En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) concluyó su declaración ante el juez de la Operación Lava Jato, Sérgio Moro, en una audiencia que insumió más de cinco horas.

    "Lula, guerrero, del pueblo brasileño", aclamaban los simpatizantes que lo esperaban a la salida de su encuentro con el juez en la sureña ciudad de Curitiba, capital del estado de Paraná, según recoge la prensa local.

    La Justicia Federal de Paraná divulgará el contenido íntegro de la audiencia en las próximas horas, cuando se conocerá el detalle de la defensa de Lula.

    Durante toda la tarde el expresidente respondió a las preguntas de Moro, de los procuradores del Ministerio Público Federal y de sus abogados.

    Miles de integrantes de movimientos sociales de izquierda y sindicatos agrupados en el Frente Brasil Popular se reunieron para respaldar al expresidente en la plaza Santos Andrade, en el centro de la ciudad.

    Unas 4.000 personas, según la Policía Militar, lo esperan allí para que pronuncie unas palabras, aunque los allegados al expresidente no han confirmado su presencia.

    En paralelo, los menos numerosos "defensores de la Operación Lava Jato" expresaron su rechazo a Lula en otra parte de la ciudad, junto al Museo Niemeyer, y hasta ahora la jornada transcurrió sin incidentes entre las dos partes.

    La primera comparecencia de Lula ante el juez estuvo rodeada de fuertes medidas de seguridad, con un cordón policial que evitaba que los manifestantes que acercaran al edificio del tribunal federal.

    Más de 1.700 policías militares vigilaban el miércoles las calles de Curitiba.

    Lula respondió en calidad de acusado por el caso del apartamento de Guarujá, ubicado en el sureño estado de São Paulo, una de las cinco causas abiertas en su contra en el marco de la Operación Lava Jato.

    Los fiscales aseguran que este apartamento, un tríplex de lujo, fue un regalo que la constructora OAS hizo a Lula y a su esposa a modo de soborno por los favores prestados dentro de la trama corrupta de la empresa petrolera semiestatal Petrobras.

    El expresidente ha negado esta acusación de forma rotunda, asegurando que el inmueble nunca fue de su propiedad y reclamando a los investigadores que aporten pruebas que demuestren su presunto vínculo con ese bien.

    Además:

    Juez brasileño suspende las actividades del Instituto Lula
    Partidarios del brasileño Lula se manifestarán "contra la criminalización" del PT
    Lula, en el banquillo pero popular, porque "Brasil lo echa de menos"
    Etiquetas:
    Operación Lava Jato, Sérgio Moro, Luiz Inacio Lula da Silva, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook