogas (DEA).

    Además:

    El hijo de Pablo Escobar, molesto por supuestos errores de la serie 'Narcos'
    Colombia: El éxito de la lucha contra la droga depende de que EEUU reduzca el consumo
    Ayuda de EEUU a Colombia contra narcotráfico en duda por plan de recorte de Trump
    Etiquetas:
    drogas, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook