Widgets Magazine
En directo
    Extracción de petróleo

    Extensión del acuerdo de la OPEP evita colapso de la industria, pero no sube los precios

    © REUTERS / Isaac Urrutia
    América Latina
    URL corto
    0 30

    CARACAS (Sputnik) — El acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de otros productores para prolongar hasta marzo de 2018 un recorte de extracción de crudo contendrá el colapso de la industria, pero no llevará los precios al nivel que necesitan países como Venezuela, dijo a Sputnik el economista Carlos Mendoza Potellá.

    "La OPEP está jugando un papel bastante desairado, sus posibilidades son pequeñas, esta extensión del acuerdo va a impedir el colapso, pero no va a subir los precios a 60 o 70 dólares por barril como desean algunos países, en particular Irán, Venezuela y Rusia", expresó Mendoza Potellá, magíster en Economía y Administración de los Hidrocarburos de la Universidad Central de Venezuela.

    Sin embargo, el especialista considera que el acuerdo "es lo menos" que pueden hacer la OPEP y los socios externos al bloque.

    "Hay quienes piensan que para hacer más debería haber un recorte mayor, pero yo considero que ese recorte mayor está fuera de las posibilidades y de la voluntad de la mayoría", añadió.

    A finales de 2016, la OPEP acordó, junto con Rusia y otros países externos a la OPEP, recortar la cuota de producción en 1,8 millones de barriles diarios para ubicarla en 32,5 millones de barriles al día.

    Desde entonces, el precio del barril del petróleo se ha mantenido entre los 47 y 50 dólares por barril, una cotización superior a los 30 dólares por tonel que marcaron los indicadores petroleros en el primer trimestre del 2016.

    Sin embargo, la sobreoferta de crudo, que hizo caer estrepitosamente los precios de este hidrocarburo los últimos dos años, "sigue latente", aseguró Mendoza Potellá.

    Este acuerdo entre países productores de crudo se planteó como una de las vías para detener el incremento de los inventarios, que se han visto saturados en los últimos tres años por la sobre producción de lutitas (petróleo de esquisto) por parte de Estados Unidos.

    No obstante, el economista venezolano considera que los inventarios no van a caer tanto como se espera.

    "Sí están cayendo, pero todavía están por encima del promedio, hay un equilibrio bastante delicado, que está mediado, entre otras cosas, por el aumento de la competitividad del petróleo de las lutitas que cada día registra nuevos récords de caída del punto de equilibrio", señaló.

    Petróleo de lutitas: una amenaza

    La principal amenaza está en los pozos en proceso de construcción de Estados Unidos, "los cuales están disponibles para arrancar en cualquier momento que los precios lo permitan", dijo el economista.

    Por ello, el especialista sostiene que aunque la decisión de la OPEP "es la única" que estos países pueden tomar, destaca que puede no ser efectiva a largo plazo.

    Mendoza Potellá consideró que el Plan "Energético Estados Unidos Primero", propuesto por el presidente estadounidense Donald Trump, es una amenaza para los precios del crudo, pues tiene intenciones de impulsar programas energéticos de bajo costo para los estadounidenses y reducir la importación de petróleo a través del reimpulso a los proyectos de shale oil o petróleo en lutitas.

    En ese sentido, el economista, también asesor del Banco Central de Venezuela, explicó que un ascenso en la producción de Estados Unidos añadiría una presión bajista sobre los precios de barril.

    "Están buscando la manera de abrir las zonas federales a la búsqueda del nuevo petróleo y eliminar las regulaciones ambientales para permitir el desarrollo de carbón, todo eso está en el plan de soberanía energética de Estados Unidos y por supuesto es una amenaza", añadió.

    Además, se observa que los fondos de coberturas de Estados Unidos están fijando un techo al precio del crudo, "e incluso ponen el precio de 60 dólares por barril, fuera del alcance de cualquier decisión que se pueda tomar OPEP", acotó.

    En este escenario Venezuela luce como uno de los países más afectados, pues la mayoría de sus divisas provienen del petróleo, y aunque el ingreso es superior al de los dos años anteriores, "no se compensa con la caída de la producción nacional", agregó Mendoza Potellá.

    "Venezuela se ha comprometido demasiado con la producción de crudo extrapesado y ese precisamente es el campo donde están recortando sus inversiones las grandes compañías petroleras, porque es muy costoso", explicó.

    Según el último informe de la OPEP, Venezuela está produciendo 1,8 millones de barriles diarios, pese a que su producción no debería estar por debajo de los 2,1 millones de barriles por día, lo que según el especialista está estrechamente relacionado con la caída de las inversiones.

    En una reunión ministerial en Viena, la OPEP, encabezada por Arabia Saudí, y otros 11 grandes productores que no pertenecen al cartel petrolero, como Rusia y México, acordaron prolongar hasta el 1 de abril de 2018 los recortes de producción, para sacar del mercado 1,8 millones de barriles diarios, pactado originalmente para los primeros seis meses de 2017.

    Además:

    Ministro de Petróleo venezolano califica de productiva reunión de la OPEP en Viena
    Acuerdo en la OPEP "es un logro" para Venezuela
    Etiquetas:
    petróleo, OPEP, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik