En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    El Chocó es un departamento de Colombia que cuenta con inmensas riquezas y recursos naturales. Aún así, sus habitantes son víctimas de la pobreza, la violencia y la acción de grupos paramilitares debido a la ausencia del Estado. Miles de personas han iniciado un paro cívico en contra de esta situación.

    El departamento del Chocó ocupa una extensa franja de la costa colombiana sobre el océano Pacífico. El territorio tiene yacimientos de oro, cobre y platino, además de albergar una biodiversidad increíble debido a sus características geográficas y climáticas. Aún así, es una de las regiones más pobres de Colombia, donde la escasez de infraestructura sanitaria, educativa y vial condena a su población a una situación de emergencia.

    "El principal problema en el Chocó en este momento es que es una tierra muy rica, muy productiva una tierra con muchos minerales y que las multinacionales se han empeñado en querer someter. No lo habían hecho porque ahí estuvieron las FARC desde hace muchos años. Ellos tampoco permitían que entraran paramilitares. Ahora que las FARC están en el proceso de paz, hay una arremetida brutal por parte de los paramilitares hacia las comunidades, sobre todo las indígenas y las afro, que están confinadas en mucha parte del territorio", dijo a Sputnik Bibiana Ramírez, periodista de la agencia Prensa Rural.

    Más: Sindicatos de Colombia convocan a paro general en medio de jornada de protestas

    El 2 de mayo, miles de personas se desplazaron desde diversos puntos del Chocó hacia Riosucio, uno de los principales municipios del departamento, para protestar contra la inacción estatal. Ramírez indicó que al menos "3.000 indígenas y 1.500 afro" llegaron a esa localidad, de unos 40.000 habitantes.

    Desde entonces llevan adelante una protesta por tiempo indeterminado. El 10 de mayo, la movilización social llegó a su punto más álgido, con la suspensión de actividades en todo el departamento. Se estima que unas 70.000 personas adhirieron a la protesta, que ha afectado la actividad normal en la zona.

    "Piden más inversión en esa región, más infraestructura, educación y salud porque es una región totalmente abandonada", explicó la entrevistada, que presenció las protestas en Riosucio.

    Más: Grupo armado no identificado secuestra ocho personas en el noroeste de Colombia

    No es la primera vez que se da una movilización social de este tenor. En agosto de 2016, los chocoanos realizaron otro paro cívico, que se extendió durante ocho días y que culminó con la suscripción de un acuerdo entre líderes sociales y las autoridades, por el que el Gobierno se comprometió a mejorar las condiciones de vida del territorio.

    Sin embargo, a pesar de estas promesas, el Estado "nunca ha hecho cambios", circunstancia que molesta a los chocoanos. Ante el descontento en Riosucio, el gobernador departamental, Jhoany Palacios Mosquera, se reunió con los manifestantes, sin llegar a un acuerdo definitivo hasta el momento.

    Más: Defensor del pueblo de Colombia convoca reunión de alto nivel

    Una de las exigencias principales de los habitantes es que el Gobierno desmine la zona "para que la gente pueda retornar" a sus hogares. Esto "no se empieza de un día para el otro, entonces la gente se va a quedar muchos días más desplazada" en Riosucio. A medida que pasa el tiempo, la precariedad de quienes acampan en ese municipìo aumenta: escasea la comida, la atención médica es insuficiente y no tienen un lugar estable donde quedarse.

    "Hay gente que no va a volver porque su territorio está minado y no tienen donde asentarse, entonces para quedarse en la casa quietos se van para el pueblo", explicó la periodista de Prensa Rural.

    Más: Un total de 156 líderes sociales fueron asesinados en Colombia en los últimos 14 meses

    El devenir de las protestas en este momento depende del Gobierno, opinó Ramírez. Si no respondiese, "la gente se queda en un paro determinado", en consonancia con lo que sucede con muchos gremios actualmente en conflicto en otros puntos de Colombia.

    "No se han cumplido ciertos compromisos a los que se han llegado, entonces la gente va a empezar a movilizarse en todo el país. En el Chocó precisamente se precisa inversión porque la situación es muy terrible. La pobreza se ve inmediatamente: no hay nada de inversión, no hay acueductos, en algunos municipios la luz llega dos horas al día, las calles están en un estado terrible. En las escuelas, los niños tienen clase debajo de un árbol o en instalaciones que están deterioradas y que están a punto de caerse", concluyó.

    Además:

    Presidente de Colombia anuncia medidas para frenar violencia contra líderes sociales
    Gobierno de Colombia reitera a ELN que cese la práctica de secuestros
    Etiquetas:
    paro cívico, infraestructuras, minas, Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, FARC, Chocó, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik