En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El mexicano Dámaso López, alias "El Licenciado", capo del narco arrestado en su país, fue autor intelectual de la primera fuga de Joaquín el 'Chapo' Guzmán Loera en 2001, y peleaba por la herencia del Cartel de Sinaloa, dijo a Sputnik el especialista José Reveles.

    "El Licenciado era buscado por EEUU, pero se convirtió en uno de los principales capos del Cártel de Sinaloa hace unos 16 años, cuando era subdirector de Seguridad y Custodia del penal de alta seguridad de Puente Grande, donde orquestó la primera fuga (de Guzmán) el 18 de enero de 2001", recuerda el autor de el 'Chapo': entrega y traición" (2014), biografía no autorizada del máximo jefe del Cártel de Sinaloa.

    Guzmán había sido arrestado en Guatemala en 1993 y se fugó pocos días después de que López renunciara a su cargo y desapareciera.

    El Chapo controlaba esa cárcel de alta seguridad gracias a su compadre López, quien fue arrestado por militares y agentes federales en Ciudad de México.

    El Licenciado comenzó su carrera como policía judicial, ascendió a jefe de vigilancia en las prisiones de Morelos, Tamaulipas, y el mítico Almoloya del Estado de México, reseña Reveles.

    Finalmente, logró el valioso puesto de subdirector del penal Puente Grande, en el que se mantuvo durante un año, recuerda el reconocido investigador, autor de una docena de libros sobre el narcotráfico.

    Con la complicidad de 71 funcionarios, el 11 de enero de 2001 al menos 15 custodios cuidaron que un carro de lavandería con ropa sucia ascendiera tres niveles de la prisión para llegar hasta donde estaba la celda del Chapo, pasara seis puntos de vigilancia y llegara al estacionamiento con el capo narco dentro.

    Desde entonces y hasta su captura, Guzmán se convirtió en el hombre más buscado por el Buró Federal de Inteligencia (FBI, por su sigla en inglés) e Interpol después de Osama Bin Laden.

    Violenta lucha por herencia de Sinaloa

    "En mi libro mencionaba que Los Chapitos —como se conoce en el mundo del crimen a los hijos del fundador del Cártel de Sinaloa—, quisieron quedarse con los mandos del cártel en la península de Baja California, empezando por las ciudades de La Paz y Los Cabos", relató Reveles.

    Pero esa pretensión fue frenada por el secuestro que sufrieron en agosto pasado en el restaurante La Leche, del balneario Puerto Vallarta (oeste).

    "Una parte de la violencia en México es un conflicto armado que pronostiqué entre los jóvenes de nuevas generaciones que ayudaban a sus padres, luego de la primera recaptura del Chapo en febrero de 2014", explicó Reveles y aseguró que "esa captura fue pactada".

    Guzmán permaneció en prisión hasta el 22 julio de 2015, cuando volvió a fugarse.

    Finalmente volvería a ser capturado en enero del año pasado.

    El Chapo fue extraditado a EEUU el 19 de enero de este año, un día antes de la toma de posesión del presidente Donald Trump, y el miércoles próximo enfrentará una audiencia en una corte federal de Brooklyn, Nueva York.

    Desde principios de este año, una nueva ola de violencia en Sinaloa ha sido atribuida por las autoridades federales a disputas internas dentro la organización fundada por el Chapo, junto con José Esparragoza, alias El Azul —a quien su familia reportó fallecido en 2014, aunque su supuesta muerte no está confirmada por las autoridades-, e Ismael Zambada, alias El Mayo, el más escurridizo de los fundadores.

    "El Licenciado peleaba contra los hijos del Chapo y el Mayo Zambada por heredar el control de la principal mafia del crimen organizado", afirmó el autor.

    Reveles considera que el secuestro de los hijos del Chapo, en Puerto Vallarta, "fue una operación de El Mayo Zambada, que en ese momento apoyaba a Dámaso y sus herederos, para poner quietos" a los hijos de Guzmán.

    En una carta fechada el pasado 8 de febrero, Los Chapitos denunciaron que El Licenciado les tendió una trampa en una supuesta reunión con El Mayo, después del secuestro, cuando fueron acribillados cinco de sus guardaespaldas.

    "En esa pelea de Los Chapitos contra los ahora llamados Dámasos, están apoyados por un tío, Aureliano Guzmán, alias El Guano, hermano del Chapo, que defiende las propiedades de la matriarca, Doña Consuelo Loera", señala.

    El expediente en EEUU

    El investigador retrata a Dámaso López, quien estaba en la lista de más buscados de la agencia antidrogas estadounidense (DEA), en base a un expediente de 2013 de una corte federal del estado de Virginia, al este de EEUU.

    Esa corte estimó las ganancias de Dámaso López en 280 millones de dólares, producto de la "conspiración para distribuir cocaína en EEUU", y ordenó su arresto el 8 de marzo de 2014.

    "En mi libro (publicado tras la recaptura de 2014 del Chapo) pronostiqué que era inevitable el derramamiento de sangre en la pelea por la herencia del Cártel de Sinaloa", recuerda Reveles.

    Para el autor, esa lucha está "cimbrando" al más antiguo y poderoso grupo de producción y venta de drogas, incluyendo marihuana, cocaína y psicotrópicos sintético, no solo de México y EEUU, "sino en (todo) el continente americano y posiblemente en el mundo".

    López fue detenido por efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional de México y la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República en la Colonia Anzures, una zona de clase media alta de Ciudad de México.

    Además:

    El 'Chapo' Guzmán, botín de una guerra perdida
    El 'Chapo' Guzmán en Estados Unidos: ¿testigo protegido o preso sin influencia?
    Extraditan al narcotraficante el 'Chapo' Guzmán a EEUU (fotos)
    Investigación: los hombres del 'Chapo' perpetraron ataque contra militares en México
    Etiquetas:
    Cártel de Sinaloa, Dámaso López Núñez, Joaquín el 'Chapo' Guzmán, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook